×
hace cerca de 2 meses
[Arte]

El Cerdo de Babel: la magia de un emblema

La taberna presentará hoy, dentro del marco de la celebración de sus 15 años, un pequeño libro

Imprimir
El Cerdo de Babel: la magia de un emblema
Saltillo, Coah.- El antropólogo Athur Maurice Hocart consideraba que “el nombre de un hombre se trata generalmente como parte de su persona. En Babilonia, lo que no tenía nombre no existía”. La relación que existe entre las cosas y el cómo llamarlas es tan antigua como la humanidad misma, aún así hay también un deseo porque estas permanezcan oscuras y sin conocer, misteriosas como el inicio mismo del universo.

Una de esas incógnitas es la que rodea a El Cerdo de Babel, taberna que el próximo 26 de agosto cumple 15 años dando de beber a los saltillenses y cuyo nombre, siempre se ha movido entre la broma y la niebla del misterio.

Según Jerónimo Valdés, socio del bar junto con Sergio Castillo, “Lo primero que hacen los clientes es preguntarnos por qué el bar se llama como se llama. Y la verdad es que es una historia bien pendeja: el nombre salió en una borrachera”.

Para quitar ese velo de misterio, o quizá para envolverlo en mucho más, los socios presentarán el día de hoy Qué es un Cerdo, Apuntes, una plaquette en la que invitaron a personajes del ámbito cultural y amigos a que dieran su visión sobre el nombre, no sobre la taberna sino qué es un cerdo de Babel.

Entre creaciones mitológicas, juegos religiosos, desplantes imaginativos y reflexiones sobre el lugar que los ha arropado durante esta década y media que lleva en el callejón Melchor Ocampo, los 27 autores ahondan en las oscuras aguas de un pasado colectivo, pero también en el brumoso reino del arquetipo inconsciente.

“La plaquette se lanzó para hacer un diálogo: los clientes nos preguntan por qué El Cerdo de Babel, así que nosotros tomamos esa pregunta y se la pasamos a clientes y amigos: pensadores, filósofos, artistas visuales, escritores, poetas y periodistas, todos ellos hicieron ejercicios distintos que van desde la investigación hacia la introspección nostálgica. Creo que el resultado es interesante porque hay canciones, plástica, ilustración, historia, narrativa y poesía”, comentó Valdés.



Amigos y parroquianos

Entre los autores se encuentran los gestores culturales Mabel Garza Blackaller, Pedro Moreno y Olga Margarita Dávila; escritores como Sylvia Georgina Estrada, Rodrigo García y Marcos Carrizales; los artistas plásticos Alejandro Cerecero, Vinicio Fabila y Miguel Canseco; los músicos Héctor Zárate y Kraken, entre otros personajes como la sicóloga Martha Sánchez Cobiza, la soprano Alejandra López-Fuentes, el urbanista Arturo Villarreal, y demás.

Esos nombres no son gratuitos, pues a todos ellos los ata una historia personal a ese puerco que retoza en el centro de la ciudad, y gruñe con música, a la vez que sacia la sed. Todos ellos son amigos que han estado desde la fundación del bar, en el 2004 o que poco a poco se han sumado a él y han pasado a formar parte de la fauna que lo habita.

“La plaquette es también un ejercicio de amistad, es pedirle a estas personas que están inmiscuidas en las paredes del bar, pero también en sus trabajos a que nos regalen unas horas de su tiempo para escribir algo sobre lo que se imaginan que es esto. Es para hacer comunidad: enviar preguntas y regresar respuestas a todos esas personas que nos han cuestionado”.

El Cerdo de Babel ha sido importante para la ciudad, porque más allá del hecho de ser un lugar en el cual guarecerse y acompañarse de una cerveza, ha hecho también un trabajo de promoción cultural, pero también es un lugar que se ha convertido en un centro para que las ideas creativas se conjugen y exploten, según señala Valdés.

“Me gusta pensar que El Cerdo es un lugar en el que se encuentran todo tipo de personas y en el que se gestan cosas independientes de la chamba que hagamos Checo y yo, o nuestros empleados. El Cerdo no es un gestor en sí, sino es un lugar en el que suceden estas cosas. Hay algunas iniciativas que sí hacemos nosotros, pero son cosas pequeñas si las comparamos con el número infinito de hechos que suceden aquí y que van más allá de lo intelectual, cultural y artístico.

“Hay personas que aquí se proponen matrimonio y vienen a echarse una chela antes de llegar a su boda. Son cosas interesantes y en las que nosotros no estamos involucrados de manera directa. Creo que el Cerdo sólo es un lugar en el que suceden cosas chidas”, finalizó el también artista plástico


Hoy

Qué es un Cerdo, Apuntes
Presenta Sylvia Georgina Estrada
Taberna El Cerdo de Babel
19:00 horas
Entrada libre


Imprimir
te puede interesar
similares
https://www.zocalo.com.mx/images/site/edit_icon.png