×
Sergio Sarmiento
Sergio Sarmiento
ver +
Empezó su carrera profesional en la revista Siempre! a los 17 años, cuando era todavía estudiante de preparatoria. Obtuvo la licenciatura en filosofía con honores de la Universidad York de Toronto, Canadá. A los 22 años entró a trabajar como redactor en Encyclopaedia Británica Publishers, Inc. y dos años más tarde fue nombrado director editorial de las obras en español de la empresa.

" Comentar Imprimir
03 Agosto 2020 04:00:00
Sarcasmos
Escuchar Nota
En el golfo árabe, los países (o caricaturas de países) se enfrentan a la bancarrota. Omán apenas puede pagar su factura de electricidad. Un recordatorio de la naturaleza para los ingenuos y voluntariosos que se asombraban de una “riqueza” derivada de los ingresos petroleros, una “riqueza” ficticia, a contrapelo, insostenible. ¿Una pista de hielo en pleno desierto con 40 grados a la sombra? ¿Las torres más altas de la tierra, inviables sin enormes dosis de electricidad para sus elevadores, iluminación y refrigeración? Los dioses primero ciegan a quienes quieren perder. Y a los potentados petroleros los cegó con una “riqueza” ficticia: un chorro de ingresos abundantes pero temporales y azarosos.

Quiebra de los países sumergente

“El FMI ha estado presionando para diferir la deuda de los mercados emergentes. Más de 100 naciones han pedido ayuda al FMI. La pura estupidez de este confinamiento del coronavirus es increíble. Parece que ningún político se molestó en pedir consejo a nadie más que a epidemiólogos. Neil Ferguson puede haber renunciado por mal juicio, pero los políticos que no consultaron otros campos, incluida la economía, deberían renunciar. La falta de sentido común se traduce en el triste hecho de que los políticos han desencadenado un ciclo de crisis monetaria en los próximos dos años, ya que han perturbado gravemente la economía mundial. Estos mercados emergentes no podrán pagar sus deudas en el corto plazo, especialmente ahora que los políticos europeos están tratando de convertir la economía en un New Deal y un Orden Mundial Verdes. Esto devastará las economías y detonará incumplimientos masivos de deuda soberana. No podríamos haber elegido a nadie más con muerte cerebral que aquellos que ocupan cargos públicos que impulsan esta agenda después de que arrasaron con la economía mundial con su virus falso ‘Plandemic’”. https://www.armstrongeconomics.com/international-news/emerging-markets/sovereign-defaults-unfolding/

Del tingo al tango

“Del tingo al tango,©Luis Rivero/en Suplemento Cultura de LA PROVINCIA/DLP, Locución adverbial que quiere decir: ir de un lado para otro, de acá para allá, sin rumbo fijo y sin utilidad ni provecho. A veces significa alguien que cambia continuamente de trabajo u ocupación. Se trata de un americanismos de origen incierto. Su uso es frecuente en varios países de Hispanoamérica, desde donde arribó a Canarias como tantos otros criollismos. Es sinónimo de la locución castellana ‘estar de aquí para allá’ o ‘de la Ceca a La Meca’. Su origen probable es la expresión más arcaica ‘del timbo al tambo’. Gabriel García Márquez, en el prólogo de sus Doce Cuentos Peregrinos (1992), dice: ‘(…) después de tanto andar del timbo al tambo peleando para sobrevivir a las perversidades de la incertidumbre’. La voz ‘tambo’ procede del término quechua ‘tampu’, que es como en el antiguo Perú, durante el imperio incaico, se llamaban los albergues o refugios que existían a lo largo de las rutas importantes, normalmente situados a una jornada de camino el uno del otro. Servían para alojar a los emisarios o correos de los gobernadores, así como a otros funcionarios y personal militar. En ellos se hacía acopio de provisiones, enseres y productos de primera necesidad para el caminante. De ahí, probablemente, ha pasado a denominar a las ventas o posadas: ‘tambos’, como se conocen todavía en algunos países de Sudamérica. ‘Estar del timbo al tambo’, vendría a significar estar todo el día en el camino, de un tambo a otro sin parar, rememorando quizás al indio que iba cada día de un tambo para otro, yendo y viniendo por el camino del inca. El término ‘timbo’, por sí solo, carece de significado preciso en la frase, como también sucede con ‘tingo’. Es muy probable que de la locución originaria, por deformación en su uso, surgiera la más conocida: ‘del tingo al tango’”.

Oooooommmmmm

Recuerda meditar cuanto puedas, cuando puedas. Excelente introducción a la meditación, y cómo entrar en paz y

relajación:

http://www.todo-mail.com/content.aspx?emailid=2581
Imprimir
COMENTARIOS