×
Abel Pérez Rojas
Abel Pérez Rojas
ver +
Abel Pérez Rojas / abelpr5@hotmail.com / @abelpr5 / facebook.com / abelperezrojas. Es poeta, comunicador y doctor en Educación Permanente. Dirige Sabersinfin.com.

" Comentar Imprimir
26 Octubre 2020 03:00:00
Latinoamérica, mi espacio vital
Cada vez me queda más claro que los países hermanos del centro y sur de América son la extensión de mi entorno y de mi espacio vital.

Cada día siento más a Latinoamérica como mi casa y a los hermanos latinoamericanos como mis compatriotas.

Parece mentira que esa realidad siempre ha estado frente a mí, pero no había tomado conciencia de, hasta que llega el momento preciso y hay una confluencia de factores.

Ahora que hago un recuento veo que hay varios hechos que poco a poco me han llevado al punto que ahora les comparto.

Hace como diez años me contactó el colombiano Álvaro Pérez Rojas, quien se había dado a la tarea de establecer una red entre todas las personas cuyos apellidos fueran: “Pérez Rojas”.

Durante un par de años tuve contacto con él y ocasionalmente me enviaba por correo acciones públicas destacadas de algún “Pérez Rojas”.

Por supuesto, la gran mayoría de la comunidad estaba específicamente en Latinoamérica.

Luego, me propuse escribir una serie de poemas sobre héroes nacionales latinoamericanos, por ello, publiqué un par de mi autoría sobre Antonio José de Sucre y Simón Bolívar.

Para mi sorpresa a la fecha ambos poemas tienen amplia aceptación y suman miles de visitas. La construcción de esa línea de mis poemas aún sigue en construcción.

Posteriormente, o quizá a la par, desde hace algunos años de forma asidua, en Sabersinfin.com venimos publicando noticias referentes a las investigaciones realizadas por la comunidad académica de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), esto nos ha acercado mucho a la realidad colombiana.

Aunado a lo anterior, en los catorce años últimos, he tenido la oportunidad de entrevistar a artistas, intelectuales, deportistas, funcionarios y universitarios de casi toda Latinoamérica.

Pero, nada como el homenaje del cual fui objeto hace casi un año, de parte del Centro Escritores Argentinos y Latinoamericanos (CEAL) sede central con adhesión de la Sociedad de Escritores de la Provincia de Buenos Aires Argentina (SEP) filial Mar del Plata (bit.ly/35vLDev).

Realmente ese gesto me robó el corazón y siempre estaré agradecido con la destacada poeta Aurora Olmedo, quien llevó al seno del CEAL la propuesta de homenaje.

Muy recientemente el semiólogo venezolano Luis Manuel Pimentel ha venido conformando una Antología Literaria Sin Fin, al interior del portal que dirijo, y con ello, escritores latinoamericanos cada vez están más cerca de nosotros.

Cada una de esas experiencias me ha aproximado poco a poco a sentir profundamente a Latinoamérica como mi casa, mi espacio vital.

Tal vez, la experiencia que me dio la puntilla tuvo que ver con una charla que sostuve con una de mis hijas, quien después de realizar una estancia en Alemania, recorrer gran parte de Europa, y ahora estar aprendiendo francés y chino, hace algunos meses me dijo: “papá, no te has dado cuenta que Latinoamérica es nuestra casa, porque compartimos todo: lengua, costumbres, cosmovisión, arte, historia. Los países europeos tienen a la Comunidad Europea, nosotros tenemos a Latinoamérica”.

Fue como una especie de sacudida que me hizo proponerme fundirme con Latinoamérica.

Poco a poco he ido avanzando en territorio del sueño bolivariano.

Debido a la iniciativa #Poesíaalasocho, ahora #Poesíaalasdiez, he ido caminando en tierra firme en esa dirección.

De la mano de Aurora Olmedo, Leonardo Fabio Marín y Marco Muñoz del Campo he dialogado con escritores y artistas latinoamericanos que me eran invisibles, a pesar de su enorme talento.

Omito mencionar nombres para no cometer injusticias, pero quienes siguen mis transmisiones saben de lo que hablo.

Todos los días pretendo asumirme universal gracias a mi entrenamiento en meditación, y sin embargo, de repente, como un edén que emerge al lado de la carretera, ha surgido la riqueza, bondad y nobleza de Latinoamérica.

Repito: cada día siento más a Latinoamérica como mi casa y a los hermanos latinoamericanos como mis compatriotas.

Soy afortunado por poder experimentar todo esto.

Vale la pena intentarlo. Vale la pena darse cuenta.

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com
18 Octubre 2020 04:00:00
Primera Antología Internacional de Poesía Sabersinfin
“Una antología es otra mirada a la realidad".
Abel Pérez Rojas


Una antología poética en la que intervienen diversos autores, es mucho más que una simple colección de retazos literarios con cierto orden, es una mirada sistémica transversal o longitudinal, que da la oportunidad de degustar la obra participante a la luz del “nosotros” creativo.

Es también un ejercicio de educación permanente individual, por el cual cada participante tiene la ocasión de mirar su obra en un contexto colectivo, de deducir sus aciertos y áreas de oportunidad en conclusiones gestadas en la soledad de las cavilaciones íntimas.

Una antología poética es un punto de encuentro de talentos y puede llegar a ser una ocasión para observar que hay otros escritores deseosos de colocar en una vitrina social sus letras.

Yo he participado en diversas antologías literarias, puedo decir que todas ellas me han dejado lecciones, que me han enriquecido como escritor.

Todo esto y mucho más, que ya les iré contando en otra ocasión, nos ha llevado a publicar la convocatoria para la conformación de la Primera Antología Internacional de Poesía Sabersinfin.

A continuación se las comparto, esperando despierte interés y sea para bien:

Sabersinfin.com, proyecto internacional de educación permanente con catorce años de existencia, y su plataforma editorial, invitan a escritores de todos los países a participar en su Primera Antología Internacional de Poesía, cuya finalidad es conformar un compendio literario incluyente de poesía actual que refleje la compleja realidad que vivimos, cuya temática será libre.

BASES

Podrá participar cualquier persona mayor de edad sin distinción de raza, género, religión o clase social. La extensión máxima de su propuesta es la siguiente: un (1) poema de 45 versos, o dos (2) de 20 versos. En prosa poética será máximo 500 palabras. No es indispensable que el material sea inédito. Deben enviarse en formato Word, con letra times new roman, número 12, a espacio simple. En una hoja qparte una semblanza biográfica que no exceda las 10 líneas, con letra del mismo tamaño y una fotografía con buena resolución en formato JPG.

ENVÍO

Los interesados deben enviar su propuesta al correo: .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)

En el asunto colocar: PRIMERA ANTOLOGÍA INTERNACIONAL DE POESÍA SABERSINFIN / NOMBRE DEL PARTICIPANTE.

SELECCIÓN

El jurado estará integrado por poetas de amplia trayectoria, quienes realizarán la selección de los participantes.

PLAZO

Desde el 9 octubre hasta el 15 noviembre de 2020.

RESULTADOS

El 20 de noviembre se darán a conocer a las personas que fueron seleccionadas para la antología.

PARTICIPACIÓN

Una vez que reciban el correo de aceptación e inclusión en la antología, las personas seleccionadas tienen a partir del 20 al 27 noviembre para depositar la cantidad de quinientos pesos mexicanos (500 mn), si se trata de participantes mexicanos o radicados en el país, a la cuenta: 1527107654 del banco BBVA; y para quienes tengan otra nacionalidad y radiquen en el extranjero deben depositar 25 dólares americanos, a la cuenta PayPal .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo). Una vez realizado el depósito enviar una fotografía o captura del comprobante al correo electrónico .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo), asunto: COMPROBANTE / nombre del participante. El resultado final será un libro digital. A cada participante se entregará un archivo en formato PDF y otro archivo en InDesing para que lo imprima bajo su propia consideración. La presentación del libro se hará de forma presencial en la ciudad de Puebla, México. Los participantes incluidos en la antología tendrán derecho a una entrevista en nuestros diferentes canales, recibirán diploma de participación y además su obra será publicada con especial difusión en el portal SaberSinfin.com.

DERECHOS DE AUTOR

Cada participante conservará los derechos de autor de su obra y sólo concederá la autorización respectiva para que sean incluidos en la presente antología y en el portal Sabersinfin.com. Los derechos de autor de la antología serán de SaberSinfin.com.

Hasta aquí la cita.

Quienes estamos detrás de esta convocatoria estamos convencidos que será la primera de otras más que vendrán a apuntalar la labor cultural que realizamos desde Sabersinfin.com, el Círculo de Escritores Sabersinfin, las antologías de dicho Círculo y su revista Filigramma.

Estamos empeñados en que la Primera Antología Internacional de Poesía Sabersinfin sea un éxito, deje aprendizajes para todos y sea un referente en su tipo.

Así sea.


Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com


21 Septiembre 2020 03:00:00
Cátedra Azril Bacal Roij
Con la reciente iniciativa de conformar la Cátedra Azril Bacal al seno del Círculo de Escritores Sabersinfin, se pone la semilla para generar un espacio fraterno de análisis, diálogo e intercambio artístico de acuerdo a los principios de la cultura de paz.

¿Quién es Azril Bacal Roij?

Para mí, Azril Bacal Roij es un ser libre que tiene que habitar en algún cuerpo, que tiene que vivir en algún lugar, que tiene que constreñirse a las limitaciones propias de la materia, porque de lo contrario viviría en todas partes, pero a la vez en ninguna; con la certeza de que siempre permanecería –porque así lo hace- en donde se defienden causas justas, nobles y pacíficas.

Azril es una combinación de académico, viajero y bohemio.

Como académico es investigador del Departamento de Sociología de la Universidad de Uppsala, Suecia. Es miembro del Instituto Paulo Freire, São Paulo, Brasil. Es catedrático investigador del Centro Internacional de Prospectiva y Altos Estudios (CIPAE), en México.

Azril ha escrito e investigado profusamente sobre diversos temas relacionados con la educación y las ciencias de la convivencia humana.

Bacal es un viajero constante, de nacimiento peruano, ha sembrado lazos fraternos en Brasil, México, Estados Unidos, y por supuesto, Suecia, su nación de residencia desde hace varios años.

Conocí a Azril Bacal hace ya varios años CIPAE, fue mi profesor en el doctorado en Educación Permanente. Entablamos algunos diálogos, pero quién diría que ya sin tener vínculo académico formal, entablaríamos una entrañable amistad que se ha visto fortalecida en el ámbito de la creatividad artística.

Él es un lector voraz, amante de la armónica y espléndido escritor de haikus y tankas.

En la medida de lo posible publicamos en Sabersinfin.com su obra literaria a la par de como la va cocinando y compartiendo generosamente.

En enero del 2017 Azril apadrinó en sus inicios al Círculo de Escritores Sabersinfin.

En aquella ocasión –la última vez que lo he visto presencialmente-, Azril charló sobre la educación para la paz, los desafíos planetarios y nos compartió su más reciente libro: Refracciones Itinerantes.

Hace poco más de tres años Azril nos dijo un breve mensaje que tiene tal vigencia, que pareciera fue pronunciado hace unas horas:

“Es vital informarse en tiempos de resistencia con una visión crítica, porque no obstante que hoy día las nuevas tecnologías nos han acercado, de cierta manera existe una gran desinformación del origen y las causas de muchos de los acontecimientos que nos preocupan; si estamos desinformados podemos ser presas fáciles del miedo, del odio o del fanatismo”.

En aquellos días había una enorme preocupación en el ambiente por el arribo de Donald Trump a la presidencia de los Estados Unidos, hoy eso ha pasado a un menor rango de atención, porque ahora, el Covid-19 y sus repercusiones económicas y geopolíticas, es el foco de atención mundial.

En aquella ocasión también nos dijo a los presentes algo que cobra un significado impresionante, a la luz del confinamiento voluntario y la distancia que debemos guardar como medidas preventivas ante el coronavirus:

“es necesario que la humanidad deje sus diferencias a un lado y que poco a poco, a veces en micro escenarios, vaya restituyendo el tejido social desarticulado por el capitalismo atroz y voraz, por eso son importantes las iniciativas como las que viene desarrollando Sabersinfin.com desde hace diez años y que ahora podemos ver como un movimiento cultural de Puebla para el mundo”.

Es un verdadero lujo que Azril Bacal Roij acceda a que instauremos en el Círculo de Escritores Sabersinfin una cátedra que lleve su nombre, porque esto permitirá crear un espacio para todos, y que, seguramente será un manantial en estos días que estamos viviendo.

Enhorabuena por Azril Bacal, porque la instauración de esta cátedra es un modesto homenaje a su trayectoria.

Felicidades para todos quienes aprovechemos del saber y la calidad humana de un ser libre que tiene que habitar en algún cuerpo, que tiene que vivir en algún lugar, que tiene que constreñirse a las limitaciones propias de la materia, porque de lo contrario viviría en todas partes, pero a la vez en ninguna; con la certeza de que siempre permanecería –porque así lo hace- en donde se defienden causas justas, nobles y pacíficas.

Nos vemos en mi próxima entrega. Hasta entonces.

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com
14 Septiembre 2020 03:00:00
“Poniendo la mano sobre el corazón”, antología en honor a Agustín Lara
El próximo 6 de noviembre se cumplen cincuenta años del fallecimiento del genio musical Agustín Lara, por tal motivo, se publicó una convocatoria para conformar la antología literaria “Poniendo la mano sobre el corazón”. Aún es posible ser parte de esta oportuna e histórica publicación.

La conformación de “Poniendo la mano sobre el corazón” es oportuna porque es una forma de nutrirse como creativos de quien ha representado una fuente innegable de inspiración e influencia para la cultura popular de Latinoamérica.

Tenemos mucho que agradecerle al maestro Lara, porque como bien lo han señalado sus biógrafos, los aportes musicales influyeron el último trecho del siglo pasado y sigue estando vigente hoy día.

El aporte artístico de Agustín Lara goza de cabal salud y seguirá infectando en el futuro. De eso estoy convencido.

En lo personal, gracias a las letras de Agustín Lara me he regocijado en el universo amoroso de un bohemio urbano que supo colocarse en el pináculo del medio artístico de su tiempo.

La mirada afinada de Agustín Lara es una biblioteca poética inagotable, la cual está tan cerca de nosotros, que sólo basta con escuchar una de sus melodías para detonar a las musas para que traigan consigo varios poemas.

Pienso en Agustín Lara y ya quiero escribir, se hace tarde para escribir sobre amor, desamor, erotismo, vida.

Así han surgido algunos de mis poemas.

Regresando a la convocatoria, te comparto que ésta es realizada por la Academia Nacional de Literatura, perteneciente a la Ilustre y Benemérita de La Patria, Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística (fundada en 1833, primera en América y cuarta en el mundo), en coordinación con la Academia Nacional de Literatura capítulo

Estado de Veracruz, Casas del Poeta A.C., Casa del Poeta Agustín Lara, Sabersinfin.com, Museo Casa Lara y la Dirección de Turismo y Cultura del Municipio de Tlacotalpan, Veracruz.

A continuación te comparto los puntos medulares de la convocatoria para la conformación de la antología literaria

“Poniendo la mano sobre el corazón”:

“1.-Dicha Antología, compilará los trabajos realizados en los siguientes géneros literarios: cuento corto, ensayo, crónica y poesía. Todos los géneros versarán sobre una sola temática: vida y obra del músico poeta Agustín Lara.

“2.-Los trabajos deberán ser enviados al correo: .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) exclusivamente en documento Word, letra arial 12, interlineado 1.5 y los cuatro márgenes simétricos de 2.5 cm., con una extensión no mayor de 2 cuartillas en el caso de cuento, crónica y ensayo.

En el caso de poesía, máximo 10 estrofas. En archivo adjunto, enviar semblanza en no más de 30 palabras, foto tamaño infantil, blanco y negro, solo de cara, de frente. Deberán enviarse minuciosamente revisados, en lo relativo a ortografía, gramática y estilo, para evitar ser rechazados y lograr una publicación de calidad.

“3.-Al comunicársele la aceptación de su texto vía correo electrónico, deberá depositar la cantidad de $450.00 a la cuenta Scotiabank: 5579 2091 3050 8648, enviando foto de la ficha de depósito al WhatsApp 7771251345.

“4.-Los trabajos aprobados, obtendrán invitación formal de participación.

“5.-El participante autorizará que su trabajo sea publicado en dicha antología y obtendrá un ejemplar y reconocimiento de participación.

“6.-La presentación de la Antología, se realizará en el municipio de Tlacotalpan, Veracruz, el sábado 1° de noviembre del presente año.

“7.-A los participantes se les hará llegar oportunamente el programa del evento, horario e información general.

“8.-Al enviar su participación, el autor estará aceptando los términos de la presente convocatoria.

“9.-La presente convocatoria abre el 25 de junio de 2020 y cierra el 25 de septiembre de 2020.

“10.-Cualquier caso no previsto en esta convocatoria, será resuelto por el comité organizador”.

Por cierto, pueden participar personas de todas las nacionalidades.

“Poniendo la mano sobre el corazón”, sin duda, una excelente ocasión para hermanar en las letras y abrevar del manantial vivo llamado: Agustín Lara.

La invitación sigue abierta, ojalá participes.
Nos vemos en mi próxima entrega. Hasta entonces.

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com
24 Agosto 2020 04:00:00
Filigramma 5, olvidarse de sí mismos para aportar desde la literatura
Con la reciente aparición del número cinco de Filigramma (disponible en: bit.ly/3gnH4Gs), la revista literaria del Círculo de Escritores Sabersinfin (CES), salió a la vista la pertinencia de olvidarse de sí mismo, aunque sea a ratos, para poder aportar.

Filigramma, además de ser un vehículo literario para compartir lo que están creando los integrantes del CES, es una especie de laboratorio que genera condiciones para hacer meta lecturas de los procesos que se gestan en su seno.

Con la publicación del número cinco no ha sido la excepción.

Quedó de manifiesto un elemento que ya está haciendo mella en algunos, quizá muchos: el cansancio, el hastío y la saturación que está provocando la contingencia sanitaria del Covid-19 y la secuela de crisis humanitaria que trajo consigo.

Tristemente empieza a predominar esa postura por la cual ya nos da lo mismo si son setenta mil, cien mil o un millón de muertos en nuestro país a causa del coronavirus, mientras nosotros mismos y nuestro ámbito más cercano no sea afectado, y casi al mismo nivel de importancia, mientras tengamos los recursos económicos para continuar en el día con día.

Visto a la luz de cómo tendemos a reaccionar como especie, es entendible que la gran mayoría de personas se guarezcan en sus fortalezcas para salir adelante, pero esto ocasiona actitudes desesperadas, protagónicas y egoístas, que van desgastando poco a poco nuestras relaciones sociales con los demás.

Por lo mismo, pareciera que es imposible en estos días dar de sí, sin pensar en cómo nos será remunerado nuestro desprendimiento.
En medio de la rebatinga por la continuidad, olvidarse de sí mismo como fulcro para conformar resistencia humanista, es un privilegio del cual el arte es pasaporte.

Reflexiono sobre todo esto mientras leo con detenimiento el editorial lúcido de Filigramma número cinco escrito en esta ocasión por Sarahí Jarquín Ortega, quien afirma:

“Nuestro tiempo de cuarentena nos ha permitido reflexionar en el inimaginable sufrimiento de hombres y mujeres de todo el mundo que sucumbieron al terrible contagio del “Coronavirus Covid-19”. Por alguna razón la conmoción social de la pandemia, ha sido un medio para redescubrir la calidad y bondad del ser humano. Hombres y mujeres olvidándose de sí mismos; han trabajado arduamente en estos tiempos tan confusos para ayudar a los necesitados. Sus acciones dirigidas más en dar que en recibir, son claro ejemplo que “dar” es más significativo que “recibir”.

La conexión emocional compartida ha llevado esperanza al sufrimiento y el milagro de la vida ha prevalecido”.

En efecto, son días de tomar inspiración de todos lados, de cobrar vigor de los ejemplos de entrega que tenemos en frente, pero que nuestro sesgado ensimismamiento nos priva de ver que podemos dar mucho desde nuestra propia situación, sin importar que tal vez no haya los recursos económicos deseables, porque podemos dar lo impensable, lo inmedible, como es el caso de lo que seguramente genera la literatura, nuestra literatura.

En ese sentido remata el mensaje de Sarahí:

“Deseamos que artículos, cuentos, narraciones, poemas y diversos textos elegidos despierten emociones que asoman la esencia del ser humano para encontrar el sentido de la felicidad”.

Me queda claro que ese “olvidarse de sí mismos”, no se refiere a la actitud filosófica de introspección, sino a la posición egoísta que no deja ver más allá de nuestras necesidades inmediatas.

Hay que olvidarse de la posición reduccionista del yo, para ingresar a los terrenos extensos del profundo YO, que es manantial del inquebrantable NOSOTROS, fusión que nos permite intuir la belleza de la UNIDAD.

Por lo anterior, agradezco y felicito a quienes hicieron posible el número cinco de Filigramma: Leticia Díaz Gama, Olivia Sesma Rascón, Luis Manuel Pimentel, Juan Carlos Martínez Parra, Alicia Flores Ramírez, Lilia Rivera Corcorán, Armando Bañuelos Romero, Macedonio Vidal, Nicholas Gutiérrez Pulido, Sarahí Jarquín Ortega, Yamel V. Mendoza, Joel Samperio Tepale, Moisés Gómez Maldonado, Luisa Polanco y Roberto Martínez Garcilazo (in memoriam).
Nos vemos la próxima semana, hasta entonces.

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com
17 Agosto 2020 03:00:00
Infobesidad, la pandemia silenciosa sin freno
La infobesidad, saturación que padece una persona, debido a que tiene a su alcance una gran cantidad de información al mismo tiempo, se ha convertido en una pandemia mundial que avanza sin freno.

Escribo en torno a lo anterior, debido a que la semana que concluye publiqué en Sabersinfin.com un boletín informativo acerca de una conferencia convocada por la Coordinación Universitaria para la Sustentabilidad (COUS), de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), denominada: Internet: huella de carbono y los comunes intangibles”, impartida por Jean Luc Lenoble, asesor y consultor de la máxima casa de estudios en marketing digital y redes sociales.

Fue tal la polémica que generó dicha nota y los insultos hacia mi persona, que decidí detenerme a reflexionar un poco más sobre la infobesidad; ya lo haré sobre otros aspectos más adelante.

¿Qué es y cómo surgió el concepto infobesidad?

La infobesidad, como lo sugiere la palabra, se trata de una especie de “obesidad” informativa, es decir, consumimos tanta información que ésta se acumula en nosotros y nuestro entorno cercano, ocasionando con ello, efectos perniciosos en lo individual y en lo colectivo.

A la infobesidad también se le conoce como infoxicación o sobrecarga informativa, el término original en inglés es information overload, incorporado por Alvin Toffler en su obra Future Shock (El Shock del Futuro, 1970).

A cincuenta años de acuñado el término, queda claro que la infobesidad es una característica innegable de las sociedades actuales, y que, cada vez son más los casos de personas adictas a la información, o, mejor dicho, a la desinformación o a la evasión de la realidad a través de permanecer largos periodos de su vida conectados con el ciberespacio a través de dispositivos móviles.

De ninguna manera es irresponsable calificar como pandemia a la infobesidad, pues cumple a la perfección dos de las cualidades esenciales: que afecte a más de un continente y que los casos sean transmitidos comunitariamente.

Sólo para tener cierto punto de apoyo sobre lo anterior, debe tenerse presente el repunte que tuvo el tiempo de permanencia en Internet con motivo del confinamiento provocado por la contingencia sanitaria del Covid-19.

Hasta antes de la contingencia sanitaria, las personas con acceso a Internet, pasaban 50 días completos al año conectados, es decir, un promedio de 3 horas y 15 minutos, de acuerdo con el informe Online Nation.

Con la contingencia sanitaria, según Jean Luc Lenoble, el Covid-19 provocó un aumento “de 70 por ciento de usuarios de teléfonos móviles, 47 por ciento de laptops, 33 de PC o computadoras de escritorio y 32 por ciento de smart tv”.

No suena descabellado el dato por el cual sabemos que actualmente hay más equipos de telefonía móvil en el mundo, que número de personas.

A lo anterior, hay que agregar que de acuerdo con los resultados que arrojan diversos estudios sobre las preferencias de navegación de los usuarios de Internet, sabemos que la gran mayoría de personas gira en torno a ciertos círculos viciosos centrados en pasar la mayoría de su tiempo en sus redes sociales.

Facebook, Twitter, Instagram y Youtube, son los centros que acaparan el tiempo de vida de los internautas, así como las nimiedades y superficialidades el foco de atención de las personas.

Estoy consciente que no todo es negativo en Internet, por supuesto que hay proyectos y esfuerzos verdaderamente admirables en el ciberespacio; también me queda claro que gracias a Internet hoy podemos acceder a otras situaciones imposibles en el pasado; pero no podemos ocultar que estamos siendo víctimas de una pandemia infrenable, fácilmente manipulable por los verdaderos dueños del mundo y de efectos nocivos incalculables como la huella de carbono para sostener la gran red sobre la que se despliegan los entornos digitales y los padecimientos psicológicos, mentales, físicos y de convivencia que apenas podemos avizorar.

Hay que ser conscientes de todo esto, hacer un uso racional y selectivo de Internet y prepararse a dar una batalla desigual en un mundo pandémico.

Vale la pena darse cuenta. Vale la pena intentarlo.

Nos vemos la próxima semana, hasta entonces.

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com
13 Agosto 2020 04:05:00
Por favor, entiendan: el ejercicio social de las artes es esencial
La instrumentación de la llamada “nueva normalidad” provocada por la contingencia sanitaria del Covid-19, lleva aparejada una fuerte carga ideológica que desnuda de cuerpo entero la forma de cómo el sistema, a través de los gobernantes, menosprecia a las artes y al ejercicio social del arte.

Veo lo anterior en diversas partes del mundo, México no es la excepción, se autorizó, con ciertas restricciones, la apertura de iglesias y templos religiosos, así como la liga profesional de futbol, antes que la operación de teatros, galerías de arte, foros artísticos, etc.

Entiendo que para las personas creyentes y practicantes de algún culto religioso es muy importante ejercer colectivamente su fe, me queda claro que desde esa posición se trata de una cuestión de salud mental que previene adicciones, violencia y hasta suicidios.

Por otra parte, también es evidente que el futbol profesional es un mero espectáculo que en la primera etapa de reactivación se realiza a puerta cerrada y en ese tenor se le autoriza por ser una diversión para millones.

En síntesis, comprendo que las reuniones religiosas y el futbol se autorizan con aforos restringidos por sus características de distensión social, entonces, ¿por qué no se hace lo mismo con ciertos eventos y espacios artísticos?, los cuales, lamentablemente –pero favorablemente por la contingencia que vivimos– no aglutinan las grandes masas, pero sí permiten ejercer nuestra naturaleza social e individual que nos aleja de la feroz bestialidad.

Indudablemente las artes nos hacen más humanos, nos anclan a aquel andamiaje que hemos desarrollado durante miles de años a lo mejor de nuestras civilizaciones.

Por el arte podemos distinguir el bien del mal y elegir el camino de la no violencia, porque entendemos que la paz edifica y ennoblece.

Para que lo veamos de otra manera, la labor de un artista está al nivel de un profesor, y a veces, al ras de un profesional de la salud.

En países como México, miles, quizá millones sobreviven de lo que se recaba en pequeñas exposiciones, puestas en escena, encuentros artísticos, etc., muchos tienen su fuente laboral cerrada desde hace cinco meses, sin apoyo económico de ningún tipo, menos gubernamental.

Los artistas independientes –puntualizo el calificativo para diferenciarlos de los burócratas– están sufriendo un viacrucis inimaginable, de proporciones muy similares a las que se viven en las guerras y las catástrofes naturales que arrasan con todo.

El sector artístico independiente está sufriendo silenciosamente un durísimo revés que hará desaparecer proyectos y espacios autogestivos, que en realidad son o eran pequeños nodos que contribuyen a la contención de la violencia y a la educación permanente de la sociedad.

Es lamentable que se prioricen otros sectores de la actividad social, como los citados al inicio, y se dejen hasta el final a las artes y a los artistas, aún más cuando estas decisiones provienen de gobiernos de orientación supuestamente progresista.

Por favor, entiendan: el ejercicio social de las artes es esencial.


Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com



10 Agosto 2020 03:00:00
Por favor, entiendan: el ejercicio social de las artes es esencial
La instrumentación de la llamada “nueva normalidad” provocada por la contingencia sanitaria del Covid-19, lleva aparejada una fuerte carga ideológica que desnuda de cuerpo entero la forma de cómo el sistema, a través de los gobernantes, menosprecia a las artes y al ejercicio social del arte.

Veo lo anterior en diversas partes del mundo, México no es la excepción, se autorizó, con ciertas restricciones, la apertura de iglesias y templos religiosos, así como la liga profesional de futbol, antes que la operación de teatros, galerías de arte, foros artísticos, etc.

Entiendo que para las personas creyentes y practicantes de algún culto religioso, es muy importante ejercer colectivamente su fe, me queda claro que desde esa posición se trata de una cuestión de salud mental que previene adicciones, violencia y hasta suicidios.

Por otra parte, también es evidente que el futbol profesional es un mero espectáculo que en la primera etapa de reactivación se realiza a puerta cerrada y en ese tenor se le autoriza por ser una diversión para millones.

En síntesis, comprendo que los reuniones religiosas y el futbol se autorizan con aforos restringidos por sus características de distensión social, entonces, ¿por qué no se hace lo mismo con ciertos eventos y espacios artísticos?, los cuales, lamentablemente, -pero favorablemente por la contingencia que vivimos-, no aglutinan las grandes masas, pero sí permiten ejercer nuestra naturaleza social e individual que nos aleja de la feroz bestialidad.

Indudablemente las artes nos hacen más humanos, nos anclan a aquel andamiaje que hemos desarrollado durante miles de años a lo mejor de nuestras civilizaciones.

Por el arte podemos distinguir el bien del mal y elegir el camino de la no violencia, porque entendemos que la paz edifica y ennoblece.

Para que lo veamos de otra manera, la labor de un artista está al nivel de un profesor, y a veces, al ras de un profesional de la salud.

En países como México, miles, quizá millones sobreviven de lo que se recaba en pequeñas exposiciones, puestas en escena, encuentros artísticos, etc., muchos tienen su fuente laboral cerrada desde hace cinco meses, sin apoyo económico de ningún tipo, menos gubernamental.

Los artistas independientes –puntualizo el calificativo para diferenciarlos de los burócratas- están sufriendo un viacrucis inimaginable, de proporciones muy similares a las que se viven en las guerras y las catástrofes naturales que arrasan con todo.

El sector artístico independiente está sufriendo silenciosamente un durísimo revés que hará desaparecer proyectos y espacios auto gestivos, que en realidad son o eran pequeños nodos que contribuyen a la contención de la violencia y a la educación permanente de la sociedad.

Es lamentable que se prioricen otros sectores de la actividad social, como los citados al inicio, y se dejen hasta el final a las artes y a los artistas, aún más cuando estas decisiones provienen de gobiernos de orientación supuestamente progresista.

Por favor, entiendan: el ejercicio social de las artes es esencial.

Nos vemos la próxima semana, hasta entonces.

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com
03 Agosto 2020 04:00:00
Son días de valorar más el esfuerzo ajeno
Gran parte de la actividad humana conlleva más esfuerzo debido a los inconvenientes y la adversidad que ha ocasionado la contingencia sanitaria provocada por el Covid-19, por ello, es ocasión oportuna para sensibilizarnos en torno al trabajo ajeno que nos provee de lo necesario.

Sentarse a la mesa, estirar la mano y alimentarse, secuencia sencilla y habitual que invisibiliza las largas jornadas de trabajo que llevan consigo los alimentos que sacian nuestro apetito.

Si volteamos de manera consciente a nuestro alrededor, nos vamos a dar cuenta que estamos cercados por brío adicional.

Dotarnos en tiempos de pandemia de energía eléctrica, señal telefónica e internet, alimentos, además de un largo etcétera, está impregnado de millones de historias anónimas que tal vez no pasen a los libros de historia, pero ¿se imagina cuántos enfermaron de Covid-19 y perdieron la vida cumpliendo con su labor?

Quizá el caso más emblemático y visible sean los trabajadores de salud, que en casi todos los países han recibido trato de héroes, pero hay muchísimos más que sin pena ni gloria se han jugado la vida con aquello que normalmente sería su cotidianidad.

Por ejemplo, las personas responsables de la recolección diaria de la basura que generamos todos los días.

Y ni qué decir de los trabajadores de servicios de repartición a domicilio, quienes vieron incrementada su actividad hasta niveles inimaginables.

Todo a nuestro alrededor lleva trabajo extra, en muchos casos menormente remunerado, pero más difícil para ser concretado.

Observemos que el empobrecimiento económico que estamos viviendo colectivamente se traduce a ras de piso en la fórmula que acabo de compartirte: todo cuesta más trabajo, pero es menos remunerado porque cada vez es más difícil tener dinero, y éste, se está escapando de las manos de la mayoría.

En fin, ese será, tal vez, tema de otro artículo, por ahora volvamos a la idea central: si en la “antigua normalidad” deberíamos de haber estado agradecidos con el otro por su trabajo, ahora debemos estarlo más, porque hay esfuerzo y riesgo adicional.

Hay una sobrecarga de trabajo en millones de espaldas para que las cosas sigan funcionando, pero tristemente, no tomamos consciencia de ello.

A propósito, hace casi un año exactamente, escribí un poema sin saber que trescientos cuarenta días después estaría reflexionando en torno al valor del esfuerzo ajeno, debido al tiempo aciago generado por un bicho venido de China y que ha puesto al mundo al revés.

Aquel poema lo titulé: Punto en perpendiculares, poema a los técnicos telefonistas; el cual es un homenaje a las mujeres y hombres que hacen posible la interacción a distancia.

Aquí te lo comparto tratando de reforzar sobre lo que he venido reflexionando:

Eres trapecista a la fuerza,/ araña humana,/ prodigio del justo medio,/ equilibrista sin más./ Eres un punto en perpendiculares,/ el miedo atrás de la raya,/ experiencia aderezada/ con boleros, rock, pop o banda./ Eres la plegaria de una madre,/ el "pior es nada" de tu amada,/ el Rey Mago de tus polluelos,/ el compadre,/ mejor dicho,/ el "brother" de parranda./ Eres ayuno obligado,/ refresco de cola y café/ para aguantar la desvelada,/ eres héroe sin capa ni antifaz,/ eres bombero sin agua/ y cirujano sin bisturí./ Eres de bronce/ y no eres estatua,/ eres tal vez lo que no soñaste ser,/ pero eres al fin y al cabo/ pieza importante sin reflectores./ Eres quien está detrás de mi voz,/ de mi imagen,/ el mensajero tras bambalinas./ Eres como yo,/ como aquel,/ como todos;/ eres temerario,/ eres fibra óptica,/ guantes de carnaza,/ alicates, casco y botas,/ eres el humilde técnico telefonista,/ el poco reconocido,/ pero socorro de muchos,/ eres quien hace posible esta interacción./ Gracias por tu trabajo./ Gracias por tu dedicación.

Como puedes ver, son días de aprender la lección de esta parte de la otredad, ya que, sin ella, la situación sería más más difícil.

Son días de aquilatar el esfuerzo ajeno, y con ello, de paso, el propio.

Vale la pena darse cuenta. Vale la pena intentarlo.
13 Julio 2020 04:00:00
Sí estamos resistiendo desde la poesía
Somos muchos los que estamos resistiendo desde la poesía a los días aciagos que tienen como punta de lanza el drama generado por el Covid-19.

Basta con mirar hacia un punto cualquiera para encontrar que alguien se ha asido a algún poema, frase, pensamiento, reflexión, aforismo, canción o a una combinación de todo ello para tomar fuerza de su interior y ver que la situación que estamos viviendo puede ser más transitable y digerible.

De acuerdo con las herramientas de Google, la semana pasada del 10 al 16 de mayo, han sido los días en los cuales sus usuarios han realizado la mayor cantidad de búsquedas bajo los términos “frase” y “poema”, de los últimos cinco años.

Encontrar refugio en la poesía no es nuevo, no es exclusivo de los periodos complicados, pero sí es más visible, que es ahí donde podemos encontrar una fuente interminable de inspiración y fortaleza.

Para quien ya está entrenado en estos andares ha sido de lo más fácil acudir a este manantial, y para muchos, ha significado una verdadera revelación encontrar que, en efecto, la palabra tiene una fuerza indescriptible.

A estas alturas el valor social de la poesía es inobjetable, porque hemos tenido que acudir a todas nuestras reservas humanistas para mantener a flote el ánimo de miles, tal vez millones, que han empezado a flaquear, debido al consenso internacional de que la pandemia llegó para quedarse por un buen tiempo.

Soportamos desde la poesía la inclemencia del temporal porque estamos experimentando un sentimiento de fraternidad sin tener que entregar nuestra libertad a los brazos de los falsos líderes que están a la búsqueda de ovejas.

Es decir, la poesía es una vía no confesional que nos une y a la vez nos libera en la medida en que nos adentramos en su naturaleza profunda.

Estamos resistiendo desde la poesía porque algunos estamos muy sensibles y eso nos orilla a verla a la menor provocación.

Y cualquier provocación es realmente la que sea: una injusticia, la recuperación de alguien que parecía destinado a la muerte, la entrega de la mayoría del personal de salud, los índices galopantes de contagio, el atardecer, una sonrisa.

Hay muchas historias que merecen pasar a la posteridad en nuestras letras y así lo han entendido algunos y otros más, lo han intuido.

Se ha asumido que a través de la poesía dejaremos testimonio de lo que estamos presenciando y que es nuestro pasaporte a la posteridad.

Sí, sí estamos resistiendo desde la poesía porque ya traíamos una inercia un tanto silenciosa que ahora no puede callarse ni puede ocultarse porque es sistémica y está incidiendo a través de múltiples formas.

La poesía es sistémica porque es esencialmente humana y toca a cualquiera que tenga una pizca de humanidad.

Termino con mi poema Resistir, espero abone a tu propia resistencia y fluidez en medio de lo que estamos viviendo.

Resistir.../ es tolerar de más, / es aguantar la carga insoportable, / es parar con el pecho las ofensas, / es terminar el maratón / pese a la dictatorial marcha de las manecillas, / es convertirse en tormenta / frente a quienes esperaban vernos huir, / es borrar de nuestro lenguaje / la palabra desistir, / es transitar por la tentación / y continuar el camino, / es salir avante / de cualquier cuarentena. / Resistir... / es organizar, / animar, / planear, / ejecutar / y soñar / con el progreso / pese al hambre, / las pandemias, / las injusticias, / los gobiernos despóticos / y la ruta dictatorial de Matrix. / Resistir... / es la bandera de la disciplina / y también el final de la distancia.

Vale la pena darse cuenta. Vale la pena intentarlo.

Nos vemos la próxima semana.

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com
06 Julio 2020 03:00:00
Confinamiento, sana distancia, otredad e individualidad
El confinamiento y la sana distancia son dos de las medidas preventivas que más se han sugerido para paliar la capacidad de contagio del Covid-19, dichas prácticas pueden significar la ocasión para replantearse y tomar consciencia del valor de la otredad y la individualidad en nuestro proceso formativo.

Eufemísticamente se ha llamado “nueva normalidad” para designar que las cosas ya no son iguales desde la propagación del coronavirus, porque habrá que extremar las medidas de higiene, así como mantener, en la medida de lo posible, el quedarse en casa, evitar las aglomeraciones, los besos, abrazos y distancia recomendada de un metro y medio en relación al prójimo.

Desde el periodo de confinamiento inicial y con la separación aparejada y posterior, para la mayoría salieron a flote sus miedos, angustias, sentimientos de odio y rencor.

En cambio, muy pocos, creo yo, aquellos quienes vienen trabajando desde tiempo atrás su inteligencia emocional, fueron los que aprovecharon positivamente esta situación. Aquí hay todo un universo que en otra ocasión abordaré.

Para unos y otros es patente que no somos los mismos, ni la realidad es la misma, si no tenemos cerca al otro, a los otros.

Nada es igual si estamos solos o alejados durante periodos a los cuales no estamos acostumbrados.

Sale también a la vista que somos lo que somos por el otro y los otros.

Dicho de otra manera, es evidente que seríamos otros sin el otro, sin los otros.

Parece un simple juego de palabras, pero es muchísimo más que eso.

Es algo que se ha planteado desde tiempo atrás y que ahora podemos experimentar mundialmente debido a la pandemia.

Erich Fromm, sólo por mencionar a alguien, abordó de manera muy simple y clara la separatidad o estado de separación como fuente de angustia, aflicción y temor.

Cuando estamos solos o separados de los otros nos sentimos con cierto grado de desvalidez, sabemos que somos vulnerables, porque esto lo hemos heredado desde miles de años antes, cuando nuestros antepasados de las cavernas descubrieron que la unión hacía la fuerza ante sus depredadores.

Por supuesto que, la sobrepoblación mundial es una de las grandes causas de por qué estamos al borde del colapso, pero antes de ese extremo, está lo favorable de vivir en sociedad.

Todo esto que estamos viviendo es una invaluable ocasión para tener de frente cómo se construye la otredad.

Los mecanismos psicológicos, los culturales y los cimientos filosóficos “del reconocimiento del Otro como un individuo diferente, que no forma parte de la comunidad propia” (otredad / definicion.de).

Además, reflexionar sobre la otredad trae aparejada la referencia obligada a la individualidad o la cualidad del yo frente al otro.

Otredad e individualidad son dos estados que generalmente sólo se asumen como nociones, pero que no se aprehenden lo suficiente para tomar consciencia de su trasfondo.

Somos lo que somos gracias al otro, a los otros; eso nos forma o deforma, pero sin todo ello, nuestra individualidad quedaría en el vacío, sin nada con lo cual contrastar.

De no hacer conscientes la otredad y la individualidad, todo esto que estamos viviendo quedará sólo a la altura de un aprendizaje superficial que no nos transforme verdaderamente ni a fondo, con altas posibilidades de que después de pasados los días aciagos, sigamos siendo los mismos inconscientes como cuando vivíamos en la “anterior normalidad”. ¿O no?

Vale la pena darse cuenta. Vale la pena intentarlo.

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com
29 Junio 2020 03:00:00
Tiempo de mantener a salvo la capacidad de asombro
A punto de concluir la primera mitad del año 2020, nos queda claro que tal vez éste represente el punto de no retorno, la marca, el “a partir de aquí”, de lo que siempre pensamos que podría ser el convulso futuro, por ello, es ocasión para mantener a salvo nuestra capacidad de asombro y aprender de lo que está sucediendo, inclusive del asombro mismo.

Poco parece imposible después de ver lo que ha transcurrido en estos primeros seis meses: pandemia mundial, crisis económica global, terremotos, la tormenta de polvo del Sahara, las manifestaciones antirracistas y contra la brutalidad policial en Estados Unidos, que se han replicado en buena parte de Occidente; la amenaza del asteroide 2018 VP1, con posibilidad de impactar a la Tierra en octubre, las peticiones de destitución de varios presidentes de sus respectivos países.

A esa brevísima lista de asuntos que aquejan a casi todos los habitantes del planeta, habría que agregar todas aquellas situaciones muy particulares de cada país y que hacen más aciagos estos días, como los altos índices de violencia, los atentados, la posibilidad de que junto con la pandemia del Covid-19 convivan otras epidemias como la del dengue, el sarampión o el zika; el incremento de la pobreza, sólo por mencionar algunos.

Son tantas situaciones que se han conjuntado en esta primera mitad de año, que parece como si las décadas previas hubieran transcurrido en cámara lenta, y que ya nada es imposible que suceda.

Con todo esto, es real que la capacidad de asombro de muchos se está volviendo laxa, de tal manera que cada vez se requiere de un estímulo mayor para atrapar su atención y cimbrarles.

Lo lamentable de entrar a una vorágine in crescendo, es que no hay tope y lleva aparejada la insensibilización y, por supuesto, la deshumanización.

Nos insensibilizamos, es decir, somos más máquinas y menos seres afectivos, cada vez que hacemos nuestro el fenómeno por el cual una noticia cruenta da paso a otra de mayor gravedad.

Nos deshumanizamos en la medida en que todo, absolutamente todo, nos da igual.

Nos volvemos menos humanos cuando, al darnos todo igual, nos anulamos para experimentar la otredad.

Sin la otredad nos encerramos en la isla del egoísmo, y desde ahí, asumimos que todo no está tan mal mientras mi círculo cercano esté más o menos bien.

La capacidad de asombro es la facultad que tenemos las personas para admirarse, maravillarse, fascinarse, conmoverse y sobrecogerse ante lo novedoso y poder aprender de ello.

La capacidad de asombro es un fenómeno para reconocerse en aquello que nos saca del estado de adormecimiento a causa de la “normalidad” o de lo que es común y ordinario.

Son tiempos en que la capacidad de asombro de los seres humanos está sufriendo embates, y tal vez con ello, sea el presagio de un futuro con seres menos sensibles, menos humanos.

Venga lo que venga en lo que resta del 2020, tenemos que poner a salvo nuestra capacidad de asombro, no como algo que se guarda y no se saca por ningún motivo.

No, a lo que me refiero, es a emplear conscientemente nuestra capacidad de asombro, para que ésta se mantenga intacta y nos sea útil para lo que se avecina.

¿O no?

Vale la pena darse cuenta. Vale la pena intentarlo.

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com
08 Junio 2020 03:59:00
A la memoria del maestro Héctor Suárez
A la memoria del maestro Héctor Suárez.

Gracias a la huella digital o sombra digital que dejamos por nuestro paso en este planeta, algún día -al menos en formato de aplicación-, podremos ser "resucitados" en el ciberespacio.

Diariamente vamos soltando marcas, que expertos como Tony Fish y Katalin Fehér, han denominado huella digital o sombra digital.

La huella digital es de forma muy sintetizada el conjunto de “registros y rastros que dejamos cuando utilizamos internet” (ambit-bst.com).

Sin embargo, ese conjunto que pudiera parecer sólo un cúmulo de datos, es mucho más que eso, en realidad es cambiante, interrelacionable y siempre en constante expansión.

Sostengo que no sólo se refiere a los rastros de nuestro andar en el ciberespacio, sino que de alguna manera es lo que somos en el entorno digital.

Es decir, nos “vaciamos” y nos vamos conformando digitalmente en lo que buscamos, en lo que consumimos y en lo que aportamos en el ciberespacio; a través de nuestras redes sociales, de los blogs, de los contenidos multimedia que generamos o intervenimos, etc.

A la luz de esto que vengo compartiendo leamos las siguientes líneas tomadas de “Qué es la huella digital y cuál es su importancia”, publicado el año pasado en ambit-bst.com:

“…podemos afirmar que los usuarios poseen una identidad digital. Se trata de un ‘yo’ en la red que incluye no sólo los datos que vamos dejando en la red como consumidores de contenidos online y/o productos, sino también cómo queremos que nos vean los otros usuarios. Aquí entran en acción las redes sociales y nuestro perfil en ellas: ¿somos ‘nosotros’ o bien hablamos bajo un pseudónimo?”.

Es cada vez más claro que hay un “yo” nuestro digital y en el ciberespacio.

Un “yo” que, debido a nuestro escaso desarrollo tecnológico, aún no podemos ver con claridad los alcances implicados.

Es importante señalar que vamos construyendo de forma pasiva o activa esa sombra digital.

La primera hace referencia a todos nuestros datos que quedan en el ciberespacio sin que nosotros lo sepamos, pero la segunda se refiere a la forma deliberada por la cual compartimos nuestra información.

La segunda es la que tiene mayor relevancia con la formación consciente de nuestro “yo” digital, porque esos son los vestigios que podrán reconstruirnos en el futuro. Explico.

Sostengo que en algunos años podremos ser reconstruidos “virtualmente” a través de toda la información que refleja nuestra forma de ser y pensar.

Estoy convencido de que en algunas décadas nuestros hijos o nietos podrán “cargarnos” en formato de aplicación en sus móviles o equivalentes.

Muy probablemente la reconstrucción digital de algunos de nosotros estará interactuando con nuestros seres queridos.

Para ponerlo en contexto, imagina cuánto darías por traer en tu móvil la reconstrucción digital de un ser querido con el cual pudieras dialogar sobre lo que te pasa en el día con día.

Es cuestión de poner atención sobre esto que te vengo compartiendo para que te des cuenta de que hay más información y experimentos en este sentido.

Por ejemplo, te recomiendo “Be Right Back” o “Vuelvo enseguida” el primer episodio de la segunda temporada de la serie de ciencia ficción Black Mirror, es como anillo al dedo de lo que aquí he abordado.

Para mí todo esto es una realidad que ya está gestando entre nosotros, tal vez más adelante aborde lo que yo que estoy haciendo al respecto.

Por cierto, te invito a seguir mis transmisiones diariamente alrededor de las 20:00 horas, en el contexto de #Poesíaalasocho, a través de Facebook: AbelPerezRojas2 y Sabersinfincom.

Te espero.


25 Mayo 2020 03:28:00
El Covid-19 generó un boom poético
El Covid-19 está representando una especie de catapulta para la poesía y los poetas, porque el confinamiento y la búsqueda de esperanza son un auténtico caldo de cultivo para la inspiración, la generación literaria y el acercamiento con nuevas audiencias a través de las redes sociales.

Si bien es cierto que los bardos no han sido ajenos a los efectos negativos colaterales de la pandemia -principalmente económicos y sociales-, se puede constatar una especie de boom poético en los últimos meses.

Es suficiente con hacer una simple búsqueda en Google para corroborar que muchísimos periódicos y revistas publicaron selecciones de poemas escritos durante pandemias históricas, o bien, listas con poemas motivacionales para hacer más pasadera la cuarentena.

Al escribir en el buscador de cualquier red social algún hashtag relacionado con poeta, poesía, pensamiento, reflexión, letras, etc., verás que a cada momento alguien está compartiendo una frase, un verso o un poema.

Por ejemplo, los versos del poema No te rindas de Mario Benedetti se han vuelto comunes en los muros de los usuarios de las redes sociales como una forma de dar y darse ánimo:

“No te rindas por favor no cedas, / aunque el frío queme, /aunque el miedo muerda, / aunque el sol se ponga y se calle el viento…”


Mucho antes del coronavirus, poetas de todo el mundo hicieron de Twitter e Instagram sus principales plataformas para compartir sus letras, ahora no sólo lo siguieron haciendo, sino que cobró nuevos bríos y nuevas estrategias de interacción, por ejemplo, en España surgió el festival de poesía virtual #Poesíaentusofá, el cual poco después se replicó en algunos otros países latinoamericanos.

Por otra parte, aprovechando principalmente la irrupción de la app Zoom, se han realizado múltiples lecturas poéticas desde diferentes partes del mundo. Es frecuente ver las publicaciones en redes sociales de lecturas poéticas de este tipo con escritores de México, Chile, Argentina, España, Venezuela, sólo por mirar las de habla hispana.

Esperando mejores tiempos para que sus versos conformen libros, los poetas están escribiendo mucho aprovechando el confinamiento y están compartiendo su trabajo al menos en sus redes sociales.

Con sus respectivos alcances y matices, yo he tenido el pulso de lo que te comparto.

Con motivo de la iniciativa #Poesíaalasocho, en las semanas recientes he entrevistado a escritores de varias nacionalidades, todos ellos han coincidido en algo: hay un boom poético con motivo del Covid-19.

Todos mis colegas coinciden en el sentido, de que emergió el valor social y humano de la poesía al quedar exhibidas por el coronavirus muchas de nuestras debilidades, miserias y fortalezas.

Muchas personas están volteando a ver a la poesía como una vía no confesional para externar, abrevar y buscar el lado humano y trascendente de la vida.

Otros más están acercándose a la poesía como una vía complementaria a su apuntalamiento psicológico para salir adelante en estos tiempos.

Estoy seguro de que estamos viendo el surgimiento de nuevas corrientes poéticas y literarias, así como la fusión de géneros que marcarán al menos lo que resta de la primera mitad del siglo XXI.

Todo lo anterior es claro para quienes amamos la poesía, como también es claro que en eso radica nuestra área de contribución para las nuevas generaciones.

Yo estoy convencido de lo anterior al igual que otros más, sólo es cuestión de tiempo para verlo todos.


Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com


25 Mayo 2020 03:04:00
El Covid-19 generó un boom poético
“Hay tanta poesía en mis pulmones
que mis respiraciones finales serán un poema
y mi último suspiro un verso...".


Del poema: Poesía pulmonar. Abel Pérez Rojas.

El Covid-19 está representando una especie de catapulta para la poesía y los poetas, porque el confinamiento y la búsqueda de esperanza son un auténtico caldo de cultivo para la inspiración, la generación literaria y el acercamiento con nuevas audiencias a través de las redes sociales.

Si bien es cierto que los bardos no han sido ajenos a los efectos negativos colaterales de la pandemia -principalmente económicos y sociales-, se puede constatar una especie de boom poético en los últimos meses.

Es suficiente con hacer una simple búsqueda en Google para corroborar que muchísimos periódicos y revistas publicaron selecciones de poemas escritos durante pandemias históricas, o bien, listas con poemas motivacionales para hacer más pasadera la cuarentena.
Al escribir en el buscador de cualquier red social algún hashtag relacionado con poeta, poesía, pensamiento, reflexión, letras, etc., verás que a cada momento alguien está compartiendo una frase, un verso o un poema.

Por ejemplo, los versos del poema No te rindas de Mario Benedetti se han vuelto comunes en los muros de los usuarios de las redes sociales como una forma de dar y darse ánimo:
“No te rindas por favor no cedas, / aunque el frío queme, /aunque el miedo muerda, / aunque el sol se ponga y se calle el viento…”

Mucho antes del coronavirus, poetas de todo el mundo hicieron de Twitter e Instagram sus principales plataformas para compartir sus letras, ahora no sólo lo siguieron haciendo, sino que cobró nuevos bríos y nuevas estrategias de interacción, por ejemplo, en España surgió el festival de poesía virtual #Poesíaentusofá, el cual poco después se replicó en algunos otros países latinoamericanos.

Por otra parte, aprovechando principalmente la irrupción de la app Zoom, se han realizado múltiples lecturas poéticas desde diferentes partes del mundo. Es frecuente ver las publicaciones en redes sociales de lecturas poéticas de este tipo con escritores de México, Chile, Argentina, España, Venezuela, sólo por mirar las de habla hispana.

Esperando mejores tiempos para que sus versos conformen libros, los poetas están escribiendo mucho aprovechando el confinamiento y están compartiendo su trabajo al menos en sus redes sociales.

Con sus respectivos alcances y matices, yo he tenido el pulso de lo que te comparto.

Con motivo de la iniciativa #Poesíaalasocho, en las semanas recientes he entrevistado a escritores de varias nacionalidades, todos ellos han coincidido en algo: hay un boom poético con motivo del Covid-19.

Todos mis colegas coinciden en el sentido, de que emergió el valor social y humano de la poesía al quedar exhibidas por el coronavirus muchas de nuestras debilidades, miserias y fortalezas.

Muchas personas están volteando a ver a la poesía como una vía no confesional para externar, abrevar y buscar el lado humano y trascendente de la vida.

Otros más están acercándose a la poesía como una vía complementaria a su apuntalamiento psicológico para salir adelante en estos tiempos.

Estoy seguro de que estamos viendo el surgimiento de nuevas corrientes poéticas y literarias, así como la fusión de géneros que marcarán al menos lo que resta de la primera mitad del siglo XXI.

Todo lo anterior es claro para quienes amamos la poesía, como también es claro que en eso radica nuestra área de contribución para las nuevas generaciones.
Yo estoy convencido de lo anterior al igual que otros más, sólo es cuestión de tiempo para verlo todos.

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com

11 Mayo 2020 03:00:00
Será histórico todo lo que hagamos o dejemos de hacer durante el Covid-19
No todo el pasado es histórico, aunque sí todo lo vivido forma parte de la trayectoria de las personas, esto que parece un juego de palabras es algo digno de tener presente durante los días del Covid-19, porque los hechos se revisten de historicidad en tiempos inflexión por su aportación o repercusión social.

Después de los estragos mundiales que está dejando el Covid-19, todo se verá trastocado por la posibilidad siempre latente de que en cualquier momento podemos recaer en una situación parecida por cualquier causa, léase: pandemia, desastre natural o guerra.

Aún no sabemos con exactitud cómo ni cuándo terminará el azote de la pandemia, pero de lo que no cabe duda, es que, al menos durante varias décadas, se hablará de un “antes” y un “después” del coronavirus.

No es para menos, los efectos económicos y la modificación de las relaciones sociales y políticas de los países sólo pueden ser comparados a una guerra mundial.

Aunque sea una especie de reseteo del sistema para que las cosas sigan igual, es decir, unos poquísimos dominando y millones sometidos; son momentos definitorios de algo que está muriendo y algo que está naciendo.

Esa cualidad de punto de quiebre –aunado al aporte y repercusión social-, es lo que da el tinte de histórico a todo lo que hagamos o dejemos de hacer en estas fechas.

Lo histórico es todo aquello “que es digno de figurar en la historia” y todo “hecho memorable” de acuerdo con el Diccionario de la Lengua Española.

Será histórica la apatía y el desgano adoptado por millones de personas ante la realidad que nos aqueja.

Será histórico el valor y enjundia mostrada por miles de profesionales de la salud, quienes conformaron las primeras filas de contención de la pandemia.

Será histórico y quedarán para la posteridad los liderazgos reales visibles e invisibles que se fraguaron en la crisis.

Quedará para la historia la miseria humana que está anteponiendo el enriquecimiento y la raja política sobre la salud y las vidas de las personas.

Serán decisivas las nuevas rutas que lancemos las presentes generaciones.

Lo que hagamos o dejemos de hacer está impregnado de una carga que traspasará a las presentes generaciones, por ello será material de estudio para entender lo que ha sido hasta ahora la humanidad y para esclarecer el futuro de al menos el presente siglo.

Después de pasados los días aciagos será interesante realizar un recuento para saber qué hicieron o dejaron de hacer los artistas, los investigadores, los niños, los colectivos y organizaciones civiles.

En fin, bastará con tomar un segmento de todo lo acontecido para comprender qué trascenderá y qué se agotará en sí mismo.

En lo personal, imbuido en mi pasión por las letras, estos días me servirán para seguir investigando en torno al valor social de la poesía y los poetas.

Es vital tomar consciencia de que los días transcurren y si sólo nos centramos en sobrevivir o en tratar de sobrellevar la situación, estaremos perdiendo el momento oportuno de trascender e incidir en lo que va a marcar el derrotero de las próximas décadas de la humanidad.

Muchísimos no morirán a causa del Covid-19, pero habrán muerto de cierta forma y en cierto grado, si dejamos pasar esta ocasión sin trascender ni repercutir socialmente.

Son tiempos de trascendencia, son tiempos de valor, de fraternidad, de solidaridad y bondad.

Estoy convencido de que podemos incidir decisivamente a favor de la humanidad.

Afortunadamente quienes accedemos a alguna vertiente del arte tenemos una especie de pasadizo para transitar por todas estas cuestiones relacionadas con el tiempo.

Te dejo todo esto para el análisis, en próximas entregas continuaré reflexionando en torno a ello.

Nos vemos la próxima semana, hasta entonces.

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com
04 Mayo 2020 02:31:00
Poesía, ruta de libertad en medio del Covid-19
El confinamiento voluntario y las repercusiones nocivas provocadas por la pandemia del Covid-19 nos han orillado a un estado en el que pareciera que hemos transitado al aprisionamiento sin salida, porque muchos de nuestros planes y proyectos se vendrán abajo y nuestra vida ya no es la misma, sin embargo, en medio de todo este panorama, la poesía está representando una ruta de libertad.

En casi todo el mundo el confinamiento y la sana distancia fueron dos de las principales medidas para frenar la propagación del coronavirus.

El confinamiento sacó a la vista muchos de nuestros males que están latentes.

La ansiedad, el miedo, la apatía, la sensación acendrada de incertidumbre, la depresión y angustia han sido algunas de las repercusiones que más han dañado la salud mental de las personas.

La violencia intrafamiliar se disparó en muchos casos, pues se ha tenido que convivir más tiempo con quienes son los principales agresores de niños, mujeres y hombres.

Por otra parte, son innegables las averías ocasionadas a la economía de todos los bolsillos.

Muchos perdieron sus negocios y muchos más sus empleos.

Ni qué decir de las miles de muertes que no paran, aunque, ciertamente, ya varios países han logrado controlar el efecto letal de la pandemia.

Mientras todo esto nos está sacudiendo, la poesía –y por supuesto todas las artes-, significa una ruta de libertad.

Miles de poetas y no poetas han usado a la poesía como trampolín para escapar del aprisionamiento.

Por todas partes han surgido iniciativas y aportaciones para guarecerse en la fortaleza de las palabras y en los mundos que éstas generan.

Valdría la pena realizar una investigación profusa al respecto.

Aquí, sólo una pequeñísima muestra.

El poema luminoso de Yayoi Kusama, la famosa artista japonesa que vive recluida de forma voluntaria en un psiquiátrico. Las líneas fueron ampliamente divulgadas por los usuarios de las redes sociales.

La radio pública estadounidense NPR propuso a sus oyentes escribir un poema en forma comunitaria a partir de dos pinturas, una de Salvador Dalí y la otra de Kadir Nelson.

El festival #Poesíaenelsofá, creado por Elvira Sastre y Andrea Valbuena, en el cual, a través de Instagram han estado celebrando lecturas con destacados autores. En Uruguay se replicó la propuesta bajo el mismo hashtag.

El poema “You Clap For Me Now” (Ahora me aplaudes) de Darren James Smith, el cual fue declamado por médicos, enfermeras, taxistas, repartidores de comida, comerciantes, entre otros trabajadores esenciales, cuyo video se volvió viral con casi siete millones de reproducciones en el primer día de su publicación en Twitter.

La iniciativa “Poeta Nacional belga”, por la cual autores de ese país escriben poemas en memoria de los muertos acaecidos durante la pandemia. Los poemas son de uso libre y gratuito, por ello, cualquiera puede usarlos en memoria de algún familiar. La iniciativa es coordinada a través de tres asociaciones distintas.

En México la iniciativa #Poesíaalasocho gana cada vez más terreno, recientemente se adhirió la Academia Nacional de Literatura de México, entre otras asociaciones, colectivos, escritores, artistas y amantes de la poesía.

Van para largo los efectos nocivos causados por el Covid-19, pero lo cierto es que, cada vez más personas están encontrando en la poesía una ruta de libertad que es más visible en días aciagos como los que estamos viviendo.

Vale la pena darse cuenta. Vale la pena intentarlo.

Nos vemos la próxima semana, hasta entonces.
27 Abril 2020 03:00:00
La pedagogía de la incertidumbre y el Covid-19
El tsunami en todos los sentidos generado por la pandemia del Covid-19, ha sacado a flote la pertinencia de la pedagogía de la incertidumbre en días aciagos.

Acostumbrados a dirigir nuestra vida desde posturas que nos resuelvan las insondables lagunas provocadas por la infinitud de la realidad, enmudecemos al caer en cuenta que esa seguridad artificial está colgada con alfileres.

Y fue precisamente una pequeñísima amenaza invisible la que nos sacudió del estado mórbido que nos da seguridad.

El Covid-19 cimbró nuestra falsa “normalidad”, al ver que los sistemas de salud de casi todo el mundo han sido desarticulados -unos más, otros menos- por políticas que han dejado al mercado la salud de las personas.

Por decirlo de otra manera, nos encontramos en una orfandad sanitaria mayúscula sujeta a los intereses de los grandes laboratorios, al desarropo en el que viven miles de investigadores independientes que se ven orillados a migrar de sus países de origen y a buscar el financiamiento de las potencias mundiales; así como a la exclusión, por no decir casi persecución, de la medicina milenaria.

Ante esto, el paradigma de las certezas se resquebraja.

Así como el cambio es lo único que no cambia, igual, la visión y la pedagogía de la incertidumbre es lo que nos puede dar piso firme en escenarios que varían de un momento a otro.

Es oportuno revalorar que lo único cierto es que el cambio seguirá siendo la constante y que debemos escoger de entre nuestros saberes y experiencias previas, aquellas que no nos aten al pasado, sino lo que permita construir un andamiaje flexible, moldeable, fluido e intercambiable con otras estructuras o formas de organización que puedan, de ser necesario, ser renunciables.

En el 2013 te compartí en mi artículo “Mon Laferte y el autodidactismo de la incertidumbre”, lo siguiente:

“Según la analogía de Silvana Vignale en la pedagogía de la incertidumbre debe colocarse al ser humano en situaciones imprevisibles para que mental y emocionalmente le ubiquen

en la orilla de profundos abismos; animándole y auxiliándole para que opte por lanzarse y así experimente el vértigo del viaje, la amenazante brisa del agua al fondo del acantilado y la alegría y temporal satisfacción de llegar a puerto seguro”.

Ni duda cabe que estamos en condiciones mundiales que nos han sacado de la comodidad.

Estamos en los tiempos de la incertidumbre.

Estamos en los días en que debemos aflorar todos aquellos que nos asumimos como autodidactas emanados de la pedagogía de la incertidumbre.

De esas arenas movedizas cuyo punto de flote es la esperanza.

Podemos no contar con todos los hilos de la madeja, pero lo que siempre no debemos ni podemos soltar es la confianza de que queremos y podemos de alguna manera llegar al otro lado de la acera.

No es una cuestión de motivación superficial, es la profunda convicción de que somos mucho más que lo meramente racional e intelectual.

A propósito de todo esto, te comparto mi poema titulado “Pedagogía de la incertidumbre”:

Cuasi insondable,

a priori incognoscible,

como boca feroz te presentas,

oscuro, sin fondo... voraz.

Me achicas, me turbas,

me haces dudar;

los pasos seguros quedaron atrás,

sobre cuerdas raquíticas camino

¿dónde está el fondo?

Había olvidado caminar en la niebla,

amnesia al valor del precipicio,

fluido veloz,

dinamia por mis venas:

soy niño parido del río,

soy otro a partir del abismo.

Es tiempo de la pedagogía de la incertidumbre, de quienes nos parimos en sus entrañas.

Vale la pena darse cuenta. Vale la pena intentarlo.

Te espero la próxima semana. Hasta entonces.

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com
20 Abril 2020 04:00:00
A la defensa de la poesía en tiempos del Covid-19
La poesía no necesita ser defendida para preservar su pertinencia en tiempos convulsos como los del Covid-19, pero salir a dar la cara por la poesía y los poetas es una forma de ampararse a sí mismo y encontrar mucho sentido a lo que para algunos -entre ellos, yo-, es una pasión.

La poesía, al igual que todas las artes, siempre está siendo enjuiciada por su poca o nula utilidad en sociedades que todo lo miden en dólares y ganancias.

Los pragmáticos de las sociedades argumentan que la poesía sólo es entretenimiento y decoración.

Ese tipo de personas con los mismos que ven con cierto desdén y desprecio a quienes pretendemos hacer poesía y nos asumimos como poetas.

Fatal cuando el pragmatismo impera en los gobiernos y las artes se reducen a simples festivales escolares de fechas significativas.

Terrible cuando se ven a las artes y a los poetas como enemigos del sistema, porque eso origina persecución y censura.

Están equivocados quienes asumen dichas posturas, aunque son entendibles a la luz de la forma cómo opera el sistema imperante y en vista de la actitud superficial, snob e insustancial de algunos pseudo artistas.

Restan los creativos que no son capaces de sacar a la luz el valor y la pertinencia de la poesía en lapsos aciagos.

La poesía no cura de enfermedades, pero sí alivia almas, intelectos, vidas.

La poesía no arenga, pero sí inspira, motiva, anima.

La poesía orienta en forma de canción y es mordaz en Twitter.

La poesía es íntima, nace -muy frecuentemente- en la soledad del poeta, pero es de todos, para todos, por ello a veces culmina en himno nacional, en oración, en proclama.

La poesía es libertad, por eso el confinamiento voluntario es nada para un corazón imbuido en alegorías y metáforas.

La poesía abona a la contención de los actos bárbaros y salvajes que brotan en la desesperación, en el pánico, en el río revuelto.

La poesía es terapia ante la depresión, angustia y quebranto emocional.

Seguramente inspirados por la poesía, aunque tal vez no lo sepan, muchos trabajadores sanitarios darán más de sí, no se quebrarán ni retrocederán en las primeras filas de combate a esta pandemia y a otras calamidades.

Por la sustancia poética podemos ver el sol cubierto por los nubarrones.

Muy probablemente estás aquí leyendo estas líneas por lo que significa o ha representado en tu vida la poesía.

La poesía no necesita ser defendida, pero sí hacemos mucho por nosotros cuando intentamos hacerlo.

Te invito para que leas, compartas o escuches poesía todos los días a las 20:00 horas mientras dure la contingencia sanitaria, hazlo con el hashtag #poesíaalasocho. Juntos podemos gozar y hacer visible el valor social de la poesía.

Vale la pena intentarlo. Vale la pena darse cuenta.

Te espero la próxima semana. Hasta entonces.

06 Abril 2020 03:00:00
Covid-19: el llamado a los poetas
Los tiempos convulsos del coronavirus (Covid-19) son un llamado para echar mano de nuestro talento, a fin de que, entre todos, hagamos frente a esta pandemia que ha puesto al sistema de vida predominante en jaque.

Unos -como los médicos y enfermeras- lo harán siendo la primera línea de acción, otros lo harán manteniendo las condiciones necesarias para que otros, la gran mayoría, podamos resguardarnos.

Entre unos y otros hay poetas que no pueden eximirse a la convocatoria.

La pandemia del Covid-19 es un llamado a todos los poetas, a quienes ya se asumen como tales, y muy particularmente al poeta que todos llevamos dentro, porque los poetas saben muy bien cómo sacar de sí y de los demás, aquello que se necesita para alcanzar lo extraordinario.

De mi artículo “La importancia de los poetas en tiempos convulsos”, escrito en el 2015, traigo a colación algunas líneas que abonan a lo que hoy te comparto:

“Están equivocados quienes piensan que en tiempos como los actuales es fatuo ocupar la poesía como fulcro.

“Erróneamente hay quienes sostienen que la poesía está divorciada de la realidad y que desde ahí no se pueden ofrecer alternativas ni propuestas a los temas que nos aquejan a todos.

“Tal vez la equivocación de quienes sostienen lo anterior se deba a que frecuentemente se limita el universo poético a la rima simplona y cursi de lo romántico. Si esa es nuestra visión es entendible lo constreñido de la evaluación.

“La poesía es una forma de conocimiento, de relacionarse con el mundo interior y con el exterior, y no obstante que el propio poeta sostuviese que sus poemas tratan exclusivamente de mundos sutiles, pese a esa afirmación, sus poemas inciden en la forma como su audiencia modifica su visión del mundo que le rodea a partir de entrar en contacto con la obra”.

La poesía no es sólo una cuestión para la motivación, es una fuerza que inspira y puede desembocar en una fórmula matemática o química, en un acto heroico, en una innovación tecnológica, en altruismo, en unión, en soluciones para lo que sea.

La poesía -sería injusto no decir que también el resto de las artes-, está aflorando como si el confinamiento fuera en realidad un caldo de cultivo para la creatividad.

En el 2017 la tragedia ocasionada por el sismo provocó que los poetas mexicanos dieran la cara y mucho de lo mejor de sí.

Bajo el hashtag #FuerzaMexico muchos de sus versos y poemas mantuvieron la resistencia viva.

Tal vez, la cara poética más visible de aquellos días fue la del escritor Juan Villoro quien nos obsequió su entrañable poema: “El puño en alto”.

En mi artículo de esas fechas titulado, “Los poetas y la poesía se hicieron visibles con el terremoto”, te platiqué cómo es que poetas de todos lados sacaron lo mejor de sí:

“Los poetas estuvieron en todos lados: detrás de una cámara fotográfica tratando de atrapar en imágenes el drama humano, estuvieron organizando el tráfico en los cruceros colapsados por los semáforos descompuestos, removieron escombros, sacaron cuerpos y rescataron vidas; estuvieron posteando y detonando la participación civil.

“Se multiplicaron. Salieron de donde siempre han estado, pero injustamente los hemos invisibilizado, porque nuestro paradigma sobre la poesía y la fraternidad es corto.

“Y porque somos injustos con los poetas.

“Los poetas hicieron de todo, la fuerza sensible, humanizadora de la poesía y el resto de las artes habían hecho su trabajo tiempo atrás, por eso los seres tocados por las musas estuvieron prestos”.

Ahora, nuevamente son tiempos convulsos, son días idóneos para la poesía y los poetas, ¿no acaso Invictus, el célebre poema de William Ernest Henley, fue la inspiración para que Nelson Mandela soportara el suplicio de la dictatorial cárcel?

Celebro la iniciativa española nacida en el confinamiento por el Covid-19: #PoesíaEnTuSofá, la cual ha provocado que los poetas realicen lecturas desde el seno de sus hogares y miles se sumen en torno al sentimiento de esperanza para salir adelante ante la pandemia.

La crisis sistémica provocada por el coronavirus es un llamado para los poetas a fin de que asuman su responsabilidad social y den lo mejor de sí para salir adelante.

En efecto, son días aciagos, es tiempo de que los poetas den lo mejor de sí. La situación lo amerita.

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com
30 Marzo 2020 03:00:00
Covid-19 México: reconocimiento anticipado a los héroes de bata y cofia
Una buena parte del pueblo siempre ha sacado adelante a México en las catástrofes.

Ahora, frente a la amenaza del coronavirus (Covid-19) no será la excepción.

A esa fuerza que lo soporta todo y que cubre su identidad con batas y cofias les llegó la hora cero.

De un momento a otro se declarará la fase tres de la contingencia por el Covid-19, esto indicará que muchos permanecerán en sus casas mientras se acelera en nuestro país la curva de personas infectadas y muertas a causa de esta pandemia.

No estoy siendo alarmista, en ese sentido han ido derivando paulatinamente las declaraciones de Hugo López-Gatell Ramírez, subsecretario de Salud, que se pueden resumir en la frase: “no hay duda de que México entrará a la fase 3 del Covid-19”.

Llegada la fase 3 y el incremento de personas enfermas, la masa heroica de médicos y enfermeras enfrentarán con lo que esté a su alcance y con su experiencia la ola previsible.

Hace unos días platiqué con una de mis sobrinas que labora en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), me cimbró la realidad vista desde los ojos de alguien que está en la primera línea de esa fuerza de contención y combate.

Los médicos y enfermeras del sector salud escasamente están recibiendo una raquítica dotación de cubrebocas para realizar su labor, pero ellos no se han quedado con los brazos cruzados.

Gran parte del personal de salud de nuestro país se ha organizado por su cuenta, rebasando con mucho a sus superiores.

Médicos, enfermeras, laboratoristas, radiólogos, trabajadoras sociales, camilleros, conformaron células para adquirir con sus propios recursos equipo y aditamentos que los protejan de contraer el Covid-19 y evitar con ello ser propagadores de la enfermedad.

Los más proactivos llevan semanas auto documentándose sobre las prácticas médicas y sanitarias más exitosas en otros países.

Saben que lo más difícil se avecina y por ello algunos se han programado para ausentarse de sus hogares durante semanas.

Una verdad a voces es que el sistema de salud pública en México está colapsado.

Es una realidad que las administraciones anteriores saquearon y descuidaron el sistema de salud de nuestro país.

No obstante, hay una fortaleza a la que todos le apostamos: la experiencia y abnegación de los médicos y enfermeras mexicanos.

El personal médico en nuestro país cuenta con experiencia en situaciones parecidas -al menos en una mínima parte- a la que se va a enfrentar.

No puede descartarse todo lo aprendido durante la pandemia de gripe A (H1N1) en el 2009, ni en situaciones como las del cólera o del paludismo.

El propio subsecretario López-Gatell Ramírez tuvo un papel importante durante la la influenza AH1N1, en la cual México fue el punto neural de origen.

Yo confío en el personal médico de nuestro país, y tal vez como una cuestión propia del mexicano, me refugio en ello y en las medidas adoptadas semanas previas a la fase 3.

Todos los días a las ocho de la noche al filo de sus casas los españoles rinden tributo al personal médico que está dando la batalla frente al Covid-19.

No es para menos, su sistema de salud se ha visto rebasado al igual que en otros países.

Creo que nosotros no tenemos que esperar una situación como la que se vive en España para adelantadamente AGRADECER Y RECONOCER a TODO el personal médico que va a dar la cara por nosotros.

Sin conocerlos, sin saber sus nombres, sin poder darles un abrazo, ANTICIPADAMENTE MUCHAS GRACIAS.

Sé que tal vez algunos de ustedes perderán su salud y tal vez su vida, por eso, quiero decirle a nombre de muchos, tal vez miles: GRACIAS, GRACIAS POR SU ESFUERZO, POR SU ENTREGA, CONFIAMOS EN USTEDES.

Nuevamente los héroes anónimos sacarán adelante a México, se los aseguro.

En las próximas entregas les hablaré de otros héroes anónimos.

Nos vemos en mi próximo artículo. Les espero.

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com
23 Marzo 2020 03:00:00
Resistencia, clave contra el coronavirus
El coronavirus (COVID-19) y sus efectos, es algo muy parecido a una carrera de resistencia, en particular a un maratón.

A continuación, te comparto mi reflexión.

El maratón es una carrera que consiste en transitar 42 kilómetros y 195 metros.

El maratón es considerado la prueba madre dentro del atletismo porque requiere de condición física, concentración, fuerza de voluntad e inteligencia.

Son evidentes cada una de las cualidades anteriores.

Lo que no está tan a la vista es el resultado de la combinación de todas ellas.

Es una especie de coctel que pare individuos que transitan de lo común a lo sobresaliente.

Teniendo estos brevísimos antecedentes ahora veamos lo referente al coronavirus.

Los estragos ocasionados por el COVID-19 apenas comienzan.

Los efectos no pueden circunscribirse exclusivamente a los aspectos sanitarios.

Las repercusiones psicológicas, económicas, sociales, geopolíticos y tecnológicos están en su etapa inicial.

Cada país, cada región, cada familia y cada individuo la vivirá de manera muy propia.

Mal hacemos al generalizar, en aplicar el mismo rasero a cualquier cosa, en especial a crisis como ésta.

Las llamadas cuarentenas, confinamientos o aislamientos voluntarios para hacer frente al coronavirus están socavando las economías nacionales.

Italia y España extendieron el aislamiento de su población de quince días a un mes y han decretado penas severas para quienes las infrinjan.

Otros países europeos han seguido la misma ruta.

En México vemos cómo es que paulatinamente transitamos de la fase uno a la dos y ya vemos a la vuelta de la esquina la fase tres.

Pero, el coronavirus no se acaba al concluir el periodo de cuarentena.

El levantamiento de las restricciones adoptadas para la contención será paulatino.

De acuerdo con algunos expertos financieros los efectos económicos podrían ser de cinco a diez años.

No es por ser alarmista ni agorero del desastre, pero miles de familias perderán su sustento y otro tanto igual de empresas cerrarán sus puertas.

Es previsible la aparición de nuevas formas de delincuencia y de la elevación de los índices ya conocidos.

Las repercusiones psicológicas van desde la agudización de la soledad y la depresión, hasta el afloramiento de comportamientos salvajes que sólo giran en torno a las necesidades básicas.

El maratón llamado coronavirus apenas está en sus primeros kilómetros, aunque ya se puede ver con claridad que un ultra deportista de élite lo ganó: China.

Tenemos que aprender a administrar en medio de la crisis nuestros recursos económicos, nuestras reservas emocionales, psicológicas y espirituales.

Es tiempo de echar mano de todo lo que sabemos y todo lo que hemos vivido.

De verdad, es cuestión muy seria.

Sólo los más avezados en la adversidad -que no avorazados- son quienes saldrán adelante en lo que se avecina.

Es tiempo de conservar la calma, de ser serenos, de ser prudentes y valientes.

Aprender a vivir en la resistencia, sublimarla para que sea resiliencia y por qué no, forjar una forma de vida estoica.

Saber resistir es la clave.

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com
16 Marzo 2020 03:00:00
Coronavirus, miedo a las masas
El miedo a través del coronavirus se ha apropiado de las masas, por ello es vital mantenerse totalmente serenos y conscientes para salir lo antes posible de este episodio.

No es para menos, el miedo cuasi generalizado es muy efectivo para tocar las raíces primitivas de la humanidad.

Día y noche las grandes cadenas de comunicación (¿o desinformación?) nos bombardean con el número de personas infectadas, de personalidades que han adquirido el Covid-19, de las cifras de personas muertas por esta enfermedad.

Pareciera que se trata de un concurso para ver qué país toma la medida más drástica, cuál medio da la nota más amarillista y quién o quiénes realizan la acción más desesperada para mantenerse a salvo de lo que nos han pintado como una enfermedad mortífera.

Ya echada a andar la maquinaria del miedo y la distracción, pocos ven el gran telón geopolítico llamado coronavirus: el posicionamiento de China como la mayor potencia mundial y su demostración de que está lista para cualquier escenario apocalíptico, el desplazamiento de los ejércitos de la OTAN para mantener a raya a Rusia, el debilitamiento de Europa, en particular de Alemania; la disposición discrecional de Donald Trump de una súper bolsa millonaria con el pretexto del estado de emergencia, que le apuntalará en la reelección de la presidencia de su país, el apalancamiento de las criptoeconomía.

Y así en cada nación, por pequeña o importante que sea, por ejemplo, aquí en México el uso desvirtuado de la realidad para seguir apuntalando un golpe de Estado blando.

En fin, el coronavirus fue el pretexto ideal para infundir miedo a las masas.

No me mal interpretes, no estoy diciendo que no haya un peligro real, lo que digo es que no es de las dimensiones que nos lo están diciendo.

Mira, te invito a que veas en tiempo real el comportamiento mundial del Covid-19 (bit.ly/3d1ktPA), en esa aplicación podrás confirmar que dicha pandemia sólo es mortal en ciertas circunstancias, y que, el número de personas que se recuperan de la enfermedad es altísimo.

Dicho de otra manera, sí estamos frente a una pandemia mundial que requiere ciertos cuidados para que no se expanda, para que no ocasione bajas en determinados sectores de la población, pero que está muy lejana de ser aquella peste del fin del mundo que convertirá el planeta en un escenario de zombis contra humanos.

Si seguimos las recomendaciones básicas ampliamente difundidas por las autoridades sanitarias, controlaremos al Covid 19 y podremos continuar con nuestra vida habitual.

Lamentablemente es tan efectivo el pánico de las masas que los gobiernos están cediendo a generar situaciones de excepción y las sociedades a entregarse a los brazos de los políticos que continuarán viviendo a costa de sus pueblos.

Sé que no es fácil mantenerse verticales cuando muchos obedecen a los mecanismos básicos de manipulación, pero si no lo hacemos, será más difícil la recuperación después de controlado el coronavirus.

A propósito, te comparto mi poema titulado Sin tregua.

En medio de la peste, del terror, de los cielos rojos, de la ruina bursátil, de la cerrazón supina, del presagio funesto, de seísmos históricos, de apocalipsis cumplido, de paranoia infundada en medio de eso—y de lo que osen crear, generar, magnificar, enviar o desear—, las letras no cesarán... no estarán en cuarentena.

Nos vemos la próxima semana. Te espero.

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com
09 Marzo 2020 03:20:00
Somos el ejemplo que arrastra o distancia
Pese a que la sabiduría antigua lo dice una y otra vez, parece que no nos queda claro que nuestras palabras convencen, pero es el ejemplo lo que arrastra o distancia de nosotros a las personas.

Es entendible que, en una sociedad como la nuestra, en la cual mucho se mueve a través de la publicidad en sus múltiples manifestaciones, tratamos de convencer a las personas a través de lo más vistoso y llamativo.

Por ello, en entornos en los cuales una de las inteligencias predominantes es la lógico-verbal, no es de extrañar que acudamos a nuestro discurso para deslumbrar y convencer a nuestros interlocutores.

Pero, el discurso es hueco y estéril si cada palabra no va acompañada con acciones, y en términos más generales, si nuestro ejemplo no está detrás de todo esto.

Dice el Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua que ejemplo es: “caso o hecho sucedido en otro tiempo, que se propone, o bien para que se imite y siga, si es bueno y honesto, o para que se evite si es malo”.

El tiempo es lo que le da consistencia al ejemplo, porque no basta un solo acto o hecho para que se genere la pauta, es una serie de actos lo que atrae las miradas, lo que soporta los análisis y, sólo así, pueda generar pauta de conducta.

Claro que, un solo hecho puede ser pasaporte a la posteridad, al menos así lo hemos visto en la historia, pero debe ser de tal dimensión que es innecesario escudriñar en la vida del protagonista para citarlo y transmitirlo a las futuras generaciones.

Frecuentemente olvidamos y soslayamos todo esto porque no le prestamos interés, porque le restamos importancia, y porque no le atribuimos ninguna carga formativa.

Con nuestro ejemplo propiciamos que otras personas se formen, o bien, que justifiquen su actuar negativo.

Tenemos una responsabilidad con quienes nos rodean, sobre todo con los niños, pues principalmente en la primera infancia son gran parte el reflejo de los adultos que les rodean o que imitan.

Reflexionar sobre nuestro actuar, procurar que éste se apegue a la ética y a la virtud, es una forma de contribuir a sociedades autogestivas de su propia educación permanente.

Quienes pugnamos por una mejor sociedad, por formas de vida más civilizadas, por el predominio de la cultura de paz, tenemos que empezar por uno mismo, para que, de forma lenta, pero efectiva, otros tengan pistas accesibles, y por qué no, cimientos sobre los cuales edificar.

No se trata de moralina barata, se trata de reflexionar con sinceridad, de cuestionar críticamente los referentes que hemos hecho nuestros, y también, de educar con el ejemplo, no obstante que ello nos orille al renunciamiento de la vida fácil, a la comodidad y al “éxito” socialmente aceptado.

Vale la pena darse cuenta, vale la pena intentarlo.

Nos vemos la próxima semana. Te espero.


02 Marzo 2020 03:00:00
Cada reconocimiento compromete
Estoy convencido de que cada reconocimiento que recibimos es un compromiso consigo mismo, con los demás y con el entorno.

Sé que cada distinción es una especie de cebo para nuestro ego, si mordemos el anzuelo caemos en un inexorable retroceso, pero si conscientes de este riesgo avanzamos de manera honesta y sincera, entonces, habremos dado un paso más en nuestro desarrollo.

No es necesario que los reconocimientos que recibimos se formalicen para que provoquen sus efectos, pero concretarlos y dejar evidencia de ello, da la posibilidad de ser evaluados y autoevaluarse a la vista de todos.

Creo que con el paso del tiempo vamos encarando la vida con mayor madurez, claro que edad no es sinónimo de sabiduría, pero sí, al menos, tenemos mayores posibilidades de echar mano de nuestra experiencia previa para encarar el presente. Esto aplica en el caso de los reconocimientos.

También me queda claro que las “medallas en el pecho” no dan valor ni integridad, pero sí sirven para visibilizar nuestra labor, y si ésta es para bien, entonces, puede ser útil para inspirar a otros, sobre todo a los más jóvenes.

Si inspiramos hacia el bien, de alguna manera estamos contribuyendo en sentido inverso a toda la negatividad, violencia y corrupción de la que tanto nos quejamos.

Los reconocimientos bien merecidos suelen ser una especie de marca en el camino, son sólo un breve corte transversal para tomar respiro, porque detrás de esos momentos hay mucho trabajo y esfuerzo que de otra manera sólo serían conocidos por cada quien y su círculo más cercano.

Poco o nada valen los reconocimientos que detrás no son respaldados por trabajo y disciplina.

Los reconocimientos antecedidos por amor al prójimo tienen carga didáctica, mejor dicho, son energía pura en el contexto de la filosofía de la educación permanente.

Es una decisión enfocar los reconocimientos como compromisos.

Yo así lo pienso.

Pienso sobre todo esto y mucho más unos días previos a la inauguración de la biblioteca del Centro Cultural D’Los que llevará mi nombre.

Hace cerca de un año María Anger me notificó la decisión de que la biblioteca del Centro Cultural D’Los se llamara Abel Pérez Rojas.

Por una u otra circunstancia el evento respectivo se fue postergando hasta el día de hoy.

He tenido muchos días para reflexionar al respecto.

Claro que se siente muy agradable tal deferencia.

Recordé que hace como ocho años recibí un comunicado referente a que una escuela primaria de Veracruz llamaría con mi nombre a su biblioteca.

No pude acudir al acto y perdí el seguimiento a la evolución de la biblioteca.

Hoy me queda claro que la biblioteca Abel Pérez Rojas del Centro Cultural D’Los es una deferencia que me compromete a convocar esfuerzos, a tratar de aterrizar lo que he estudiado en torno a la evolución de las bibliotecas en el mundo.

En próximas entregas estaré reflexionando sobre los desafíos de las bibliotecas en el siglo XXI y la ruta que pueden seguir.

Me quedo por ahora con lo que significa un reconocimiento en la vida de quien lo recibe.

Acepto el compromiso y sé que no estaré solo en dicha encomienda.

Sé que muchos estarán gustosos de compartir su saber y sus obras en la biblioteca Abel Pérez Rojas.

Trataremos de que así sea.

Así será.

Nos vemos la próxima semana. Te espero.

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com
24 Febrero 2020 03:00:00
Filigramma, aprender haciendo y contrastando
El número dos de Filigramma, la revista del Círculo de Escritores Sabersinfin, ha sido un buen motivo para reflexionar en torno al valor de emprender algo para aprender.

A continuación, te platico a lo que me refiero.

Como recordarás, en diciembre presentamos el primer número de Filigramma, en aquella ocasión escribí en torno a cómo es que lo artesanal representa oxígeno en medio de la maraña propiciada por el apabullante predominio de lo tecnológico.

Hice hincapié en el valor de un proyecto colectivo centrado en el saber, pues una labor como esta siempre lleva aparejadas sorpresas en el camino, provenientes de la convivencia fraterna, el trabajo colaborativo, el desarrollo de tareas solidarias, el análisis, el diálogo y -anticipándome a lo que suele ser inherente a toda actividad humana-, los yerros, que casi siempre es de lo que más se aprende.

Después de recibir la retroalimentación del público y de los compañeros del Círculo, llegamos a la conclusión que el primer número de Filigramma había sido una obra con mucho corazón, con interesantes textos, pero con una presencia escolar.

Por ello, gracias a la disposición de todos, modificamos parte de la ruta de elaboración de la revista, sorteamos las dificultades que se presentaron y confiamos en que en el trayecto “algo” sucedería que nos acercara al propósito de lograr una revista a la altura de sus colaboradores y de la audiencia.

En el camino se sumó a Filigramma la labor del semiólogo venezolano Luis Manuel Pimentel y la lente del fotógrafo poblano Arturo López.

A ello agregamos la orientación de nuestros amigos impresores y el resultado fue dar un gran paso en lo que queremos hacer de Filigramma.

Haciendo la metalectura de todo esto faltaba dar la orientación en torno a la educación permanente.

La medida del progreso entre el primer y segundo número de Filigramma puede apreciarse contrastando ambos ejemplares.

Cuando ponemos uno junto al otro está por demás decir y enumerar las diferencias, pero lo que es más relevante es atender cómo fue que dimos ese viraje, de qué tuvimos que echar mano, en qué confiamos, que miedos vencimos, en qué nos quedamos cortos, cuáles fueron nuevamente nuestros errores y, por supuesto, hacia dónde queremos progresar.

Ahora, tenemos dos elementos para contrastar, el primer y segundo número de nuestra revista, con lo cual podemos colocar un tercer punto en el futuro, de tal manera que “triangulemos” lo que venimos haciendo.

Es decir, la ruta que hemos emprendido como colectivo literario centrado en el saber es la de aprender haciendo, contrastando nuestros pasos anteriores entre sí y con los que queremos dar.

Claro que no todo es empírico, desaprovecharíamos gran parte de nuestro potencial si sólo atendemos a la “prueba – error”, a lo que me refiero es que no podemos quedarnos paralizados sólo pensando sobre nuestros yerros, tenemos siempre que atrevernos a realizar los ajustes que sean necesarios en el camino y atender a nuestros referentes teóricos, como en este caso a la educación permanente.

De alguna manera, Filigramma nos dio la oportunidad de retomar elementos de la investigación-acción y puedo anticipar que nos abre paso a adoptar estrategias formativas centradas en el aprendizaje solidario.

En fin, más adelante te compartiré más de lo que estamos aprendiendo en el Círculo de Escritores Sabersinfin.

Nos vemos la próxima semana. Te espero.

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com
17 Febrero 2020 03:00:00
Filo Huesca: la medicina pública obsoleta, puerta para graves crisis humanitarias
Los sistemas de salud pública que se queden anclados en el pasado, es decir, que no logren modificar verdaderamente su paradigma en el vínculo que existe entre el futuro y el binomio salud/medicina, además de quedar obsoletos, pueden ser una puerta para una grave crisis humanitaria del país que se trate.

La innovación tecnológica y los más recientes descubrimientos en cuestiones biológicas y genéticas, están abriendo márgenes de prolongación de la vida insospechados.

Por ejemplo, de acuerdo con José Luis Cordeiro, fundador de la Singularity University en Silicon Valley y miembro de la Academia Mundial de Arte y Ciencia. «la muerte es un pequeño problema técnico que vamos a poder curar en los próximos años” (ABC.es. 2017)

Aunque a primera instancia esta visión de Cordeiro luce extrema, es innegable que cada vez vivimos más.

Por ejemplo, a principios del siglo XX el promedio de vida global era de alrededor de cuarenta y ocho años, hoy día es de cerca de 80 años.

Parece que estamos encarrerados en una pendiente que día a día nos imprime mayor velocidad: vivimos más y somos más.

Traigo a colación este tema debido a la reciente charla que sostuve con mi amigo Filo Huesca, quien es médico especialista en medicina antienvejecimiento, articulista y conductor de programas.

Platiqué con Filo Huesca en relación al diálogo que tuvimos hace exactamente tres años, cuya nota producto del encuentro causó un gran revuelo entre sus colegas.

Filo dice que nada ha cambiado a tres años de afirmar que “la medicina antienvejecimiento colapsaría al sistema de salud actual”.

Huesca Rufino, quien además es egresado de la Maestría en Medicina Estética y Longevidad, me recordó lo que conversamos: “la revolución científica que se avecina con las más recientes innovaciones en el campo de la medicina antienvejecimiento (conocida en inglés como medicina antiaging) harán trizas nuestros paradigmas sobre juventud, salud y bienestar, debido a que muchos de los conocimientos que tenemos al respecto provienen del pasado reciente, en el cual estaban ausentes nuevas ramas de la medicina como la nanomedicina, la terapia celular y la ingeniería de tejidos”.

Dice Filo que las cosas no han cambiado casi nada a tres años de aquella charla, aunque ahora las enfermedades biológicas acaparan la atención mundial, lo cierto es que en esta década de los años veinte podrían quedar resueltas las principales causas de mortandad actual, como el cáncer, la diabetes, la hipertensión y la obesidad.

Mientras charlo con Filo confirmo lo que vi claramente en aquella tarde de 2017: los sistemas de salud pública de países como México asumen una postura “correctiva”, de curación, mientras que los hábitos de vida saludable y la prevención pasan a un segundo plano eclipsados por la voraz publicidad de un estilo de vida basura.

Sin que yo sea experto en medicina es claro que nos encontramos en una encrucijada muy similar a la que está sucediendo con la comunicación por la irrupción de Internet, específicamente de las Webs 3.0 y 4.0: casi todo lo que habíamos previsto será rebasado antes de lo avizorado.

Muy pocos tendrán acceso a servicios médicos de punta y muchos, muchísimos, tendrán que conformarse con la medicina concebida y desarrollada en el siglo XX.

Coincido con mi querido amigo Filo Huesca: la medicina obsoleta es una puerta para posibles crisis humanitarias.

En lo personal creo que además de pensar en medicina de punta, debemos volver la mirada a la medicina alternativa, pero eso será motivo de otro artículo.

¿Qué te parece?

Nos vemos la próxima semana. Te espero.

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com
10 Febrero 2020 03:00:00
El homicidio de Dr. Cosquillas, defensor de los niños, me hizo llorar de rabia
El homicidio de Humberto Rojas Landa, mejor conocido como Doctor Cosquillas o Solecito, a manos de un ladronzuelo, me sacudió, me sumió en shock y finalmente me hizo llorar de rabia y coraje, por confirmar una vez más que siempre los mejores se nos adelantan en el camino a la muerte.

La semana pasada Doctor Cosquillas estaba en una cafetería cuando de repente ingresó un ladrón y procedió a despojar a los presentes de sus carteras y teléfonos móviles.

Por alguna situación, al parecer el ladrón le iba a disparar a una madre y su hijo, pero Cosquillas se interpuso en el camino del proyectil y quedó gravemente herido.

El ladrón huyó llevándose un teléfono móvil como botín.

Veinticuatro horas después Doctor Cosquillas falleció.

La rabia y tristeza se desbordó viralmente en las redes sociales cuando se supo de la noticia y cuando más personas se enteraron de quién era y qué hacía la víctima.

¿Quién era el Doctor Cosquillas o Solecito?

Humberto era de profesión médico, pero durante poco más de veinticinco años se caracterizó de payaso para llevar alegría a los niños enfermos, especialmente a los infantes con enfermedades terminales.

Su inspiración fue el célebre Hunter Doherty "Patch" Adams, quien saltó a la fama mundial gracias a la versión fílmica de su vida realizada en Hollywood.

Doctor Cosquillas era un convencido de que la alegría y la risa son medicina para los convalecientes, más cuando se trata de niños.

Se especializó como cuentacuentos y convenció a un grupo de amigos para que se sumaran a su labor de alegrar la vida de los menores agobiados por las enfermedades.

Humberto daba todo para conseguir su cometido a favor de la infancia.

Yo conocí en Sabersinfin.com a Doctor Cosquillas desde que se hacía llamar Solecito, pues era asiduo colaborador del programa Ciber Peques que conduce y produce mi querida amiga Eunice Gil.

Los videos dan testimonio de su pasión y amor hacia la infancia.

Lamento no haber convivido más con Humberto y con Doctor Cosquillas.

Mi coraje se acrecentó cuando supe que no había recursos para sepultarlo, porque una vez más confirmé que los seres bondadosos dan hasta lo que no tienen por las causas nobles.

Me entristece que una familia se haya quedado sin alguien tan amado como Humberto.

Me duele que los buenos de este país hayan perdido de sus filas a Doctor Cosquillas.

Exijo, seguramente a nombre de millones – en verdad que no exagero, pues la noticia se hizo viral-, que se capture al o los responsables y que por ningún motivo alcancen fianza o libertad bajo caución.

La Fiscalía General del Estado de Puebla no puede fallar por ningún motivo en este caso.

Le pido al Gobernador del Estado, Miguel Barbosa Huerta, que dé seguimiento personal al asunto para que no quede en el olvido.

A quienes quieran apoyar a la familia de Doctor Cosquillas lo pueden hacer a la cuenta: BanCoppel número 4169 1604 1207 3893 (los depósitos se pueden realizar en Oxxo).

Seguirás enseñando con tu ejemplo querido Doctor Cosquillas.

Descanse en paz.

Nos vemos la próxima semana. Te espero.

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com
27 Enero 2020 03:00:00
Aún no se resuelve el caso de la activista Elda Ruiz
A través de un pronunciamiento que ha empezado a circular desde la semana pasada, activistas, académicos, artistas y público en general, solicitan urgente solución al caso de la activista Elda Ruiz Flores, quien se encuentra en una situación sumamente difícil, presa de la enfermedad y el burocratismo.

Aquí el pronunciamiento dirigido a Luis Miguel Barbosa, Gobernador de Puebla, y a Melitón Lozano Pérez, Secretario de Educación Pública de la entidad:

"Por medio de la presente, quienes firmamos de manera voluntaria este pronunciamiento, hacemos una petición urgente para que atiendan el caso de nuestra compañera de lucha, activista, reportera gráfica, conductora de programas de radio en diversos medios de comunicación y docente Lic. Elda Ruiz Flores, adscrita a la Universidad Pedagógica Nacional (UPN) Unidad 211-Puebla, Clave presupuestal 11007743900. 0 E9209010515, con R.F.C. RUFE7001036Q5. CURP. RUFE700103MHGZLL05.

"La problemática que vive nuestra compañera Elda Ruiz Flores se debe en gran parte al proceso burocrático que ha tenido que pasar en los últimos años. La voluntad de ustedes es necesaria para poder resolver la situación que Elda Ruiz Flores vive, por lo que planteamos el problema que enfrenta para solicitarle su intervención para solucionarlo.

Este pronunciamiento lo respaldamos amigas y amigos, compañeras y compañeros de trabajo y gente cercana que conoce a Elda Ruiz Flores quien además de docente de la UPN desde hace 25 años, también ha hecho trabajo comunitario y colaborativo con diversas organizaciones que defienden los Derechos Humanos de las poblaciones LGBTTTI del estado de Puebla, ha documentado gráficamente el movimiento y la lucha por los Derechos Humanos; ha abierto los micrófonos de sus programas de radio para difundir a lo largo de 30 años los derechos de las poblaciones LGBTTTI+, pero también ha abierto su espacio a otros movimientos sociales como el de las mujeres y el de los maestros del interior del Estado en el País, ha acompañado a múltiples personas y organizaciones en sus diversas luchas y ha ayudado a personas enfermas para

recuperarse y continuar con su vida y sus planes. Ha hecho labor altruista con niños y niñas con discapacidades. Elda Ruiz está orgullosa de haber lograr metas y objetivos humanistas y hacer enlaces sin recibir sueldo alguno, más que el que tenía en la UPN. Ahora ella se encuentra en una situación de salud delicada.

"De acuerdo a lo que hemos sido testigos, nuestra querida amiga Elda Ruiz Flores por fin tiene un diagnóstico certero de los padecimientos que se le manifestaron hace más de 5 años y que en su momento, los médicos y especialistas del ISSSTE no sabían qué tipo de enfermedad era porque no le hacían los exámenes que requería pero que le impedían realizar su labor docente de tiempo completo y de coordinadora de Difusión Cultural y Extensión Universitaria en la institución mencionada anteriormente, por lo que cada vez que acudía a consulta, los médicos se limitaban únicamente a darle incapacidades (licencias médicas) cada vez más largas pero sin un diagnóstico certero.

A Elda las enfermedades ahora ya diagnosticadas le impiden desplazarse libremente, autosuficientemente y sin perder el rumbo, mantenerse en equilibrio, subir y bajar escaleras o banquetas, hablar y mantener una conversación coherente, además de provocarle pérdida de memoria a corto plazo. Las enfermedades ya diagnosticadas son Gonartrosis Izquierda grado II, Trastorno y deterioro neurocognitivo mayor, Disautonomía Degenerativa, Glaucoma – Ceguera Legal y Vista Tubular en ambos ojos; además de que tiene una cirugía de Implantación de marcapasos.

"La problemática actual en la que Elda Ruiz Flores se encuentra es haber rebasado el número de licencias médicas debido a la burocracia y falta de un diagnóstico específico y oportuno que los más de 15 especialistas que la atendieron no le daban. Ninguno, en los más de 5 años que lo solicitó, le daba un diagnóstico, sin embargo, el deterioro físico y mental progresivo era una realidad. Después del diagnóstico, fue candidata a ser pensionada por invalidez, pero ahora le dicen que no se la pueden hacer valida en la Secretaría de Educación Pública porque le señalan que tiene un adeudo que rebasa los $157,000.00 (Ciento cincuenta y siete mil pesos). Sin embargo, al no percibir sueldo alguno ni ingresos de ningún tipo ni de ninguna instancia gubernamental ni privada, no tiene el dinero para pagar esa injusta decisión ni para continuar con el trámite de su pensión, que, por cierto, es el último trámite para su baja definitiva en la UPN.

En 2019, al llegar el actual titular de la Secretaria de Educación Pública, el Dr. Melitón Lozano Pérez, en un martes ciudadano, se comprometió con la Docente en solucionar su caso entre 5 y 10 días, sin embargo, no fue así. Elda Ruiz en silla de ruedas volvió a presentarse ante la institución, la hicieron pasar por todas las mesas, pues nadie estaba enterado de su caso. En esta nueva ocasión, le prometieron hablarle en 8 días, sin embargo, ya pasaron 6 meses, y no hay solución y mucho menos una respuesta. Por tal motivo, nuestra compañera Elda Ruiz, acudió el pasado miércoles 15 de enero 2020 a solicitar la intervención urgente del

Gobernador del Estado de Puebla Luis Miguel Barbosa Huerta, quien de inmediato le canalizó a la Secretaria de Educación Pública, en donde se comprometieron a llamarle el día 22 del presente, sin que hasta el día de hoy tenga una respuesta favorable, sumando ya más de 730 días de un calvario burocrático con las instituciones.

Cabe hacer mención que el trámite de la invalidez permanente tiene una vigencia de dos años de los cuales ya van 14 meses, lamentablemente de vencerse la vigencia, Elda tendría que retomar nuevamente el trámite desde el inicio. Finalmente sigue faltando VOLUNTAD para firmar la baja por parte de la Secretaria de Educación Pública, para que Elda Ruiz pueda tener una vida tranquila, sin preocupaciones y de calidad, para poder frenar así el avance de sus enfermedades agravadas.

Por todo lo anteriormente expresado, con este pronunciamiento hacemos un llamado urgente a la petición de ayuda humanitaria que Elda Ruiz Flores solicita para resolver favorablemente este penoso asunto.

¡NO MÁS BUROCRACIA, LA DOCENTE, ACTIVISTA Y FOTÓGRAFA ELDA RUIZ FLORES NECESITA SOLUCIÓN GUBERNAMENTAL URGENTE!

Hasta aquí la extensa, pero necesaria cita.

A la espera de la solución urgente y favorable de lo que vive nuestra compañera y amiga Elda Ruíz Flores.

Nos vemos la próxima semana. Te espero.

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com
20 Enero 2020 04:00:00
Sabersinfin
“El activismo nunca deja solo a uno de los suyos”. Abel Pérez Rojas.

La semana pasada te compartí la situación tan delicada y extrema que vive la activista en derechos humanos, comunicadora y docente Elda Ruiz Flores, debido a una enfermedad que la ha reducido a la incapacidad casi total y al burocratismo gubernamental que le ha impedido percibir un solo peso de la plaza adscrita a la Universidad Pedagógica Nacional (UPN), unidad 211 en la ciudad de Puebla.

Te compartí de manera breve la trayectoria tan brillante y valiente de Elda en torno a los derechos humanos de las personas de la comunidad lésbico, gay, transexual y transgénero (LGBT) en México, particularmente en el estado de Puebla.

También te platiqué de cómo ha estado a punto de perder la vida debido a las constantes caídas por la pérdida de equilibrio y la falta de coordinación motora.

Omití mencionar que en el 2016 Elda fue víctima de un fraude debido a que unos pillos usaron su documentación para tramitar diversos créditos a su nombre, obviamente a sus espaldas, sin su consentimiento y con la complacencia de los funcionarios en turno, lo cual la privó de la totalidad de su sueldo.

Después de mi artículo de la semana pasada, las muestras de cariño y solidaridad no se hicieron esperar, tanto de profesores, exalumnos, colegas y principalmente la comunidad LGBT.

Gratamente pronunciamientos de apoyo llegaron de todas partes de México y de varios países: España, Chile, Estados Unidos, Perú, Colombia, entre otros tantos.

Surgieron propuestas de donaciones, de realizar conciertos y colectas para apoyar a Elda. Eso, seguramente, será motivo de otro artículo más adelante.

Después de varios periplos, el pasado miércoles 15 de enero, Elda se apostó en Casa Aguayo en el marco de las Jornadas de Atención Ciudadana para tratar de entrevistarse con el gobernador del estado de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, y de viva voz escuchara su situación.

Gracias a la intervención de varios compañeros de los medios y colaboradores del mandatario, Elda y su acompañante pudieron hablar personalmente con el gobernador Barbosa.

Después de escucharlas con atención y pedir referencias del caso a sus colaboradores, externó su comprensión con Elda Ruiz, pues hizo alusión a que él también durante toda su vida ha sido defensor de los derechos humanos, y ahora también, comprende en carne propia la situación de las personas con discapacidad.

Fue breve la entrevista, pero al momento giró instrucciones para que se brinde toda la asesoría y apoyo necesario para proceder a la cancelación del indebido adeudo que ha marginado a Elda Ruiz de su pensión.

Casi al borde las lágrimas Elda se despidió del gobernador Barbosa con su promesa de que estará pendiente para que a la brevedad se resuelva esta lamentable situación burocrática tan lesiva para la multigalardonada por su labor a favor de los derechos humanos.

Todo esto que te comparto ha sido un paso muy importante, pero aún no se puede cantar victoria hasta que Elda Ruiz reciba su carta de liberación de cualquier adeudo, su jubilación definitiva, la pensión respectiva y el apoyo necesario para esclarecer los fraudes de los cuales fue víctima.

Sin embargo, se dio un importante paso al hacer visible su situación ante la comunidad internacional y recibir el respaldo del gobernador Miguel Barbosa Huerta.

Sobra decir que todos estaremos pendientes de que la situación de Elda se resuelva a la brevedad y de la mejor manera, pues Elda está deteriorándose progresivamente y es necesario que afronte su enfermedad con tranquilidad.

Valdría la pena que las distintas organizaciones de derechos humanos se documentaran sobre la vida y trayectoria de Elda Ruiz, a fin de hacerle los justos reconocimientos que se merece.

Nos vemos la próxima semana, hasta entonces.

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com
19 Enero 2020 04:00:00
La activista Elda Ruiz necesita solución gubernamental urgente
La comunicadora, activista y docente Elda Ruiz Flores se encuentra muy delicada de salud y en una situación de extrema pobreza, y todo debido a una enfermedad que la ha ido menguando hasta reducirla a la incapacidad total y, por otro lado, una maraña burocrática que la tiene sin percibir un solo centavo de la plaza adscrita a la Universidad Pedagógica Nacional (UPN), unidad 211 en la ciudad de Puebla.

Aquí parte de su trayectoria y de manera muy breve su situación.

Elda Ruiz es un referente en el periodismo de México por ser una de las comunicadoras que más amplia y profusamente ha documentado fotográficamente la evolución del movimiento lésbico, gay, transexual y transgénero (LGBT), particularmente en Puebla.

A lo largo de casi 30 años dedicados a dicha labor, Elda ha recibido múltiples reconocimientos por su contribución en hacer visibles los derechos humanos, en particular los derechos sexuales, muy especialmente de quienes han tenido que vivir por lo mismo en la clandestinidad.

Hasta hace unos años, además de laborar en el área de difusión de la UPN, unidad 211, Elda era una mujer ocupada en la mejora de la comunidad.

Sin embargo, hace poco más de cinco años Elda inició con una serie de síntomas por los cuales empezó repentinamente a perder el equilibrio, la coordinación verbal y la memoria.

A partir de entonces, Elda se ha caído en innumerables ocasiones, motivo por el cual tiene que usar casco de ciclista y ya no puede valerse por sí misma.

En diciembre del año 2015 te platiqué en mi artículo “El casco amarillo de Elda Ruiz”, las medidas que tuvo que empezar a adoptar para no perder la vida en una de tantas caídas y para no extraviarse debido a la pérdida de memoria.

Por si fuera poco, en diciembre del 2016, Elda y Cecilia Cordero, fueron asaltadas mientras abordaron un taxi en la ciudad de Puebla, el asalto acabó en una brutal golpiza que les tuvo varios días hospitalizadas.

Fue de tal tamaño la agresión, que en aquella ocasión los asaltantes dejaron de golpearlas porque pensaban que ya estaban muertas.

Después de que hace cinco años presentó un segundo evento cerebral, Elda recibió un mal diagnóstico médico de parte del ISSSTE, su salud fue minando al grado de tener disautonomía, ceguera, deterioro cognitivo mayor, memoria a corto plazo y hace dos años le colocaron un marcapasos.

El pasado 4 de enero del año en curso, Elda cumplió 50 años, y su viacrucis no termina, se ha agravado y está a punto de que se vuelva peor.

Hace cerca de un año el ISSSTE al fin la pensionó, pero mientras avanzaba el proceso y tomaban una decisión final, sus licencias médicas seguían avanzando.

Actualmente en la Secretaría de Educación Pública no firman su baja, hasta que pague 157,000.00 pesos debido a las incapacidades que recibió y que a decir de esa dependencia no debió de haber percibido.

Elda Ruiz no se niega a pagar dicha cantidad, pero no puede cubrirla sin recibir su pensión.

Ella a propuesto que le vayan descontando dicho monto de su pensión, pero, ya sea por desconocimiento o por falta de decisión de las autoridades, su situación se encuentra en un tortuoso congelamiento que podría agravarse debido a la progresión de su deterioro físico y mental, así como a que la invalidez permanente tiene una vigencia de dos años.

De vencerse la vigencia, tendría que retomar nuevamente el trámite desde el inicio.

Pese a tocar distintas puertas, tanto en el ámbito federal como estatal, y después de que se aclarara que corresponde a las autoridades estatales concretar el proceso de jubilación, a la fecha nadie le ha resuelto nada y solo han sido largas y más largas.

No se trata de que le regalen a Elda nada de lo que no corresponda a su derecho, de lo que se trata es de que se tome una decisión ejecutiva para concluir su proceso de jubilación y un acuerdo para que ella pueda ir solventando el monto que a decir de la SEP no debió de haber recibido.

Aquí tiene el Gobierno del licenciado Luis Miguel Barbosa Huerta, una excelente oportunidad para dar una muestra más de que su prioridad es humanista por encima de las cuestiones burocráticas engorrosas.

La situación y brillante trayectoria de Elda lo amerita.


13 Enero 2020 03:00:00
La activista Elda Ruiz necesita solución gubernamental urgente
La comunicadora, activista y docente Elda Ruiz Flores, se encuentra muy delicada de salud y en una situación de extrema pobreza, y todo debido a una enfermedad que la ha ido menguando hasta reducirla a la incapacidad total y, por otro lado, una maraña burocrática que la tiene sin percibir un solo centavo de la plaza adscrita a la Universidad Pedagógica Nacional (UPN), unidad 211 en la ciudad de Puebla.

Aquí parte de su trayectoria y de manera muy breve su situación.

Elda Ruiz es un referente en el periodismo de México por ser una de las comunicadoras que más amplia y profusamente ha documentado fotográficamente la evolución del movimiento lésbico gay transexual y transgénero (LGBT), particularmente en el estado de Puebla.

A lo largo de casi treinta años dedicados a dicha labor, Elda ha recibido múltiples reconocimientos por su contribución en hacer visibles los derechos humanos, en particular los derechos sexuales, muy especialmente de quienes han tenido que vivir por lo mismo en la clandestinidad.

Hasta hace unos años, además de laborar en el área de difusión de la UPN, unidad 211, Elda era una mujer ocupada en la mejora de la comunidad.

Sin embargo, hace poco más de cinco años Elda inició con una serie de síntomas por los cuales empezó repentinamente a perder el equilibrio, la coordinación verbal y la memoria.

A partir de entonces, Elda se ha caído en innumerables ocasiones, motivo por lo cual tiene que usar casco de ciclista y ya no puede valerse por sí misma.

En diciembre del año 2015 te platiqué en mi artículo “El casco amarillo de Elda Ruiz”, las medidas que tuvo que empezar a adoptar para no perder la vida en una de tantas caídas y para no extraviarse debido a la pérdida de memoria.

Por si fuera poco, en diciembre del 2016, Elda y Cecilia Cordero, fueron asaltadas mientras abordaron un taxi en la ciudad de Puebla, el asalto acabó en una brutal golpiza que les tuvo varios días hospitalizadas.

Fue de tal tamaño la agresión, que en aquella ocasión los asaltantes dejaron de golpearlas porque pensaban que ya estaban muertas.

Después de que hace cinco años presentó un segundo evento cerebral, Elda recibió un mal diagnóstico médico de parte del ISSSTE, su salud fue minando al grado de tener disautonomía, ceguera, deterioro cognitivo mayor, memoria a corto plazo y hace dos años le colocaron un marcapasos.

El pasado 4 de enero del año en curso, Elda cumplió cincuenta años, y su viacrucis no termina, se ha agravado y está a punto de que se vuelva peor.

Hace cerca de un año el ISSSTE al fin la pensionó, pero mientras avanzaba el proceso y tomaban una decisión final, sus licencias médicas seguían avanzando.

Actualmente en la Secretaría de Educación Pública no firman su baja, hasta que pague 157,000.00 pesos debido a las incapacidades que recibió y que a decir de esa dependencia no debió de haber percibido.

Elda Ruiz no se niega a pagar dicha cantidad, pero no puede cubrirla sin recibir su pensión.

Ella a propuesto que le vayan descontando dicho monto de su pensión, pero, ya sea por desconocimiento o por falta de decisión de las autoridades, su situación se encuentra en un tortuoso congelamiento que podría agravarse debido a la progresión de su deterioro físico y mental, así como a que la invalidez permanente tiene una vigencia de dos años.

De vencerse la vigencia, tendría que retomar nuevamente el trámite desde el inicio.

Pese a tocar distintas puertas, tanto en el ámbito federal como estatal, y después de que se aclarara que corresponde a las autoridades estatales concretar el proceso de jubilación, a la fecha nadie le ha resuelto nada y sólo han sido largas y más largas.

No se trata de que le regalen a Elda nada de lo que no corresponda a su derecho, de lo que se trata es de que se tome una decisión ejecutiva para concluir su proceso de jubilación y un acuerdo para que ella pueda ir solventando el monto que a decir de la SEP no debió de haber recibido.

Aquí tiene el gobierno del licenciado Luis Miguel Barbosa Huerta, una excelente oportunidad para dar una muestra más de que su prioridad es humanista por encima de las cuestiones burocráticas engorrosas.

La situación y brillante trayectoria de Elda lo amerita.

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com
30 Diciembre 2019 04:00:00
SABERSINFIN
“Pongo el pecho a mis miedos, porque sus balas son imaginarias”. Abel Pérez Rojas.

La adopción del frío como uno de mis maestros lo recordaré significativamente como algo muy destacado de este año que concluye.

Arribé al frío a mitad de este año, lo hice buscando alternativas para afrontar el estrés y para tener mayor control sobre mi carácter.

Inicié con baños de agua fría, no los abandoné, no obstante que al tercer día una gripe me cobró la factura por el cambio de hábito.

Después de un par de semanas y gracias a la orientación de un buen amigo llegué al método Wim Hof, el cual es en resumen una combinación de meditación, concentración, adopción de ciclos específicos de respiraciones para hiperoxigenar el cuerpo y la exposición al frío.

Todo lo anterior con tal de fortalecer el sistema inmunológico y evitar en gran parte las enfermedades que aquejan a la mayoría de la población.

Los resultados son sorprendentemente inmediatos y significaron el pórtico de una forma de vida alternativa.

Después de medio año he vivido una serie de experiencias que hasta hace algún tiempo parecían imposibles debido a los problemas respiratorios que durante muchos años he padecido.

Escalar descalzo el Tepozteco, correr sólo en pantaloncillos bajo la lluvia, al amanecer, tomar una ducha con agua gélida y no usar abrigo durante lo que va del invierno son sólo algunos de los logros personales visibles de lo que estoy descubriendo en mi interior.

En las semanas recientes me he centrado más en lo mental y trascendente pues he entendido que lo físico viene por añadidura.

De la hiperoxigenación que es la base del método Wim Hof, he transitado a la experimentación con la respiración de fuego y la medicina cuántica.

De la respiración de fuego puedo decirte que es una herramienta del Pranayama para atender la ansiedad, las preocupaciones, el dolor, entre otros estados que son el pan nuestro de cada día de la gran mayoría de las personas.

Ya te comentaré en otra ocasión sobre mi experiencia de combinar la respiración de fuego y la propuesta de hiperoxigenación Hof.

Por ahora, puedo adelantarte que son hiperoxigenaciones diferentes, pero complementarias.

Para compartirte sobre mi experiencia en la medicina cuántica espero hacerlo a través de una entrevista con alguien experto. Ya tengo a la persona indicada para compartirte al respecto.

Regreso a mi adopción del frío como mi maestro.

He descubierto que una vez que comprendes que el frío no te va a enfermar debido a la fortaleza que desarrollas con el método Wim Hof, puedes degustarlo como creo que se paladea un café intenso o una cerveza amarga, porque se aprecian una serie de sensaciones que te llevan a comprender que el miedo al frío es de carácter psicológico originado por nuestros malos hábitos, que ciertamente, nos hacen frágiles a las bajas temperaturas.

En este camino que ando no es que se trate de ser insensibles al frío, de lo que se trata es de conseguir una fortaleza de tal dimensión que ésta puede trasladarse a otras esferas de la vida diaria.

A través del frío he aprendido que nuestros miedos son psicológicos, que no hay por qué rehuirlos, que hay que vivirlos para comprender que una vez que nos atraviesan se van porque son magnificaciones de nuestra mente equivocada.

En fin, una de las cosas que me dejó el año que concluye es que afrontar el frío me ha enseñado muchas cuestiones íntimas y profundas.

Vale la pena intentarlo.

¡Feliz año nuevo para ti y todos tus seres queridos!


Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com

28 Diciembre 2019 04:00:00
Microbibliotecas, agradecimiento y regeneración del tejido social
Cuando se inaugure en Tuxtepec, Oaxaca, la microbiblioteca Pablo de la Iglesia Alonso, se estará poniendo de manifiesto una vez más como a través de un acto a favor de la cultura y la paz, se puede rendir tributo y perpetuar la memoria de quienes en vida dieron parte de su ser para hacer de su entorno un espacio más humano.

A continuación, te comparto algunos antecedentes para contextualizar lo expuesto. Después de varios años de estudios e investigaciones, en mayo de 2015, Luis Fernando Paredes Porras, Eréndira Armas, Jorge Gabriel “Caribe” y un servidor, publicamos la Carta del Barrio Educador, la cual es un documento que abreva la visión de la Carta de Ciudades Educadoras, pero hace visible en primer plano a los barrios y las colonias como el centro del tejido social y como célula inmediata posterior a la familia en los procesos educativos sociales.

Reconociendo el “poder regenerador de los colectivos sociales”, en agosto de ese año se inauguraron en la ciudad de Puebla las microbibliotecas Naty Rojas y Felipe Matías Velasco, las cuales se instituyeron como un punto de encuentro para fomentar la lectoescritura, para acercar a los artistas con el público y para ser un detonador cultural en su entorno inmediato.

Con el paso del tiempo, en enero de 2017, como parte de la experiencia acumulada en la microbiblioteca Naty Rojas, surgió el Círculo de Escritores Sabersinfín, el cual coordina acertadamente Leticia Díaz Gama, y que actualmente arropa y ha visto pasar por sus sesiones a destacados literatos.

En noviembre del año 2017 se llevó a cabo el Primer Encuentro Nacional de Escritores BUAP-Sabersinfín, cuyo motor primordial fue el Círculo de Escritores Sabersinfín. Ahora en este año en breve se desarrollará el Tercer Encuentro Nacional y Segundo Internacional de Escritores.
En mayo de 2018 sale a la luz la primera antología de un grupo de autores del Círculo de Escritores Sabersinfín.

En breve publicarán la segunda antología del Círculo de Escritores, ahora de cuentos. Antes de concluir el año los amantes de las letras se han propuesto publicar el primer número de su revista y dos antologías más para el 2020.

A la par de lo que sucedía en Puebla, Paredes Porras tropicaliza en la Cuenca del Papaloapan estas intenciones educativas a través de múltiples acciones que van desde la identificación, resguardo y divulgación del patrimonio cultural de la Cuenca, fundamentalmente a través de la palabra, que da origen a la generación de contenidos en medios de comunicación, pasando por un movimiento denominado Préstame tu Recuerdo y Las Mil una Voces.

Como puedes ver es real el poder generador y regenerador de los colectivos sociales. No tienen fin, aunque en un momento dado cambien, se asocien o fusionen.
Así, cuando a las 17:00 horas del martes 12 de noviembre del año en curso, se suscriba la Carta del Barrio Educador y se inaugure en el Hotel Mesón de la Chinantla, en Tuxtepec, Oaxaca, la microbiblioteca Pablo de la Iglesia Alonso, continuará esta historia que, al menos en esta parte de la gran red, inició en 2006 con la fundación de Sabersinfin.com.

Para mi sorpresa y la de muchos, es grato saber que, entre las acciones derivadas de la inauguración de esta microbiblioteca, se realizará el recital musical poético El Sentir de la Patria con la participación estelar de Xóchitl Castro Reyes y del grupo Toktli Son; en dicho evento se estrenará el corrido a Felipe Matías Velasco, poeta, artesano, filántropo y nombrado hijo predilecto de Tuxtepec, quien falleció en septiembre de 2012. El grupo de entusiastas promotores de Tuxtepec que encabeza Paredes Porras se ha propuesto inaugurar al menos cinco microbibliotecas en el primer semestre del próximo año.

Bien por el educador, comunicador y gestor cultural Luis Fernando Paredes Porras, por el Hotel Mesón de la Chinantla y por todos aquellos que han hecho posible que la Carta del Barrio Educador, a través de las microbibliotecas, sigan contribuyendo a un mundo mejor.
Nos vemos en la próxima entrega. Te espero.


25 Diciembre 2019 04:00:00
2019: un año fructífero para el Círculo de Escritores Sabersinfín

Por su producción literaria, por los proyectos que se avecinan en los próximos meses y por las obras generadas en lo individual y colectivo, sin lugar a dudas el 2019 fue un año muy fructífero para el Círculo de Escritores Sabersinfín (CES), con sede en la capital poblana.

Con motivo de la cercana conclusión del año, curso que significa la antesala del tercer aniversario del CES, me he dado la libertad de hacer un breve recuento de lo realizado por el colectivo, y con ello, el arqueo de una especie de construcción de algunos bloques de la historia literaria poblana reciente.

Por ello, antes de entrar al conciso resumen, hago un brevísimo recuento de la labor del CES desde su fundación.

El CES surgió en enero de 2017 como un colectivo derivado de los creadores artísticos y promotores culturales que fueron coincidiendo en torno al proyecto cultural Sabersinfin.com.

Desde su fundación el CES ha sido coordinado con tino por la escritora poblana Leticia Díaz Gama, ganadora en el 2015 del premio Puebla en 100 Palabras.

En noviembre de 2017 y 2018 se llevaron a cabo las dos primeras ediciones del Encuentro Nacional e Internacional de Escritores BUAP-Sabersinfín, cuyo motor primordial independiente a la máxima casa de estudios poblana fue el círculo.

En mayo de 2018 un grupo de autores pertenecientes al CES publicaron la primera antología poética bajo el título: Alborada Poética.

De 2017 al 2018, varios de los integrantes del CES, de forma independiente han ganado concursos, participado en antologías nacionales e internacionales y han publicado libros en diversos géneros literarios, además de que durante las sesiones semanales de los miércoles se han concretado exposiciones, conferencias, cursos y talleres que han tenido a la literatura como eje central.

La labor continuó ininterrumpidamente en este 2019, fue así como del 27 al 29 de noviembre se efectuó el Tercer Encuentro Nacional y Segundo Encuentro Internacional de Escritores, bajo los auspicios de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) y con la decisiva participación del CES, sumada a la intervención de literatos de la Academia Nacional de Literatura perteneciente a la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística, Fundación Cultural EOS, Revista Ameyal y Óclesis.

El sábado 23 de noviembre siete integrantes del CES deleitaron con su poesía a los asistentes a la jornada cultural en el patio central del Palacio Municipal, dentro del programa: Palacio Municipal, Puertas abiertas.

Durante los días del 4 al 7 de diciembre, a través del CES, Puebla fue subsede de la Segunda Feria Nacional Universitaria del Libro Oaxaca 2019, organizada por la Dirección General de Bibliotecas de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO).

El pasado 12 de diciembre, en el Café Las Conchas, en el Centro Histórico de la Ciudad de Puebla, integrantes del CES presentaron la antología de cuentos: Non Omnis Moriar (No Moriré del Todo) y la revista literaria: Filigramma.

No Moriré del Todo está conformada por historias breves cuyo punto en común es la muerte.

Los autores participantes en Non Omnis Moriar fueron: Leticia Díaz Gama, Macedonio Vidal Pérez, Olivia Sesma Rascón, Armando Bañuelos Romero, Sarahí Jarquín Ortega, Celia Tobón Cuautli, Lilia R. Corcorán, Alicia Flores, José del Rosario Sánchez Franco, Nicholas Gutiérrez Pulido, Julia Salinas, Moisés Gómez Maldonado y Joel Samperio Tepale.

Por su parte, Filigramma es una revista literaria independiente que pretende ser bimestral en la cual se publiquen algunas de las creaciones de los integrantes del CES, de tal manera que la actividad fruto de sus sesiones y retroalimentaciones no se quede exclusivamente en el reducto de su alcance inmediato.

Hasta aquí el sintético recuento que por breve omite varios quehaceres no menos importantes.

Indiscutiblemente el 2019 además de fructífero fue el año de consolidación del CES. Muy bien por quienes han crecido al seno del Círculo, pero también por aquellos quienes han sido tocados con sus frutos. Enhorabuena por el Círculo, lo mejor para el 2020.

23 Diciembre 2019 03:00:00
2019, un año fructífero para el Círculo de Escritores Sabersinfin
Por su producción literaria, por los proyectos que se avecinan en los próximos meses y por las obras generadas en lo individual y colectivo, sin lugar a duda el 2019 fue un año muy fructífero para el Círculo de Escritores Sabersinfin (CES) con sede en la capital poblana.

Con motivo de la cercana conclusión del año, curso que significa la antesala del tercer aniversario del CES, me he dado la libertad de hacer un breve recuento de lo realizado por el colectivo, y con ello, el arqueo de una especie de construcción de algunos bloques de la historia literaria poblana reciente.

Por ello, antes de entrar al conciso resumen, hago un brevísimo recuento de la labor del CES desde su fundación.

El CES surgió en enero de 2017 como un colectivo derivado de los creadores artísticos y promotores culturales que fueron coincidiendo en torno al proyecto cultural Sabersinfin.com.

Desde su fundación el CES ha sido coordinado con tino por la escritora poblana Leticia Díaz Gama, ganadora en el 2015 del premio Puebla en 100 Palabras.

En noviembre de los años 2017 y 2018 se llevaron a cabo las dos primeras ediciones del Encuentro Nacional e Internacional de Escritores BUAP-Sabersinfin, cuyo motor primordial independiente a la máxima casa de estudios poblana fue el Círculo.

En mayo de 2018 un grupo de autores pertenecientes al CES publicaron la primera antología poética bajo el título: Alborada Poética.

Del 2017 al 2018, varios de los integrantes del CES, de forma independiente han ganado concursos, participado en antologías nacionales e internacionales y han publicado libros en diversos géneros literarios, además de que durante las sesiones semanales de los miércoles se han concretado exposiciones, conferencias, cursos y talleres que han tenido a la literatura como eje central.

La labor continuó ininterrumpidamente en este 2019, fue así como del 27 al 29 de noviembre se efectuó el III Encuentro Nacional y II Internacional de Escritores, bajo los auspicios de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) y con la decisiva participación del CES, sumada a la intervención de literatos de la Academia Nacional de Literatura perteneciente a la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística, Fundación Cultural EOS, Revista Ameyal y Óclesis.

El sábado 23 de noviembre siete integrantes del CES deleitaron con su poesía a los asistentes a la jornada cultural en el patio central del Palacio Municipal, dentro del programa: Palacio Municipal, Puertas abiertas.

Durante los días del 4 al 7 de diciembre, a través del CES, Puebla fue subsede de la Segunda Feria Nacional Universitaria del Libro Oaxaca 2019, organizada por la Dirección General de Bibliotecas de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO).

El pasado 12 de diciembre, en el Café Las Conchas, en el Centro Histórico de la Ciudad de Puebla, integrantes del CES presentaron la antología de cuentos: Non Omnis Moriar (No moriré del todo) y la revista literaria: Filigramma.

No moriré del todo está conformada por historias breves cuyo punto en común es la muerte.

Los autores participantes en Non Omnis Moriar fueron: Leticia Díaz Gama, Macedonio Vidal Pérez, Olivia Sesma Rascón, Armando Bañuelos Romero, Sarahí Jarquín Ortega, Celia Tobón Cuautli, Lilia R. Corcoran, Alicia Flores, José del Rosario Sánchez Franco, Nicholas Gutiérrez Pulido, Julia Salinas, Moisés Gómez Maldonado y Joel Samperio Tepale.Vale.

Por su parte, Filigramma es una revista literaria independiente que pretende ser bimestral en la cual se publiquen algunas de las creaciones de los integrantes del CES, de tal manera que la actividad fruto de sus sesiones y retroalimentaciones no se quede exclusivamente en el reducto de su alcance inmediato.

Hasta aquí el sintético recuento que por breve omite varios quehaceres no menos importantes.

Indiscutiblemente el 2019 además de fructífero fue el año de consolidación del CES.

Muy bien por quienes han crecido al seno del Círculo, pero también por aquellos quienes han sido tocados con sus frutos.

Enhorabuena por cada uno de los integrantes del Círculo, lo mejor para el 2020.

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com
16 Diciembre 2019 03:00:00
Trascender la visión predominante
Generar valor en todo es provocar círculos bondadosos personales y sociales, es detonar relaciones de progreso, es echar mano de una visión profunda para identificar los paradigmas que nos han sido impuestos y poder hallar nuevas rutas de convivencia.

Para generar verdaderamente valor es preciso trascender con mucho la visión predominante, la cual es mercantilista y meramente utilitaria tan de boga en el ámbito empresarial.

Dicha visión en síntesis sostiene que: “Generar valor es el método a través del cual una compañía acrecienta sus utilidades en un período de tiempo; tiene que ver con la imagen pública de la empresa, la percepción que los consumidores tienen de la misma y la efectividad de sus productos y servicios” (hlghunters.com).

Aunque se disfrace con distintos matices, se ha centrado el generar valor a partir de una visión que proviene de la formación de “recursos humanos” y que ha permeado inclusive en el ámbito universitario.

Por ello, sólo se hacen algunos ajustes conceptuales, pero no se ve a través de un tamiz crítico que nos permita ir más allá, de tal manera que generemos nuevos marcos teóricos, nuevos paradigmas.

Lo anterior provocaría la crítica no sólo a lo que se analiza, sino a todo lo conexo.

Reflexiono lo anterior a partir del diálogo que sostuve recientemente en mi programa semanal vía streaming con mis compañeros y amigos Mireya Ramírez Martínez y Dany Dharma, en cuya emisión abordamos el tema: ¿Cómo generar valor a partir del talento? (bit.ly/38G2PyP).

Después del primer diálogo que derivó en debate, mis compañeros y yo fuimos coincidiendo en el sentido de que la vida y nuestra propia formación autodidacta nos dota de referentes conceptuales que contienen sustancia suficiente para potencializar una visión más profunda de lo que significa generar valor.

Tal fue el efecto del diálogo que Mireya Ramírez Martínez escribió un artículo bajo el título: “Generar valor es el faro para conducir la vida”. Aquí te comparto algunas líneas a la espera de que refuercen los párrafos anteriores:

“Cuando el generar valor es la divisa de la vida, todo parece claro, no se requiere nada más.

“¿Por qué es tan importante en este momento hablar de esto?, se podrá preguntar nuestr@ amig@ lector.

“...porque todos los seres humanos andamos a la búsqueda de respuestas que guíen nuestras vidas.

“Cuando ante cada duda que se presenta en un to be or not to be (ser o no ser), tenemos que decidir, lo único que necesitamos elegir es cómo crear valor a través de nuestros actos.

“Muchas veces peleamos batallas fallidas, el ejemplo más común son las eternas discusiones de fútbol y las de política, donde pareciera que defendiendo los colores de mi grupo estoy logrando imponerme sobre el otro.

La pregunta, entonces, sería: ¿y así generamos valor?

“Los hechos violentos que están apareciendo ante nuestros ojos todos los días, en todo el orbe, y cada vez con más frecuencia, a causa de diferencias políticas, morales, económicas, son pírricas batallas para todos, no hay ganadores y sí, todos perdedores. Porque no se genera valor.

“El verdadero triunfo no está en imponernos sobre el otro. Porque, tarde o temprano, la situación se revierte y eso es cuento de nunca acabar.

“¿Dónde radica el verdadero triunfo? En actuar de acuerdo con aquello que genere valor a nuestra vida y a la de los demás.

“La posibilidad de generar valor sólo está en mí al poner en juego mis talentos de la manera correcta.

“Los Qereos, nación quechua cuya cultura y cosmovisión jamás fue tocada por la mano del hombre blanco, dicen que los seres humanos siempre andamos buscando, pero eso no es necesario. El solo hecho de centrarnos en quienes somos, en nuestro nombre, nos permite encontrar nuestro sitio en el mundo en el ser, en el estar, en el hacer.

“Como respuesta a por qué está el ser humano habitando el mundo, ellos dicen que es para hacer trascender todas las cosas: para generar valor.

“Dos más de sus códigos de vida nos aportan gran sabiduría: el reconocimiento de la existencia y la vida en todo lo que nos rodea, y el amor.

“Todo está vivo, pero sólo puede existir para mí cuando establezco una relación profunda con cada una de las cosas que me rodean, para que respondan a la

vibración de mi voz. Ellos así lo hacen, saludando y hablando con todos los elementos y los objeto, con sus animales y su trabajo.

“Mientras que para ellos el amor es donde se unen el deseo, el amor y el poder. Cuando puedo amar lo que deseo y desear lo que amo, ello me permite actuar con poder en mi propia vida, porque a todo aquello que pongo amor lo hago brillar y crecer.

“Así que, con sólo saber que para qué estoy en el mundo, cuál es mi papel y cómo vincularme con todas las cosas a partir de contribuir a un crecimiento, a generar valor, estoy no sólo cumpliendo con lo que me toca, sino haciendo una verdadera diferencia en el mundo”.

Hasta aquí la cita.

Como puedes ver querido amigo lector, el ejercicio dialógico que sostuve con mis compañeros y el resultado de ello es en sí mismo un claro ejemplo de que trascender la visión predominante genera valor.

Vale la pena intentarlo.

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com
09 Diciembre 2019 03:00:00
Filigramma, literatura en tribuna artesanal
Con la próxima aparición de Filigramma, la revista literaria del Círculo de Escritores Sabersinfin (CES), se evidencia una vez más que en medio del apabullante predominio de lo virtual y tecnológico, siempre habrá cabida para lo que parece extinto, como es el caso de las revistas impresas elaboradas artesanalmente.

Filigramma pretende ser una revista bimestral independiente en la cual se publiquen las creaciones de los integrantes del CES, de tal manera que la actividad fruto de sus sesiones y retroalimentaciones no se quede exclusivamente en el reducto de su alcance inmediato.

Los integrantes del CES, buscan revivir para sí y para sus lectores la experiencia acumulada en las décadas pasadas, en las cuales los boletines, los folletos, las revistas y los panfletos eran un medio efectivo y cercano a través de los cuales los creativos entraban en contacto con sus audiencias.

Los creadores de Filigramma saben que la realización de una producción artesanal lleva varias sorpresas inherentes en el trayecto, como la convivencia, el trabajo en equipo, la realización de tareas solidarias, el análisis, el diálogo y, por qué no, la vivencia y aprendizaje de los yerros.

Reflexionar en torno a tareas como ésta, nos conduce a hacer visible la necesidad de reconsiderar el mantener vivas ciertas acciones que están quedando como cuestiones meramente marginales.

Los creadores de la revista me invitaron a escribir una presentación a propósito de la aparición del primer número.

Aquí las breves líneas que redacté en torno al primer número de Filigramma:

“Siempre es loable que se fomente la lectoescritura desde cualquier ángulo y trinchera, porque se abren múltiples posibilidades de interactuar con mentes y escenarios que de otra manera tal vez no sería posible.

“Sabedores de lo anterior, los integrantes del Círculo de Escritores Sabersinfin se han echado a cuestas una nueva tarea periódica: FiliGramma.

“FiliGramma es más que un vocablo compuesto y más que un juego de palabras.

“FiliGramma es la materialización de un grupo de corazones que hacen su propia tribuna artesanal en medio de una maraña tiránica articulada en la red de redes, y no por ello suicidamente renuncian a los entornos virtuales.

“Como todo esfuerzo inicial habrá muchos ajustes por realizar en el camino, pero ni duda cabe que este esfuerzo literario está animado por la premisa: "Caminante no hay camino...".

“En FiliGramma confluyen mujeres y hombres curtidos en el día con día, plumas cocinadas en lo colectivo y en lo íntimo de la soledad, que enfrenta al artista con la superficie blanca y las miles de ideas que bullen en su mente.

“Con esta revista los creadores buscan motivarse, provocar a los lectores a la acción e inspirar a quien se deje.

“Enhorabuena por la iniciativa que significa esta revista.

“Enhorabuena por nosotros, sus lectores”.

Hasta aquí la cita.

Filigramma es un proyecto del CES que tendrá a cargo la escritora Olivia Sesma con la colaboración de cada uno de sus compañeros, en especial de la escritora Leticia Díaz Gama, coordinadora del Círculo.

Muy bien por la iniciativa.

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com
08 Diciembre 2019 04:02:00
Filigramma, literatura en tribuna artesanal
Con la próxima aparición de Filigramma, la revista literaria del Círculo de Escritores Sabersinfín (CES), se evidencia una vez más que en medio del apabullante predominio de lo virtual y tecnológico, siempre habrá cabida para lo que parece extinto, como es el caso de las revistas impresas elaboradas artesanalmente.

Filigramma pretende ser una revista bimestral independiente en la cual se publiquen las creaciones de los integrantes del CES, de tal manera que la actividad fruto de sus sesiones y retroalimentaciones no se quede exclusivamente en el reducto de su alcance inmediato.

Los integrantes del CES, buscan revivir para sí y para sus lectores la experiencia acumulada en las décadas pasadas, en las cuales los boletines, los folletos, las revistas y los panfletos eran un medio efectivo y cercano a través de los cuales los creativos entraban en contacto con sus audiencias.

Los creadores de Filigramma saben que la realización de una producción artesanal lleva varias sorpresas inherentes en el trayecto, como la convivencia, el trabajo en equipo, la realización de tareas solidarias, el análisis, el diálogo y, por qué no, la vivencia y aprendizaje de los yerros.

Reflexionar en torno a tareas como esta, nos conduce a hacer visible la necesidad de reconsiderar el mantener vivas ciertas acciones que están quedando como cuestiones meramente marginales.

Los creadores de la revista me invitaron a escribir una presentación a propósito de la aparición del primer número.

Aquí las breves líneas que redacté en torno al primer número de Filigramma:
“Siempre es loable que se fomente la lectoescritura desde cualquier ángulo y trinchera, porque se abren múltiples posibilidades de interactuar con mentes y escenarios que de otra manera tal vez no sería posible.

“Sabedores de lo anterior, los integrantes del Círculo de Escritores Sabersinfin se han echado a cuestas una nueva tarea periódica: FiliGramma.

“FiliGramma es más que un vocablo compuesto y más que un juego de palabras. Es la materialización de un grupo de corazones que hacen su propia tribuna artesanal en medio de una maraña tiránica articulada en la red de redes, y no por ello suicidamente renuncian a los entornos virtuales.

“Como todo esfuerzo inicial habrá muchos ajustes por realizar en el camino, pero ni duda cabe que este esfuerzo literario está animado por la premisa: ‘Caminante no hay camino...’.

“En FiliGramma confluyen mujeres y hombres curtidos en el día con día, plumas cocinadas en lo colectivo y en lo íntimo de la soledad, que enfrenta al artista con la superficie blanca y las miles de ideas que bullen en su mente. Con esta revista los creadores buscan motivarse, provocar a los lectores a la acción e inspirar a quien se deje.

“Enhorabuena por la iniciativa que significa esta revista. Enhorabuena por nosotros, sus lectores”.

Hasta aquí la cita.

Filigramma es un proyecto del CES que tendrá a cargo la escritora Olivia Sesma con la colaboración de cada uno de sus compañeros, en especial de la escritora Leticia Díaz Gama, coordinadora del Círculo.

Muy bien por la iniciativa.
02 Diciembre 2019 03:00:00
¡Gracias Mar del Plata!
El pasado viernes 29 de noviembre fui homenajeado en Mar del Plata, Argentina, de parte de los integrantes del Centro Escritores Argentinos y Latinoamericanos (CEAL) sede central con adhesión de la Sociedad de Escritores de la Provincia de Buenos Aires Argentina (SEP), filial Mar del Plata, ambas entidades presididas por Esmeralda Longhi, motivo por el cual decidí escribir estas líneas para agradecer el cariño y la deferencia recibida.

Quiero agradecer a todos y cada uno de quienes participaron en esa ceremonia de hermanamiento literario, muy especialmente a la talentosa Aurora Olmedo, quien con la amabilidad que le caracteriza tuvo a bien proponerme para ser incluido en ese homenaje nacido del corazón.

Mención especial para Marta Videla de Olmedo por inmortalizar con sus pinceles al gran Octavio Paz.

Nací en la ciudad de Tehuacán Puebla, me llamaron Abel, aunque aún sigo investigando y trabajando para saber y tomar consciencia cabal de quién soy.

Mi origen familiar es muy humilde al igual que el de millones de mexicanos.

Ubico mi amor al saber en la gran influencia de mi madre.

La vida me ha rodeado de seres maravillosos quienes siempre han estado a mi lado y han contribuido de una u otra manera para que yo esté haciendo lo que con tanto amor realizo cada día: escribir, pensar, difundir, crear… trabajar.

Debo decir que este homenaje es de igual manera para ellos, porque sin mis familiares, amigos y audiencia poco sería posible.

Escribo y creo desde unas latitudes que son magníficas para el desarrollo espiritual y creativo.

Desde aquí, donde estoy, todos los días abro la ventana y veo la majestuosidad del Popocatépetl y del Iztaccíhuatl, dos de los volcanes más grandes de mi país.

La actividad del Popocatépetl siempre me recuerda que vivo en el peligro latente de las fuerzas de la naturaleza.

Vivo en un punto donde los sismos son la constante, un día la tierra se mueve y el otro también. Con mis propios ojos he visto la muerte producto de esos sismos.

En estas tierras la migración es una constante, los miles de peregrinos de todo el mundo aplanan con sus pies nuestras veredas en su búsqueda del norte del continente.

Desarrollo mi actividad en un territorio flagelado por el robo de hidrocarburos, el trasiego de drogas, la marea de feminicidios, y lo que es un secreto a voces: el maridaje del poder político y económico con la delincuencia y el narcotráfico.

Además, la vecindad con el coloso norteamericano hace que siempre esté presente esa frase porfiriana: “Pobre México, tan lejos de Dios y tan cerca de los Estados Unidos”.

Desde este aquí, desde el lugar del mole y las cemitas, desde el lugar en el que una mirada y un gesto pueden acabar con todo o edificar todo… hago lo que hago.

Y lo hago con mucho cariño.

Lo hago convencido, porque creo fervientemente que somos más cada vez que damos lo que tenemos.

Mi obra artística e intelectual debe entenderse a la luz de todo ese contexto.

Es cierto que los homenajes pueden resultar lisonja y masaje al ego, pero cuando hay sinceridad y honestidad de por medio -como en esta ocasión-, sirven para comprometer, para alentar, para empujar a que la bondad y la evolución se impongan sobre todo lo negativo que a veces parece ser irreversible.

El homenaje de Mar de Plata me compromete más con el saber, con la vida, con la otredad y conmigo mismo.

El cariño de los literatos marplatenses me carga de energía infinita y noble.

Por todo lo anterior: ¡Gracias Mar del Plata!

Nos vemos en la próxima entrega. Te espero.

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com
25 Noviembre 2019 04:00:00
III Encuentro Nacional y II Internacional de Escritores en Puebla
No hay plazo ni fecha que no se cumpla, por ello, durante los días 27, 28 y 29 de noviembre se desarrollará el III Encuentro Nacional y II Internacional de Escritores convocado por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) en conjunto con otras organizaciones, entre ellas Sabersinfin.com a través de su Círculo de Escritores.

A continuación, te presento una muestra del nutrido programa literario y cultural que como característica insoslayable tendrá a la educación permanente como eje transversal.

La sede del evento será la Casa del Libro del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades (ICSYH) de la BUAP, ubicada en la 6 oriente 203 del Centro Histórico de la ciudad de Puebla.

El primer día del evento a las 10:30 horas será el registro de asistencia y posteriormente la inauguración.

Se impartirán las siguientes conferencias: “Leer y escribir en contextos complejos de diversidad sociocultural en México” y “El Monstruo como crítica de descomposición social en Mary Shelley”. Los ponentes serán la doctora Elizabeth Martínez Buenabad y Francisco Hernández Echeverría, respectivamente.

También se impartirán los talleres: “Novela histórica” por Alicia Flores, “La escritura sanadora” y “Creación literaria” por Edith Barrios Rodríguez, “Literatura testimonial, Rigoberta Menchú. Así me nació la consciencia”, “La literatura erótica a través de las edades: Textos cuneiformes de la Mesopotamia sumeria, Mitología grecorromana, la Biblia cristiana, Rubén Darío, Federico García Lorca” y “Canto general, Pablo Neruda, Una realidad americana, visto desde la óptica, histórico

marxista y antiimperialista” por Antonio Arístides Gámez; “Narrativa corta” por Alicia Flores, “Nietzsche, Lovecraft, Cioran. La visión de lo negado como voluntad de creación en la construcción de textos filosóficos, literarios y poesía” por Juan Carlos Pérez Castro e “Introducción a la novela antigua” por Nicholas Gutiérrez Pulido.

También se presentarán las sinopsis de las siguientes novelas: “Grafiti” de Elías Eduardo Villalobos Gamboa, “Después del silencio” de Lilia Rivera, “Ana” de Mingyar Andrei, “La pérdida” de Miguel Ángel Hernández Rascón, “Volk” de Fernando de Jesús Percino Lara, “La sangrienta estrella en el cristal” de Nicholas Gutiérrez Pulido y “Todos los caminos son nuestros” de Sarahí Jarquín Ortega.

En el rubro de ponencias se presentarán las siguientes: “La literatura marginal en México” por Alicia Flores, “La poesía como un arte insurgente” por Macedonio Vidal, “Memoria y conciencia social en la escritura creativa” por Adela Rojas, “La libertad del artista y la propaganda” por Eduardo Ruiz, “Margarita Paredes y el sentir social” por Fabiola Morales, “Recuperación de la memoria testimonial. Nexos entre la historia y la ficción literaria para la reinterpretación del entorno y sus conflictos” por Nydia E. Cruz Barrera, “Mi aportación como escritor dentro de una sociedad en crisis” por Lilia Rivera, “El quehacer del poeta” por Oralia López Serrano y “La creación literaria como medio de transformación social y responsabilidad en sí” por Juan Carlos Pérez Castro.

Aunado a lo anterior habrá espacios de lectura de poesía, además de conciertos musicales con la participación de Miguel Antonio Flores Morales (recital de ópera), Juan Jerónimo Castillo Sánchez (recital de guitarra clásica), Alejandro Ramírez Martínez (recital de guitarra), Zurisadai Morales Mendoza (recital de ópera), Capilla Coral de Naturales (recital de música barroca) y la Orquesta La Surianita de los Hermanos Pérez (recital de marimba).

Por si fuera poco, en Sabersinfin.com estaremos realizando entrevistas con algunos de los participantes, paneles de opinión y gran parte de nuestra programación la transmitiremos desde la sede del evento.

Un gran banquete literario, cultural y artístico el que se avecina.

De antemano la felicitación a cada uno de los participantes y a todos los organizadores, muy especialmente al maestro Héctor Martín Román Salgado, por su incansable labor.

Nos vemos en la próxima entrega. Te espero.

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com
18 Noviembre 2019 04:04:00
Nom omnis moriar, otra aportación del Círculo de Escritores Sabersinfin
Con la publicación en breve de la antología de cuentos Non Omnis Moriar (No moriré del todo), el Círculo de Escritores Sabersinfin (CES), continúa convirtiéndose como uno de los centros independientes y autogestivos más importantes en la creación y promoción de la literatura en México.

Non Omnis Moriar es una antología de cuentos inéditos de trece autores del CES, a saber: Leticia Díaz Gama, Macedonio Vidal Pérez, Olivia Sesma Rascón, Armando Bañuelos Romero, Sarahí Jarquín Ortega, Celia Tobón Cuautli, Lilia R. Corcoran, Alicia Flores, José del Rosario Sánchez Franco, Nicholas Gutiérrez Pulido, Julia Salinas, Moisés Gómez Maldonado y Joel Samperio Tepale.

No moriré del todo está conformada por historias breves cuyo punto en común es la muerte.
Para la conformación de esta antología los autores participantes se documentaron y dialogaron durante varios meses, además de que han compartido entre sí el fruto de su pluma antes de que éstos salgan a la luz.

Sin protagonismos y sin las desavenencias que son tan comunes en las reuniones de artistas, los autores priorizaron el acto creativo cuyo corpus se ve variado, pero sólido, reflejando fielmente lo que sucede en una sociedad como la nuestra de la segunda década del siglo XXI.

Es tal el talento de los participantes que recubre especial deferencia el gesto de que me hayan invitado a escribir el prólogo de Non Omnis Moriar.

A la espera de las distintas presentaciones que se harán de esta antología y como un adelanto de lo que viene en sus páginas, te comparto las breves líneas que escribí a manera de preámbulo:

“Escribir sobre la muerte es hacerlo sobre los resquicios de la vida, sobre los distintos laberintos en que nos coloca la existencia y, por supuesto, el futuro incierto del más allá estando aquí.

“Los literatos del Círculo de Escritores Sabersinfin participantes en Non Omnis Moriar (No moriré del todo) toman de pretexto la muerte para desfragmentarse, regocijarse, pulverizarse y reconstruirse una y otra vez en las narraciones breves que ineludiblemente nos remontan a los puentes que comunican los hechos reales de los ficticios.

“Sabedores de que cada palabra, cada signo, cada imagen evocada genera un efecto en la mente y en el cuerpo de los lectores, los dardos provocadores de los autores van directo al punto neurálgico que detona todo tipo de sentimientos, de emociones, de reflexiones e intuiciones.

“Por la forma en que presentan su obra, se ve la pericia acumulada de los talentosos participantes, inmediatamente se percibe que tienen mucho que contarle al mundo y que el mundo tiene mucho que aprender de ellos.

“No es para menos, todos tienen por común vivir el día con día en un territorio flagelado por la violencia, por la descomposición social, por los fenómenos de la naturaleza, pero también por la arraigada fraternidad íntima que une a los seres indomables.

“En efecto, en Non Omnis Moriar, subyace la profunda convicción de los creativos, de que la muerte no acaba con nuestra obra y que la simiente artística es un claro desafío al engañoso principio y fin de lo fatuo.

“El lector puede estar seguro que leyendo y pensando sobre la muerte abrevará innegablemente descargas vida.

“Los autores lo consiguieron”.

Ojalá que tú que me lees seas uno de los afortunados que tengan en sus manos Non Omnis Moriar, pues además del innegable valor literario de su contenido, vale la pena apoyar el esfuerzo independiente y autogestivo que está realizando este colectivo desde Puebla para el mundo.

Enhorabuena por los autores de esta interesante antología.

Nos vemos en la próxima entrega. Te espero.

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com
18 Noviembre 2019 03:00:00
Nom omnis moriar, otra aportación del Círculo de Escritores Sabersinfin
Con la publicación en breve de la antología de cuentos Non Omnis Moriar (No moriré del todo), el Círculo de Escritores Sabersinfin (CES), continúa convirtiéndose como uno de los centros independientes y autogestivos más importantes en la creación y promoción de la literatura en México.

Non Omnis Moriar es una antología de cuentos inéditos de trece autores del CES, a saber: Leticia Díaz Gama, Macedonio Vidal Pérez, Olivia Sesma Rascón, Armando Bañuelos Romero, Sarahí Jarquín Ortega, Celia Tobón Cuautli, Lilia R. Corcoran, Alicia Flores, José del Rosario Sánchez Franco, Nicholas Gutiérrez Pulido, Julia Salinas, Moisés Gómez Maldonado y Joel Samperio Tepale.

No moriré del todo está conformada por historias breves cuyo punto en común es la muerte.

Para la conformación de esta antología los autores participantes se documentaron y dialogaron durante varios meses, además de que han compartido entre sí el fruto de su pluma antes de que éstos salgan a la luz.

Sin protagonismos y sin las desavenencias que son tan comunes en las reuniones de artistas, los autores priorizaron el acto creativo cuyo corpus se ve variado, pero sólido, reflejando fielmente lo que sucede en una sociedad como la nuestra de la segunda década del siglo XXI.

Es tal el talento de los participantes que recubre especial deferencia el gesto de que me hayan invitado a escribir el prólogo de Non Omnis Moriar.

A la espera de las distintas presentaciones que se harán de esta antología y como un adelanto de lo que viene en sus páginas, te comparto las breves líneas que escribí a manera de preámbulo:

“Escribir sobre la muerte es hacerlo sobre los resquicios de la vida, sobre los distintos laberintos en que nos coloca la existencia y, por supuesto, el futuro incierto del más allá estando aquí.

“Los literatos del Círculo de Escritores Sabersinfin participantes en Non Omnis Moriar (No moriré del todo) toman de pretexto la muerte para desfragmentarse, regocijarse, pulverizarse y reconstruirse una y otra vez en las narraciones breves que ineludiblemente nos remontan a los puentes que comunican los hechos reales de los ficticios.

“Sabedores de que cada palabra, cada signo, cada imagen evocada genera un efecto en la mente y en el cuerpo de los lectores, los dardos provocadores de los autores van directo al punto neurálgico que detona todo tipo de sentimientos, de emociones, de reflexiones e intuiciones.

“Por la forma en que presentan su obra, se ve la pericia acumulada de los talentosos participantes, inmediatamente se percibe que tienen mucho que contarle al mundo y que el mundo tiene mucho que aprender de ellos.

“No es para menos, todos tienen por común vivir el día con día en un territorio flagelado por la violencia, por la descomposición social, por los fenómenos de la naturaleza, pero también por la arraigada fraternidad íntima que une a los seres indomables.

“En efecto, en Non Omnis Moriar, subyace la profunda convicción de los creativos, de que la muerte no acaba con nuestra obra y que la simiente artística es un claro desafío al engañoso principio y fin de lo fatuo.

“El lector puede estar seguro que leyendo y pensando sobre la muerte abrevará innegablemente descargas vida.

“Los autores lo consiguieron”.

Ojalá que tú que me lees seas uno de los afortunados que tengan en sus manos Non Omnis Moriar, pues además del innegable valor literario de su contenido, vale la pena apoyar el esfuerzo independiente y autogestivo que está realizando este colectivo desde Puebla para el mundo.

Enhorabuena por los autores de esta interesante antología.

Nos vemos en la próxima entrega. Te espero.

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com
04 Noviembre 2019 04:00:00
Arturo López, fotografiar para concienciar
A las 13:00 horas del próximo miércoles 13 de noviembre del año en curso, en el Museo Universitario Casa de los Muñecos de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), cuando se inaugure en el Centro Histórico de la capital poblana la exposición Su Majestad, el fotógrafo Arturo López Sánchez (Puebla, Puebla, México, 14 de marzo de 1976), dará un paso más en la tarea que se ha echado a cuestas de concienciar a través del resultado de su lente.

Con motivo de ese episodio que resultará tan significativo para Arturo, me he permitido reflexionar en torno a su trayectoria y al valor del camino macrofotográfico que ha elegido como una de sus sendas artísticas.

Conocí a Arturo López hace como ocho años, cuando junto con Nereo Zamitiz y Hugo Islas decidieron llevar a Sabersinfin.com su programa radiofónico El Vórtice.

Son varias las anécdotas que desde entonces hemos compartido, todas ellas con líneas comunes como el respeto, la amistad y el amor por el arte en sus múltiples expresiones.
Con Arturo he dialogado sobre distintos tópicos, siempre ha destacado como punto importante la fotografía, tanto así que él diseñó la portada de mis libros Píldora Roja (2013) y Educar(se). Aportes para la educación del siglo XXI (2014); también contribuyó gráficamente para mi más reciente poemario Resurgir de la cera (2019).

En estos años he visto desde lugar privilegiado la maduración del ser humano y cómo es que a la par ha ido surgiendo el artista.

Arturo López siempre ha estado vinculado a los temas sociales, siempre ha buscado ligar las artes con la capacidad de transformación de su entorno y muy particularmente de la ciudad que le vio nacer y crecer, porque no obstante que su destreza en el idioma inglés le ha llevado a otras latitudes, nunca ha renunciado ni renegado a sus raíces.

Con una juventud madura, Arturo López da un paso firme al montar una exposición en un escenario tan importante para los poblanos, la cual además tiene por foco la belleza expuesta a través del seguimiento macrofotográfico de las abejas, los insectos trascendentales para la polinización de más del 70% “de las cien especies de cultivos que abastecen el 90% de los alimentos del mundo” (¿Porqué son importantes las abejas en la vida del ser humano? Consultado en: eoi.es).

Por otra parte, para quienes no estamos versados en fotografía es importante tener presente que la macrofotografía es una técnica por la cual el motivo central de cada fotografía es expuesto en una dimensión mayor a la que verdaderamente corresponde en la realidad.

De acuerdo con la breve charla que sostuve con Arturín -como le llamamos cariñosamente-, Su Majestad es una exposición que consta de sesenta fotografías de abejas captadas en la ciudad de Puebla, en Cholula y en Canadá; la cual pretende sensibilizar, a través de la belleza, sobre la función clave de las abejas en la conservación de los ecosistemas y de los seres humanos.

López Sánchez dice que de alguna forma las abejas le dieron cierto “permiso” para captar parte de su intimidad, esto propició una relación íntima que espera transmitir al espectador.

Su Majestad hace alusión a la abeja reina que en todo panal habita, pero también a la especie gracias a la cual nos alimentamos y sobrevivimos.

Conociendo a Arturo estoy seguro que Su Majestad atrapará al espectador y que en su conjunto constituye un llamado de atención, un pellizco fraterno que nos saqué de nuestra ceguera ante esos diminutos seres a los cuales les debemos tanto.

Felicito a Arturo López por el paso que dará con Su Majestad y me congratulo enormemente de que nos consideremos amigos. Enhorabuena Arturín.

Nos vemos en la próxima entrega. Te espero.
Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com
28 Octubre 2019 04:00:00
Lilia R. Corcoran, la artista que pinta su poesía y escribe su pintura
n el marco de la serie Diálogos y Memorias, organizado por la Vicerrectoría de Extensión y Difusión de la Cultura de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), se realizará el próximo miércoles 30 de octubre del año en curso, un justo homenaje por su destacada trayectoria artística a la escritora, comunicadora y pintora mexicana Lilia Rivera.

Desde hace algunos años tengo el honor y gusto de compartir la amistad de Lilia Rivera –conocida artísticamente como Lilia R. Corcoran-, durante este tiempo he podido abrevar de su pasión por el arte, de su amor por desentrañar los recovecos de la complejidad de las relaciones humanas, de su amplio bagaje como ciudadana del mundo.

Lilia Rivera –nacida en la Ciudad de México un 29 de agosto-, está constantemente reinventándose, provocando situaciones que la saquen de su estado de confort, por ello, a su prolífica trayectoria como escritora y pintora, desde hace cuatro años se sumó al equipo de conducción del programa radiofónico Ecléctica, que se transmite todos los martes a las 11:00 horas a través de Sabersinfin.com. Lilia comparte micrófonos con dos destacadas personalidades: José Gabriel Ávila Rivera y Alejandro Rivera.

Los martes por la mañana la audiencia puede constatar la visión cosmopolita de Lilia, resultado de ser una trotamundos y de contar con una mente que siempre está a la caza de respuestas.

La vida llevó a Lilia a contraer nupcias con Mr. Corcoran, lo cual le acercó muchísimo con la cultura de aquel país.

Durante su permanencia en Inglaterra escribió una serie de cuentos que al paso de los años conformó un libro de próxima aparición.

Lilia ha montado exposiciones pictóricas en varias partes de México y en el extranjero. Su obra pictórica sólo encuentra comparación con su producción literaria.

Lilia ha abordado en diversas ocasiones su hábito por ir de la pintura a la literatura y viceversa. Dice que la literatura le nutre para pintar y la pintura le inspira para escribir.

Por otra parte, Lily -como le llamamos sus amigos-, se entrena en diversos géneros literarios, por ello lo mismo va de la poesía al cuento, que del cuento a la novela y de ésta a la poesía.

Lilia se está destacando cada vez más por su labor en el Círculo de Escritores Sabersinfin, el cual coordina la también escritora Leticia Díaz Gama, así como por su trabajo de traducción que está posibilitando que la obra de algunos escritores poblanos, entre ellos yo, sea también conocida en el idioma inglés.

No quiero extenderme más hablándote sobre las virtudes humanas de Lily, pero sí espero que el presente artículo coadyuve a que más personas conozcan su obra y su labor.

Aquí una breve síntesis autobiográfica de Lilia Rivera, la cual aparece publicada en la antología poética Alborada Poética, publicada el año pasado por un grupo de autores del Círculo de Escritores Sabersinfin:

“Una de las más grandes metrópolis del mundo fue el lugar de mi nacimiento. Crecí acompañada por las letras de los grandes escritores escuchando música clásica.

Llegué a la universidad y allí, se me abrió el universo del arte. Tomé los pinceles e inicié un camino sumergida del color y la forma. Me subyugó la poesía y así mismo me entrelacé a las palabras, el ritmo y las melodías del lenguaje. Pinto mi poesía, y escribo mi pintura.

“Exponer, publicar, viajar. Explorar hasta donde ha sido posible este vasto planeta. Experiencias, vivencias, impresiones y remembranzas volcadas en cuentos, novelas, poemas y obras de teatro.

“Cuentos Poblanos”, “London Tales”, “Pinceladas”, “Apuntes al Carbón”; cuentos. “He, who Has Loved”, “De Complejidades y de Enigmas”, “Beyond the Heart”; poemarios. “Después del Silencio”, “Mirages”, “Bajo la Inercia”; novelas. “1863; a la Hora Convenida”; teatro.

“Lo que he de pintar y escribir mañana, está allá al frente en la región de lo ignoto ya esperándome…”.

Hasta aquí la cita.

El reconocimiento y recuento de la trayectoria de Lilia Rivera tendrá por sede la Galería Espacio Catorce, cita en la 2 Norte 1404, Centro Histórico, de la ciudad de Puebla, a las 17:00 horas.

Enhorabuena por quienes han hecho posible este evento y toda la serie Diálogos y Memorias, en particular al maestro Héctor Martín Román Salgado.

Felicidades Lily.

Nos vemos en la próxima entrega. Te espero.

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com
21 Octubre 2019 04:00:00
Múltiples los beneficios de mi experimentación con la respiración y el frío
“Portamos cuerpos increíblemente sofisticados y maravillosos”.

Abel Pérez Rojas.

Después de los primeros tres meses de experimentar con la respiración, el frío y la meditación de acuerdo a lo que he ido aprendiendo del Método Wim Hof, puedo asegurar que hasta ahora son múltiples y en varias direcciones los beneficios.

Por si es la primera vez que escuchas acerca del Método Wim Hof, de manera sucinta te comparto qué es y en qué consiste.

Dicho método toma su nombre del atleta extremo Wim Hof (nacido el 20 de abril de 1959 en Sittard, Limburg, Holanda), quien es reconocido mundialmente por su gran resistencia para soportar gélidas temperaturas que a cualquier otra persona le ocasionarían la muerte.

Hof ha impuesto casi treinta récords mundiales en condiciones extremas, ha sido estudiado por los laboratorios de varias universidades, en cuyos resultados ha quedado evidenciado su inmunidad a algunas enfermedades muy comunes entre la mayoría de las personas.

Tres son los puntos medulares del Método Hof: técnicas respiratorias, meditación y exposición al frío.

De acuerdo con el holandés, cualquier persona que se decida a poner en práctica de manera asidua, podrá experimentar múltiples beneficios desde los primeros días.

Sí, yo soy uno de ellos, y después de tres meses quiero compartirte un breve recuento de los frutos que he vivido y algunas rutas de reflexión a fin de ir bosquejando futuras líneas de trabajo.

En los primeros tres meses de experimentación, te comparto algunos de mis logros modestos.

Escalé descalzo el Cerro Tepozteco, he tenido un par de ocasiones duchas con agua helada, he corrido descalzo y sólo con short por las mañanas en medio del frío y la lluvia de los meteoros que se han presentado en este lapso.

Los síntomas alérgicos respiratorios que padezco han cedido considerablemente, no me he enfermado de gripe y he sorteado muy bien los cambios climáticos.

Una mañana lluviosa, mientras corría descalz,o pateé por descuido un montículo de concreto, inmediatamente un hilo de sangre envolvió mi dedo gordo o hallux izquierdo.

Fue tal el golpe y el ruido que inmediatamente pensé que me lo había fracturado, pero no interrumpí mi carrera.

En esos momentos recordé un pasaje que le sucedió a Wim Hof cuando en una travesía gélida descalza estuvo a punto de que le fueran amputados sus dedos, pero no fue así. Dice Wim que lo evitó principalmente a través de hablarle a sus pies, en particular a sus dedos.

Yo lo hice así, me concentré en mi dedo afectado. Pensé que después de correr y una vez que se enfriara me dolería muchísimo, pero no fue así.

Afortunadamente no hubo fractura y la cicatrización fue excelente.

Eso implicó que durante poco más de ocho días parte de mi concentración la estuviera dirigiendo al dedo afectado de mi pie izquierdo.

Esa experiencia que acabo de compartirte me orilló a revisar algunos videos sobre el beneficio de dirigir tu concentración hacia alguno de tus órganos enfermos y particularmente “hablarles” para detonar su sanación.

Sé que con esto que te comparto me expongo a que pienses que estoy loco, pero créeme que lo he hecho bajo supervisión médica y después de que me he realizado varios estudios para ver mi condición física previa a la experimentación y durante el transcurso de estos meses me he realizado al menos chequeos de rutina.

Al inicio de este artículo quería compartirte más de mis experiencias e investigaciones, pero creo que por motivos de tiempo y espacio dejaré para otra ocasión como en torno a mi disciplina he ido convocando a algunos amigos que de manera conjunta hemos compartido sesiones de experimentación y de mi combinación de métodos respiratorios y de concentración – meditación.

Por lo pronto, puedo decirte que las enseñanzas del Método Wim Hof me han abierto un panorama verdaderamente increíble para mi condición inicial de casi permanentemente enfermo de las vías respiratorias.

Concluyo mi artículo de esta semana invitándote a que te atrevas a explorar la posibilidad de mejorar tu salud a partir de la respiración, la concentración y la exposición al frío.

Te invito a que lo hagas paulatinamente y bajo supervisión médica, especialmente si presentas algún padecimiento del corazón.

Nos vemos en la próxima entrega. Te espero.


Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com
21 Octubre 2019 03:00:00
Múltiples los beneficios de mi experimentación con la respiración y el frío
Después de los primeros tres meses de experimentar con la respiración, el frío y la meditación de acuerdo a lo que he ido aprendiendo del Método Wim Hof, puedo asegurar que hasta ahora son múltiples y en varias direcciones los beneficios.

Por si es la primera vez que escuchas acerca del Método Wim Hof, de manera sucinta te comparto qué es y en qué consiste.

Dicho método toma su nombre del atleta extremo Wim Hof (nacido el 20 de abril de 1959 en Sittard, Limburg, Holanda), quien es reconocido mundialmente por su gran resistencia para soportar gélidas temperaturas que a cualquier otra persona le ocasionarían la muerte.

Hof ha impuesto casi treinta récords mundiales en condiciones extremas, ha sido estudiado por los laboratorios de varias universidades, en cuyos resultados ha quedado evidenciado su inmunidad a algunas enfermedades muy comunes entre la mayoría de las personas.

Tres son los puntos medulares del Método Hof: técnicas respiratorias, meditación y exposición al frío.

De acuerdo con el holandés, cualquier persona que se decida a poner en práctica de manera asidua, podrá experimentar múltiples beneficios desde los primeros días.

Sí, yo soy uno de ellos, y después de tres meses quiero compartirte un breve recuento de los frutos que he vivido y algunas rutas de reflexión a fin de ir bosquejando futuras líneas de trabajo.

En los primeros tres meses de experimentación, te comparto algunos de mis logros modestos.

Escalé descalzo el Cerro Tepozteco, he tenido un par de ocasiones duchas con agua helada, he corrido descalzo y sólo con short por las mañanas en medio del frío y la lluvia de los meteoros que se han presentado en este lapso.

Los síntomas alérgicos respiratorios que padezco han cedido considerablemente, no me he enfermado de gripe y he sorteado muy bien los cambios climáticos.

Una mañana lluviosa, mientras corría descalz,o pateé por descuido un montículo de concreto, inmediatamente un hilo de sangre envolvió mi dedo gordo o hallux izquierdo.

Fue tal el golpe y el ruido que inmediatamente pensé que me lo había fracturado, pero no interrumpí mi carrera.

En esos momentos recordé un pasaje que le sucedió a Wim Hof cuando en una travesía gélida descalza estuvo a punto de que le fueran amputados sus dedos, pero no fue así. Dice Wim que lo evitó principalmente a través de hablarle a sus pies, en particular a sus dedos.

Yo lo hice así, me concentré en mi dedo afectado. Pensé que después de correr y una vez que se enfriara me dolería muchísimo, pero no fue así.

Afortunadamente no hubo fractura y la cicatrización fue excelente.

Eso implicó que durante poco más de ocho días parte de mi concentración la estuviera dirigiendo al dedo afectado de mi pie izquierdo.

Esa experiencia que acabo de compartirte me orilló a revisar algunos videos sobre el beneficio de dirigir tu concentración hacia alguno de tus órganos enfermos y particularmente “hablarles” para detonar su sanación.

Sé que con esto que te comparto me expongo a que pienses que estoy loco, pero créeme que lo he hecho bajo supervisión médica y después de que me he realizado varios estudios para ver mi condición física previa a la experimentación y durante el transcurso de estos meses me he realizado al menos chequeos de rutina.

Al inicio de este artículo quería compartirte más de mis experiencias e investigaciones, pero creo que por motivos de tiempo y espacio dejaré para otra ocasión como en torno a mi disciplina he ido convocando a algunos amigos que de manera conjunta hemos compartido sesiones de experimentación y de mi combinación de métodos respiratorios y de concentración – meditación.

Por lo pronto, puedo decirte que las enseñanzas del Método Wim Hof me han abierto un panorama verdaderamente increíble para mi condición inicial de casi permanentemente enfermo de las vías respiratorias.

Concluyo mi artículo de esta semana invitándote a que te atrevas a explorar la posibilidad de mejorar tu salud a partir de la respiración, la concentración y la exposición al frío.

Te invito a que lo hagas paulatinamente y bajo supervisión médica, especialmente si presentas algún padecimiento del corazón.

Nos vemos en la próxima entrega. Te espero.

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com
14 Octubre 2019 04:05:00
Educación permanente, cimiento del III Encuentro Nacional y II Internacional de Escritores
Abrirse a las múltiples posibilidades del aprendizaje y desaprendizaje, a la convivencia pacífica, a la creación artística a fin de constituir saberes en entornos conscientemente éticos, han sido piedras angulares de la cimentación de lo que hasta el año pasado fueron los denominados Encuentros de Escritores BUAP – Sabersinfin, y que, pese a las modificaciones que presentará la emisión de este año, la educación permanente debe y tiene que ser el eje orientador de dicho encuentro académico de las letras.

Como recordarás, en la emisión anterior te compartí que hace poco la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) a través de la Vicerrectoría de Extensión y difusión de la cultura y el Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades “Alfonso Vélez Pliego” publicaron la convocatoria para el III Encuentro Nacional y II Internacional de Escritores a desarrollarse los días 27, 28 y 29 de noviembre del año en curso en la capital poblana.

También te dije que con la participación de Sabersinfin.com y su Círculo de Escritores, la Academia Nacional de Literatura, perteneciente a la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística, Fundación Cultural EOS, Revista Ameyal y Óclesis, el Encuentro Poético consistirá en lectura de poesía, presentación de novelas por medio de sinopsis, ponencias, talleres y conciertos.

En ese contexto y no perdiendo de vista que en el 2017 y 2018 se desarrollaron los Encuentros de Escritores BUAP - Sabersinfin, la emisión de este año tiene por retos la inclusión de otras organizaciones culturales, la ampliación de las sedes a fin de acercar a los participantes con los jóvenes estudiantes poblanos y dirigir las ponencias sobre el tema: “El escritor y su obra ante la descomposición y reconstrucción del tejido social de su entorno”.

Para conseguir lo anterior es importante que desde un inicio quienes aspiran a participar tengan presente que se trata de un evento eminentemente académico aderezado con participaciones de canto y música, pero que el propósito esencial es compartir el saber propio y abrirse al de los demás, con ello, el desfile de egos y la necesidad de destacar por encima de los demás no tiene cabida.

También implica que previamente los participantes estudien y tengan en cuenta que el resto de expositores está realizando un esfuerzo importante para poder acudir a la cita literaria.

En el Encuentro del año pasado se derivaron relaciones culturales que se vieron manifiestas en eventos posteriores en otros puntos del país y del extranjero, ello implica la relevancia de marcar nuevos derroteros literarios y formativos.

Por otra parte, al tener a la novela como género literario invitado, los autores deberán hacer acopio de síntesis sin que esto repercuta en demerito de su obra, de tal manera, que acotamiento implica precisión.

Aunque aún faltan varias semanas para la realización del Encuentro, desde hace unas semanas se está fraguando lo que esperamos sea un evento que rebase nuestras expectativas.

Aprovecho para recordarte que el evento es gratuito y que puedes esclarecer cualquier duda en el correo electrónico: .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo).
En próximas publicaciones abordaré más del Encuentro de Escritores.

Nos vemos en la próxima entrega. Te espero.

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com
07 Octubre 2019 04:00:00
III Encuentro Nacional y II Internacional de Escritores: literatura y actualidad
“Que tu pluma sea cincel y martillo, sea puño cerrado y mano extendida, sea águila libertaria y paloma de paz”.
Abel Pérez Rojas

Los escritores y su obra no son ajenos a la realidad que vive el mundo y muy particularmente nuestro país, por ello es vital que tengan presente que pueden y deben incidir de manera consciente y de forma ética en fenómenos sociales como la descomposición y la reconstrucción del tejido social y su entorno.

Por otra parte, desde hace dos años en el marco de la educación permanente y la participación social, se ha venido desarrollando un evento eminentemente académico y cultural que está empezando a ser referencia en el ámbito de las letras.

Bajo este panorama, hace escasos días la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) a través de la Vicerrectoría de Extensión y difusión de la cultura y el Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades “Alfonso Vélez Pliego” lanzaron la convocatoria para el III Encuentro Nacional y II Internacional de Escritores a desarrollarse los días 27, 28 y 29 de noviembre del año en curso en la capital poblana.

Con la participación de Sabersinfin.com y su Círculo de Escritores, la Academia Nacional de Literatura, perteneciente a la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística, Fundación Cultural EOS, Revista Ameyal y Óclesis, el Encuentro Poético consistirá en lectura de poesía, presentación de novelas por medio de sinopsis, ponencias, talleres y conciertos.

La recepción de trabajos comprende desde el momento de la publicación de la convocatoria (27 de septiembre) y hasta el 31 de octubre de los corrientes.

A continuación transcribo la convocatoria:

“Podrán participar todos los escritores con trayectoria, que tengan como mínimo 18 años de edad, sin restricción de nacionalidad, con obra original, escrita en lengua española.

“El tema de la poesía y novela es libre, el tema de las ponencias: “El escritor y su obra ante la descomposición y reconstrucción del tejido social de su entorno”.

“Los trabajos serán recibidos en formato Word, tamaño carta, escritos en Times New Roman 12, interlineado simple, de 200 a 250 palabras escritas en una sola cara de la hoja para poesía; para sinopsis de novela, de 400 a 450 palabras. Las obras que sobrepasen estas medidas quedarán excluidas.

“Deberán contar con los siguientes datos al calce: nombre, correo electrónico, grado académico, institución de procedencia, nombre de la poesía, novela o ponencia, breve reseña curricular (máximo 150 palabras), con la aceptación y firma de conformidad de la siguiente declaratoria: “Expreso –con carácter de DECLARACIÓN JURADA- que las obras presentadas son de mi única y exclusiva autoría”. Firmar al calce.

“Se recibirán los trabajos desde la publicación de esta convocatoria y hasta el 31 de octubre de 2019, enviados al correo electrónico .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo). La fecha es impostergable.

“La participación es gratuita.

“Cualquier duda o punto no contemplado en la presente convocatoria será resuelta por los organizadores.

“Aceptación de ponencias

“El Comité Organizador notificará la aceptación de ponencias en tiempo y forma, vía correo electrónico antes del 5 de noviembre.

“Los ponentes aceptados deberán confirmar su asistencia en el lapso de una semana, después de haber recibido su carta de aceptación.

“Cada ponente contará con 20 minutos para su exposición.

“Gastos de transporte, hospedaje y alimentación correrán por cuenta de cada participante y/o ponente.

“Informes:

“hector.romansal@correo.buap.mx
http://www.cultura.buap.mx www.facebook.com/vedcbuap” Hasta aquí la cita.

Breve la convocatoria, pero deja ver que el Encuentro depara una gran riqueza y la vital oportunidad de la retroalimentación.

Estoy seguro de que como en los años anteriores la participación de escritores y público en general será abundante y nutritiva en el Encuentro de Escritores, y que seguirá marcando derroteros en otros eventos de esta naturaleza.

Como siempre será un honor participar activamente en este magno acontecimiento literario y cultural.

En próximas entregas abordaré más del Encuentro de Escritores.

Nos vemos en la próxima entrega. Te espero.

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com
30 Septiembre 2019 04:00:00
Psicológicos, los obstáculos para mi primera ducha con agua helada
De naturaleza psicológica han sido principalmente los obstáculos que he tenido que sortear para llegar al punto de tomar mi primera ducha con agua helada, no ha sido fácil, tampoco ha sido extremadamente difícil, pero eso sí, ha sido en extremo aleccionadora la experiencia.

Te contextualizo a continuación.

Hace un mes escribí un artículo titulado: “Educarse en la incomodidad y el extremo: Wim Hof”. En aquella ocasión abordé cómo es que ese atleta, motivador e investigador holandés adoptó al frío como su maestro y en qué consiste el Método Wim Hof.

Por si no lo has leído te comento brevemente que dicho método consiste en la hiper oxigenación del cuerpo a través de cierto ritmo de respiraciones complementadas con exposiciones al frío.

Es tal la efectividad del método que Hof ha impuesto más de veinte marcas mundiales, es prácticamente inmune a algunas enfermedades, lo cual ha sido documentado en las universidades que le han llevado a sus laboratorios para estudiarle.

En aquel artículo te dije que yo había empezado a poner en práctica a mi manera el Método Wim Hof.

Después de un mes te comparto algunas de mis experiencias esperando te sirvan y te orillen, tal vez, a reconsiderar algunas de tus prácticas habituales.

A casi un mes y medio que inicié bañándome con agua fría he conseguido algunos logros personales muy modestos que continuaron con caminatas mañaneras descalzas sólo en calzoncillos.

A la caminata siguió el trote combinado con ejercicios de resistencia.
En este tiempo he corrido con lluvia y sin ella.

Hace casi quince días ascendí y descendí descalzo el Cerro Tepozteco. Me dejó muchas lecciones.

Luego siguieron los “baños de piso”, los cuales consisten en acostarse en el suelo a la intemperie unos minutos por la mañana, como si tratara de estar en la playa.

Hoy, domingo, en una mañana lluviosa con motivo de los efectos de un ciclón tropical y un canal de baja presión, tuve por primera ocasión una ducha a la intemperie con agua y hielo.

Un tonel con agua de lluvia y tres bolsas de cubitos de hielo fue la dosis preparada para el ejercicio. La experiencia fue genial.

Después de todo esto te comparto lo siguiente.

Sólo al inicio, después del segundo día de empezar a bañarme con agua fría me enfermé de gripe, pero cedió rápidamente y no interrumpí las duchas de ese tipo.

A partir de entonces no me he enfermado de algo.

Para una persona como yo esto es verdaderamente un logro, pues a la edad de veinte años padecí tuberculosis, además de que padezco desde hace algunos años una alergia al polvo, al polen y con facilidad me enfermaba de las vías respiratorias con una simple exposición a cualquier corriente de aire.

Durante décadas me he privado de caminar descalzo, de caminar en medio de la lluvia sin tener que cubrirme, de bañarme con agua fría y de extremar precaución ante una persona enferma de las vías respiratorias.

Por eso era verdaderamente impensable imaginar que estaría haciendo lo que ahora estoy haciendo.

En efecto, los obstáculos más complicados han sido los psicológicos, pues mi pasado enfermizo lo estaba arrastrando a mi presente y ya lo veía en el futuro.

Este domingo fue especial. La ducha de agua fría la hice acompañado de dos amigos que han visto mi progreso y ahora ellos también están intentando lo mismo. Uno con más tiempo que el otro también se duchó con agua con hielo, el otro sólo tuvo contacto parcial.

Todo esto no se trata de ver quién resiste más al frío, sino de la convivencia y la pacificación a través de la hiper oxigenación y la exposición al frío.

Me siento físicamente muy bien y también he sentido los beneficios en cuanto el estrés.
¿Qué sigue?, aún no lo tengo totalmente definido, pero ya he visto varios senderos que quiero andar para beneficio propio y de quienes me rodean.

Te comparto lo anterior esperando te sea útil.

Nos vemos en la próxima entrega. Te espero.

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com
10 Septiembre 2019 04:00:00
Filosofía y ufología: libertad y estudio de lo extraño
El ejercicio de la libertad de pensamiento y el estudio de los fenómenos extraños, son trasfondo del puente entre filosofía y ufología.

La filosofía como madre de la ciencia y de todo conocimiento no debe estar exenta de campos de la realidad que han sido relegados, marginados o ignorados por quienes se asumen como intelectuales o académicos “serios” y, por otra parte, la ufología u ovnilogía –el estudio del fenómeno ovni (objeto volador no identificado)-, no puede sustraerse de cimientos y estructuras filosóficas y científicas, si es que aspira a realizar aportes que soporten el escrutinio riguroso de la verdad.

Abordo el presente tema a partir de la invitación que recibí hace un par de semanas de Patxi Villar de Paul, para participar en el programa radiofónico por Internet desde España, Mundo Insólito Radio, acerca del tema: Filosofía, ufología y poesía.

A mi parecer, la libertad es el trasfondo para abordar este tema, específicamente, el ejercicio de la libertad para reflexionar y estudiar todo, aún aquello que descartamos a priori debido a nuestros prejuicios personales y sociales.

Reafirmo este sentido en la afirmación del escritor, novelista, guionista y periodista francés Bernard Werber: “Hay una ciencia (...), la ciencia de la libertad, la libertad de pensar por sí mismo, sin molde preconcebido, sin capilla, sin maestro, sin ningún a priori”.

Todo persona que aspira a ser libre -ésta es la esencia del filósofo- no debe rehuir reflexionar, estudiar o investigar sobre cualquier tema, incluyendo, por supuesto los asuntos concernientes a la ufología y con otros campos tradicionalmente vetados por el sector formal de la investigación, como son las cuestiones paranormales, los hechos históricos que no coinciden con la narrativa aceptada, entre otros.

Un punto de partida para puentear la filosofía y la ufología es el relacionado con la concepción de ¿qué es vida?, ¿qué es ser humano? y ¿qué es el universo?, pues si concebimos que estamos frente a una situación compleja, interconectada entre sí con una serie de circunstancias que hasta ahora no hemos estudiado ni siquiera someramente, podríamos adoptar una postura de apertura hacia lo desconocido,

aún de aquello que se salga a los paradigmas predominantes que orientan las directrices del arte, de la ciencia y del saber.

Por otra parte, a propósito de lo que vengo abordando, escribí en el 2013 un artículo titulado “Educar(se) en y para lo extraño”, a fin de reflexionar en torno al valor educativo de lo extraño, es decir, de aquello que por definición es raro, singular o “ajeno a la naturaleza o condición de una cosa de la que forma parte, a simple vista, puede verse que el campo de estudio de la ufología, entra a la perfección en la definición de extraño.

Me permito citar algunos párrafos de dicho artículo que deben leerse a la luz del tema filosofía y ufología:

“Educar(se) en y para lo extraño significa cuestionar nuestros puntos de seguridad y abrirse a nuevas estructuras de pensamiento, a partir de abordar lo que soslaya la instrucción formal por considerarlo irrelevante o poco serio.

“…el cerebro busca andar sobre lo seguro. Buscar escondrijos para guarecerse de las interminables dudas es una actitud, hasta cierto punto, de compensación ante la infinitud de los misterios del Universo.

“Si ponemos en tela de juicio nuestro saber podríamos estar renunciando a la aparente seguridad que da el conocimiento, pero estaríamos abriéndonos a la expansión del pensamiento, a las ideas originales e innovadoras.

“No debe tomarse lo extraño sólo como sinónimo de paranormal o sobrenatural, en el contexto en el que venimos discurriendo el término debe remitirnos a lo raro, a lo singular, a lo que habitualmente es desechado o poco abordado por las investigaciones de las instituciones formales.

“En el ámbito social, por ejemplo en la historia universal, encontramos episodios que no reciben la misma atención que los acontecimientos divulgados en los libros de texto. O en las ciencias naturales, en el caso de la biología, vemos desafíos extraños en la criptozoología: estudio de los animales cuya existencia es improbable, o en la astrobiología: rama de la ciencia en la que se vinculan astrofísica, biología y geología para el estudio de la existencia, origen, presencia e influencia de la vida en el conjunto del universo.

“Hay vastas fuentes de fenómenos extraños, y aun los conocidos, a la espera de mentes dispuestas a sortear la medianía”.

Hasta aquí la extensa, pero oportuna cita.

Si nos asumimos como seres que buscan ejercer su libertad y formarse en el camino, entonces, frente a nosotros se abren infinitas posibilidades de no rehuir a hallar y andar los vínculos filosóficos con áreas del saber que no han estado hasta cierto punto visibles, como es el caso de la ufología.

Cierro este primer bosquejo diciendo que cualquier persona que aspira a estudiar seriamente la materia que sea, entre ellas la ufología, no puede ni debe renunciar a una conducta ética ni alejada de las herramientas intelectuales, racionales y tecnológicas que como civilización hemos ido construyendo, en caso contrario, es fácil montar cultos religiosos y fanáticos en cuestiones en las que se requiere imparcialidad, profesionalismo y mucha objetividad.

Por otra parte, los filósofos y la filosofía, no pueden rehuir especular en torno a la ufología y a otras materias, por el simple hecho de que no hacerlo es abonar a la ignorancia y a la parcialidad del conocimiento.

Se requieren ufólogos con bases filosóficas sólidas, y filósofos con una visión de la complejidad de la realidad desde el ángulo de la ufología. ¿O no?

Nos vemos en la próxima entrega. Te espero.

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com
02 Septiembre 2019 03:00:00
Educarse en la incomodidad y el extremo: Wim Hof
El camino que han elegido algunas personas para formarse en situaciones extremas evidencia el efecto pernicioso de los ambientes cómodos que hemos creado, de tal manera que el confort se convierte en una serie de situaciones que nos atrofian e impiden que seamos conscientes del potencial que podemos desarrollar.

Sé que esto parece una postura fuera de lugar cuando la humanidad ha realizado un gran esfuerzo para avanzar en torno a la conquista del bienestar de las personas, pero si contrastamos el planteamiento inicial con ciertos ejemplos de vida veremos con mayor claridad a lo que me refiero.

Para ejemplificar cómo es que el confort nos ha privado de ciertos niveles del desarrollo de nuestras facultades quiero compartirte parte de la vida y trayectoria de Wim Hof, conocido también como The Iceman.

Después de transitar por un periodo de profunda depresión debido a una desgracia familiar, Wim se adentró en la práctica de la meditación, del yoga y algunas artes marciales.

Dentro de sus búsquedas empezó a considerar el frío como uno de sus maestros, de tal manera que se sumergió literalmente en sus profundidades.

The Iceman ha realizado proezas impensables como correr por el Everest y por varias montañas del mundo exclusivamente en calzoncillos, ha nadado bajo el hielo casi sesenta metros, ha permanecido cubierto de hielo -excepto su cabeza- alrededor de dos horas.

Sus hazañas con el frío o en el extremo calor son incontables y se han traducido en veintidós Récords Guinness.

Hof se ha sometido a estudios científicos con diversos laboratorios universitarios para que puedan ser testigos de calidad de sus logros y documenten qué sucede en su organismo que lo convierte en alguien extremadamente resistente.

A Wim se le han inyectado algunas sustancias para inducirle determinadas enfermedades, el resultado encontrado por los investigadores demostró que es

inmune a ellas, debido a que voluntariamente puede controlar su sistema inmunológico.

En fin, son muchas las hazañas de este hombre, te invito a que leas más sobre su vida y obra.

Sin embargo, hasta este punto de lo que te he compartido sólo he bosquejado a un hombre extraordinario que raya en el punto de lo asombroso, pero que su ejemplo podría reducirse exclusivamente a su persona, es decir, al ámbito individual.

Consciente de ello, Wim sostiene a cada momento que cualquier otra persona debidamente entrenada puede desarrollar lo mismo que él.

Por eso a la par de sus exhibiciones y conferencias, imparte cursos de entrenamiento denominados Método Wim Hof.

En efecto, quienes se entrenan durante un mes bajo su método, pueden realizar acciones muy parecidas a las de Wim, así como realizar progresos en el control de la depresión, la angustia, las preocupaciones, la modulación de su carácter, entre otras cuestiones que a los participantes les parecían prácticamente imposibles.

El punto clave del Método Wim Hof está en la respiración, en la hiper oxigenación del cuerpo y en el contacto gradual con el frío a la par de practicar meditación.

En los dos párrafos anteriores está el punto central de lo que te quiero compartir en este artículo.

El caso de Wim es de alguien extraordinario que ha traducido su grandeza en un método que puede ser comunicable, aprendido y los resultados replicables.

De acuerdo con las palabras de The Iceman, el frío se convirtió en su maestro, lo cual es evidente, pero lo que también salta inmediatamente a la luz es que Wim se ha convertido en un maestro con todas las herramientas a la mano para desbaratar nuestros paradigmas de la comodidad, y mostrarnos que más allá de lo que llamamos cierto bienestar, está una filosofía y forma de vida que seguramente podría curar a muchas personas alrededor del mundo.

The Iceman se formó, se forjó y se reeducó, a la par de que ha ido contribuyendo a que otros se formen a sí mismos.

Wim Hof es un claro ejemplo de lo que es un educador permanente en la extensión de la palabra.

Él nos ha mostrado, como tantos otros alrededor del mundo, que es posible alcanzar resultados extraordinarios si nos forjamos en la incomodidad y el extremo.

Valdría la pena reevaluar nuestros hábitos, las vías por las cuales estamos accediendo al saber, a fin de atrevernos a andar otros caminos.

Por lo pronto yo ya empecé con algunas de las prácticas de Wim Hof, espero más adelante compartirte mis resultados.

Vale la pena intentarlo, ¿o no?

Nos vemos en la próxima entrega. Te espero.

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com
28 Julio 2019 04:02:00
Dar tiempo al tiempo, lección de sobriedad
Todo es tan de prisa que perdemos de vista que todo implica tiempo de espera, todo conlleva que algunos procesos maduren o ciertos plazos se cumplan, dicho de manera coloquial y esperando comprendas la libertad que me tomo en esta afirmación, cada vez damos menos tiempo al tiempo.

Estoy seguro que cuando leíste el título de este artículo habrás recordado el famoso poema Tiempo del escritor y poeta mexicano Renato Leduc.

Aquí unos versos:


“Sabia virtud de conocer el tiempo;
a tiempo amar y desatarse a tiempo;
como dice el refrán: dar tiempo al tiempo...
que de amor y dolor alivia el tiempo”.

Dar tiempo al tiempo, que de tanta prisa y presiones nos estamos enfermando y muriendo directa o indirectamente de patologías vinculadas a cuestiones emocionales, cuya causa está en el estrés, angustia o ansiedad, entre otros cuadros cuya variable primordial tiene que ver con la relación tiempo y convivencia.

Para ilustrar un poco lo que aquí te vengo compartiendo, te comento que de acuerdo con la Encuesta Nacional de Epidemiología Psiquiátrica en México (Ansiedad aumenta 75% en los últimos cinco años en México. Milenio, 2018), “28.6% de la población adulta padecerá algún trastorno mental en su vida, estando entre los más relevantes los de ansiedad (14.3%), por consumo de sustancias (9.2%) y afectivos (9.1%)”.

La ansiedad y otros trastornos, están aumentando considerablemente entre las personas y no se ve en el corto plazo que esto vaya a cambiar, porque las relaciones y los entornos que hemos construido parten de supuestos funcionales en los cuales están primero los resultados y después los seres humanos.

¿Qué es dar tiempo al tiempo?

Creo que la afirmación dar tiempo al tiempo parte de una visión profunda de la vida.

Es comprender que todo forma parte de una complejidad que abreviamos solo para comprenderla, pero que en el fondo responde a una concatenación de fenómenos que no son unidireccionales.

Por si fuera poco, la perspectiva que tenemos del tiempo depende de cómo nos concebimos interiormente cada uno de nosotros. Esta se transforma con la edad y está en permanente cambio.

En resumen, dar tiempo al tiempo es encarar con paz y serenidad lo que tengamos enfrente, aún las situaciones más complicadas y aparentemente sin solución.

Es saber esperar.

Es comprender que todo minuto tiene sesenta segundos y que la perspectiva que tengamos de esos lapsos es relativa.

Dar tiempo al tiempo es desarrollar valentía en silencio y fortaleza de adentro hacia afuera.

Dar tiempo al tiempo es una enseñanza de la sabiduría y una verdadera muestra de sobriedad del presente.

¿O no?

Vale la pena darse cuenta. Vale la pena intentarlo.
16 Julio 2019 03:00:00
Dar tiempo al tiempo, lección de sobriedad
Todo es tan de prisa que perdemos de vista que todo implica tiempo de espera, todo conlleva que algunos procesos maduren o ciertos plazos se cumplan, dicho de manera coloquial y esperando comprendas la libertad que me tomo en esta afirmación, cada vez damos menos tiempo al tiempo.

Estoy seguro que cuando leíste el título de este artículo habrás recordado el famoso poema “Tiempo” del escritor y poeta mexicano Renato Leduc.

Aquí unos versos:

Sabia virtud de conocer el tiempo;

a tiempo amar y desatarse a tiempo;

como dice el refrán: dar tiempo al tiempo...

que de amor y dolor alivia el tiempo.

Dar tiempo al tiempo, que de tanta prisa y presiones nos estamos enfermando y muriendo directa o indirectamente de patologías vinculadas a cuestiones emocionales, cuya causa está en el estrés, angustia o ansiedad, entre otros cuadros cuya variable primordial tiene que ver con la relación tiempo y convivencia.

Para ilustrar un poco lo que aquí te vengo compartiendo, te comento que de acuerdo con la Encuesta Nacional de Epidemiología Psiquiátrica en México (Ansiedad aumenta 75% en los últimos cinco años en México. Milenio, 2018), “28.6 por ciento de la población adulta padecerá algún trastorno mental en su vida, estando entre los más relevantes los de ansiedad (14.3 por ciento), por consumo de sustancias (9.2 por ciento) y afectivos (9.1 por ciento)”.

La ansiedad y otros trastornos, están aumentando considerablemente entre las personas y no se ve en el corto plazo que esto vaya a cambiar, porque las relaciones y los entornos que hemos construido parten de supuestos funcionales en los cuales están primero los resultados y después los seres humanos.

¿Qué es dar tiempo al tiempo?

Creo que la afirmación dar tiempo al tiempo parte de una visión profunda de la vida.

Es comprender que todo forma parte de una complejidad que abreviamos sólo para comprenderla, pero que en el fondo responde a una concatenación de fenómenos que no son unidireccionales.

Por si fuera poco, la perspectiva que tenemos del tiempo depende de cómo nos concebimos interiormente cada uno de nosotros. Ésta se transforma con la edad y está en permanente cambio.

En resumen, dar tiempo al tiempo es encarar con paz y serenidad lo que tengamos enfrente, aún las situaciones más complicadas y aparentemente sin solución.

Es saber esperar.

Es comprender que todo minuto tiene sesenta segundos y que la perspectiva que tengamos de esos lapsos es relativa.

Dar tiempo al tiempo es desarrollar valentía en silencio y fortaleza de adentro hacia afuera.

Dar tiempo al tiempo es una enseñanza de la sabiduría y una verdadera muestra de sobriedad del presente.

¿O no?

Vale la pena darse cuenta. Vale la pena intentarlo.

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com
15 Julio 2019 03:41:00
Dar tiempo al tiempo, lección de sobriedad
“Tiempo al tiempo aunque por dentro la ansiedad nos esté carcomiendo”.

Abel Pérez Rojas

Todo es tan de prisa que perdemos de vista que todo implica tiempo de espera, todo conlleva que algunos procesos maduren o ciertos plazos se cumplan, dicho de manera coloquial y esperando comprendas la libertad que me tomo en esta afirmación, cada vez damos menos tiempo al tiempo.

Estoy seguro que cuando leíste el título de este artículo habrás recordado el famoso poema “Tiempo” del escritor y poeta mexicano Renato Leduc.

Aquí unos versos:

Sabia virtud de conocer el tiempo;

a tiempo amar y desatarse a tiempo;

como dice el refrán: dar tiempo al tiempo...

que de amor y dolor alivia el tiempo.

Dar tiempo al tiempo, que de tanta prisa y presiones nos estamos enfermando y muriendo directa o indirectamente de patologías vinculadas a cuestiones emocionales, cuya causa está en el estrés, angustia o ansiedad, entre otros cuadros cuya variable primordial tiene que ver con la relación tiempo y convivencia.

Para ilustrar un poco lo que aquí te vengo compartiendo, te comento que de acuerdo con la Encuesta Nacional de Epidemiología Psiquiátrica en México (Ansiedad aumenta 75% en los últimos cinco años en México. Milenio, 2018), “28.6 por ciento de la población adulta padecerá algún trastorno mental en su vida, estando entre los más relevantes los de ansiedad (14.3 por ciento), por consumo de sustancias (9.2 por ciento) y afectivos (9.1 por ciento)”.

La ansiedad y otros trastornos, están aumentando considerablemente entre las personas y no se ve en el corto plazo que esto vaya a cambiar, porque las relaciones y los entornos que hemos construido parten de supuestos funcionales en los cuales están primero los resultados y después los seres humanos.

¿Qué es dar tiempo al tiempo?

Creo que la afirmación dar tiempo al tiempo parte de una visión profunda de la vida.

Es comprender que todo forma parte de una complejidad que abreviamos sólo para comprenderla, pero que en el fondo responde a una concatenación de fenómenos que no son unidireccionales.

Por si fuera poco, la perspectiva que tenemos del tiempo depende de cómo nos concebimos interiormente cada uno de nosotros. Ésta se transforma con la edad y está en permanente cambio.

En resumen, dar tiempo al tiempo es encarar con paz y serenidad lo que tengamos enfrente, aún las situaciones más complicadas y aparentemente sin solución.

Es saber esperar.

Es comprender que todo minuto tiene sesenta segundos y que la perspectiva que tengamos de esos lapsos es relativa.

Dar tiempo al tiempo es desarrollar valentía en silencio y fortaleza de adentro hacia afuera.

Dar tiempo al tiempo es una enseñanza de la sabiduría y una verdadera muestra de sobriedad del presente.

¿O no?

Vale la pena darse cuenta. Vale la pena intentarlo.


Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com
03 Julio 2019 03:00:00
En nuestro pasado hay carga de futuro
En el pasado hay carga de futuro, es decir, hay pasajes de vida que en su momento pasaron desapercibidos, pero que bajo el tamiz de la visión que se tenga en el presente, cobra una dimensión que esclarece nuestro futuro y adquirimos otra visión de nuestra vida en su conjunto.

Esto que te comparto es más que un juego de palabras y vale la pena detenerse a pensar sobre las múltiples posibilidades que encierra esta afirmación.

Recuerdo muy bien que la frase “en el pasado hay carga de futuro” se la escuché decir por primera vez al afamado doctor Luis G. Benavides Ilizaliturri, director general del Centro Internacional de Prospectiva y Altos Estudios.

Desde que escuché la aseveración me he dado a la tarea de buscar en mi pasado partes de futuro y entender éste como una ocasión para romper con las inercias.

Una de las cuestiones que debemos tener en cuenta es que muy frecuentemente vivimos el presente sin darnos cuenta, y es éste tan volátil que hace un segundo ya es pasado.

Algo que casi no consideramos es que es tanta la información que captan nuestros sentidos que la memoria discrimina, para que muchos de los datos que no se asumen como relevantes pasen a otra zona que identificamos como “olvido”.

Conforme transcurren los días y después los años, sólo nos vamos quedando con sucesos significativos, a veces inconexos unos con otros, dichos acontecimientos los archivamos y sólo toman una dimensión mayor si regresamos a ellos para reflexionarlos, compartirlos, criticarlos u organizarlos.

Ese fenómeno individual se replica en lo social.

Para la mayoría de las personas la Historia es una especie de parcelas aisladas unas con otras, sólo se memorizan ciertas fechas importantes para el sistema, por ejemplo, muy pocos pueden explicar qué sucedía en el continente africano mientras en América se efectuaba la llamada “conquista”.

No tenemos explicaciones de cómo se vinculan sucesos en apariencia diametralmente distantes en el tiempo y en el espacio.

Regresando al ámbito personal es importante hacer un recuento de qué y cómo ha sido nuestra vida, porque de esa manera podemos empezar a ver líneas de acción y pensamiento que predominan en todo lo que hacemos.

Sólo que no nos damos cuenta de ello por no hacer una meta lectura de nuestro acontecer.

Esto del futuro en el pasado yo lo he visto varias veces en mi vida, por ejemplo, mi gusto por la escritura y cómo fue que éste se manifestó en mi infancia, luego en mi adolescencia y de manera más clara ya pasados los treinta.

Mi inclinación por escribir se presentó en lapsos divorciados entre sí, pero yo no había reparado en ello, no había visto que parte de mi potencial y talento estaba tratando de aflorar de esa forma.

Ahora que regreso críticamente a esos momentos de mi vida puedo entender que hay varios elementos que permiten entender mi presente y futuro.

Sé que tal vez a estas alturas de mi artículo habrá quien piense que sólo estoy enredando las cosas de lo lineal que es el tiempo, pero no es así, lo que estoy tratando de compartirte es que asumamos con otra mirada lo que siempre ha estado ahí, pero como no lo visibilizamos entonces no se ve o en el mejor de los casos sólo se minimiza.

Si escudriñamos con mirada fina nuestro pasado es muy probable que identifiquemos otros rasgos y vertientes de nuestro talento.

Seguramente también tendremos frente a nosotros ciertos elementos que den certeza al margen desconocido del futuro.

En el pasado se fueron construyendo las formas de cómo aprendimos a resolver nuestros problemas, a relacionarnos y si desentrañamos todo esto veremos que encontraremos las estrategias que hemos estado usando, que tal vez sí pueden ver los demás, pero que han permanecido encubiertas para nosotros.

Detenerse a identificar las partes de futuro que hay en nuestro pasado es un buen paso para acabar con las inercias que nos llevan a reproducir los trazos dictatoriales de los cuales estamos tratando de liberarnos.

¿Qué te parece?

Vale la pena darse cuenta. Vale la pena intentarlo.

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com
24 Junio 2019 03:00:00
Con una maleta de cartón recuerdo de dónde provengo
Recuerdo mis orígenes cada vez que tropiezo con una caja en la que se empacan huevos de gallina, eso me sirve para estar siempre atento para que mis éxitos no me hagan perder la humildad ni me cieguen.

A continuación te comparto más del por qué.

Hace poco más de treinta años llegué de Tehuacán a la ciudad de Puebla viajando en tren, con muy poco dinero, con muchos nervios y usando como maleta una caja de cartón para huevos.

Arribé a la capital poblana para estudiar en la Universidad Autónoma de Puebla (UAP).

Empecé a escribir una etapa muy importante de mi vida al llegar a Puebla.

Con el paso del tiempo me aclimaté y acomodé en esta ciudad.

En esta ciudad he pasado el mayor tiempo de mi existencia.

Puebla me ha brindado muchas oportunidades de desarrollo, desde aquí amplié mi familia y una vida honesta.

Actualmente desarrollo varias actividades que me apasionan y he conseguido varios logros, a decir de mi apreciado amigo Luis Fernando Paredes Porras: “con menos de lo que hemos hecho muchos presumen y se ostentan como destacados personajes”.

En mi caso trato de no “marearme” con los resultados positivos, no obstante de que siempre están latentes y acechantes la soberbia, la arrogancia y la pedantería.

Para mantener el equilibrio y no verme obnubilado por los aciertos siempre trato de tener cerca de mí aquello que me recuerda que provengo de una familia humilde que a base de trabajo y amor siempre ha salido adelante.

Estoy convencido que no olvidar de dónde venimos es un acierto para la salud mental, porque además de que previene que evitemos los errores del pasado, también provee de ubicarnos en el tiempo, el espacio y las circunstancias.

Actualmente muchos jóvenes distorsionan su realidad por vergüenza o ignorancia, porque olvidan u ocultan de dónde provienen y tratan de reescribir su historia a partir de ellos.

Veo cómo es que equivocadamente hay quienes se avergüenzan de sus padres, de su familia en general, de su infancia, de sus trabajos anteriores o de las escuelas en las que estudiaron durante la infancia o la adolescencia.

Con lo anterior no estoy tratando de hacer una apología de la pobreza, de la debilidad o de la indefensión, lo que te digo es que tener los pies en la tierra de nuestra historia personal siempre nos va a servir para tener equilibrio y estabilidad emocional y mental.

Hace poco escribí un poema titulado “Maleta de cartón”, lo cual me hizo reflexionar en torno a las líneas anteriores.

Recibí varios mensajes después de publicar el poema, entre felicitaciones me decían que todos de alguna forma u otra tenemos nuestra respectiva caja de cartón.

Que tal vez para unos esa caja de cartón sea un boleto de autobús, unos zapatos viejos, una torta de jamón, el beso de un ser querido, en fin, todos de alguna manera tenemos algo o algún recuerdo que podemos evocar para recordar nuestras raíces y mantenernos en equilibrio.

Están en lo cierto quienes me compartieron esa observación, sólo cada quien sabe qué le alude su origen y su pasado.

Si nosotros nos percatamos de esto, vamos a poder echar mano de este recurso para traerlo a nuestra mente y a nuestro corazón cuantas veces sea necesario.

Aquí te comparto sólo unos versos de mi poema “Maleta de cartón”, si te gustan espero lo leas todo y lo compartas (bit.ly/2X2HKw8):

“En mi caja de cartón

-haciendo función de maleta-

viajaron sueños,

dos playeras,

un pantalón

y seis billetes de cincuenta”.

Por cierto, para mí una caja de cartón me alude una experiencia enriquecedora que me ayuda a mantenerme a salvo de la soberbia, ¿tú ya sabes cuál es tu respectiva “maleta de cartón”?

Vale la pena darse cuenta. Vale la pena intentarlo.

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com
17 Junio 2019 03:00:00
El analfabetismo funcional está mermando el español
Son varios los factores y las situaciones que están provocando el empobrecimiento de nuestra comunicación lingüística y con ello la desaparición de muchas palabras del español, sin embargo, en esta ocasión quiero atraer la atención en torno a una de las causas: el analfabetismo funcional.

Recordemos que el analfabetismo funcional es aquella situación en el que las personas han aprendido a leer y a escribir, sin embargo, no tienen los elementos y recursos para desenvolverse con suficiencia y amplitud en entornos que requieren ciertas habilidades y competencias en lectoescritura y en aspectos matemáticos.

Al respecto te comparto estas líneas de un breve, pero claro artículo titulado Analfabetismo funcional publicado en el sitio web euston96.com:

“Las personas que poseen un analfabetismo funcional pueden haber cursado estudios escolares y aun así, no tener la capacidad de discurrir y comprender lo que lee y escucha. Siendo así, un analfabeto funcional tendrá por ejemplo, dificultad para leer un periódico, un libro o un contrato…”.

De lo anterior se desprende que, en cierta forma, todos somos en mayor o menor medida analfabetas funcionales, sin embargo, hay elementos que nos llevan a pensar que cada vez se agudiza más.

Por ejemplo, según los profesores Alba Valencia y Max Echeverría, citados en el artículo “El hablante español utiliza cada vez menos palabras” (Cinco Días. 2005), bastan 307 para que un adolescente chileno se comunique con el mundo y 254 palabras si se trata de un joven de la República Dominicana.

Lo más seguro es que la situación haya empeorado con la amplia aceptación en los recientes cinco años del uso de memes y emoticones.

Aunado lo anterior a la incorporación de anglicismos, estamos frente a un panorama en el cual cada vez más se está abandonando la riqueza del español.

Estamos frente al empobrecimiento de un idioma muy bello.

Pienso todo esto después de leer una noticia referente a la exposición titulada: 1914 – 2014 de la artista y filólofa Marta PCampos.

1914 – 2014 es una muestra recién inaugurada en La Caja de las Letras del Instituto Cervantes en Madrid, la cual exhibe en cajas de madera y gavetas, las 2793 palabras que en cien años han sido retiradas del Diccionario de la Lengua Española.

La falta de uso y la valoración –a mi parecer a veces equivocada- de la Real Academia Española (RAE) han jubilado de sus diccionarios palabras como: ahogaviejas, churruscarse, durindaina, cocotriz, cuñadez, entre otras.

Por cierto, me llamó la atención que también han quitado del diccionario una palabra que hace poco leí en Lujuria en la Sotana (Amazon. 2019), la más reciente novela de mi afamado amigo Joe Barcala, me refiero a titilante.

Sí, leíste bien, titilante, la palabra que significa “centellar con ligero temblor un cuerpo luminoso” (WordReference. 2019), ya no está en el diccionario de la RAE.

Así que toma como regalo este párrafo de Lujuria en la Sotana:

“El balcón, de un metro de ancho por tres de largo, se iluminó con la luz de la luna, esplendorosa, casi llena, acompañada de sus eternas estrellas titilantes. El reflejo sobre las crestas del mar a un costado de las copas de las palmeras, eran el sitio perfecto para elevar a Dios una plegaria lastimera, derramando infinidad de lágrimas que humedecieron el rostro de Andrés completamente. Sus ojos se cansaron de llorar”.

De realizarse otra exposición dentro de algunos años como la de Marta PCampos, seguramente veremos muchos vocablos nuestros en el panteón de las palabras.

Después de esta breve reflexión me asumo con más firmeza como aprendiz de la amplia riqueza del idioma español.

Al ver este panorama me duele más pensar en lo que está sucediendo con nuestras sesenta y ocho lenguas originarias que se hablan en México, pues todos los días sufren la acometida del desprecio de las mayorías.

Es de vital importancia que nos comprometamos con la lectura y escritura a profundidad, que gocemos con ello y que ese amor lo compartamos con quienes nos rodean, pues solo de esa manera podremos conservar y ampliar la riqueza lingüística que nos rodea. ¿O no?

Vale la pena intentarlo. Vale la pena darse cuenta.

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com
17 Mayo 2019 04:00:00
Saber sin fin
“Hay seres que nos hacen nacer varias veces gracias a su saber. Julio Revolledo fue uno de ellos”.
Abel Pérez Rojas

El pasado domingo 5 de mayo por la noche falleció Julio Revolledo Cárdenas, considerado por todos como el mayor historiador circense en México; con su partida no sólo pierde la vida mundial de los circos y de la ciencia histórica, también perdemos quienes tuvimos la oportunidad de conocerle y llamarle amigo, pues indudablemente se trataba de un gran ser humano.

Gracias a la intermediación y buenos oficios de mi querida amiga Mireya Ramírez Martínez conocí a Julio Revolledo. Era la primera década de este siglo XXI.

Por aquellos años sólo tenía como referencia de Julio su participación como presidente de jurado en un reality show dominical circense organizado por Televisa en su horario estelar dominical.

Julio había llegado a Puebla invitado por mi amigo el doctor Salvador Calva, rector de la Universidad Mesoamericana de Puebla, para concretar lo que parecía una idea disparata en aquel tiempo, fundar la primera licenciatura en su tipo en América Latina, que más tarde tomaría el nombre de Licenciatura de Artes Escénicas y Circenses Contemporáneas.

Con el paso de unos cuantos años no sólo se concretó, sino que hasta su fallecimiento Julio fungió como su director y llevó el nombre de la Mesoamericana, de Puebla y de México por todo el mundo.

Recuerdo que con pasión me platicó sobre estos planes en la primera entrevista que le realicé para mi programa radiofónico.

Tal vez yo sea la segunda persona que más entrevistó a Julio, porque el primerísimo lugar siempre lo ocupó Mireya Ramírez, quien documentó en video y más por escrito todas las giras e intervenciones en el extranjero de Julio.

Recuerdo que la primera entrevista en la cual tomé un poco de mayor consciencia de la estatura intelectual de Julio Revolledo fue en marzo del 2008, en el seno del Circo Tihany.

En unos cuantos minutos Julio me habló de la importancia que implicaba crear una licenciatura como la que nacía en aquellos días y cómo es que seguramente se convertiría en un atractivo académico para personas de todo el mundo.

Yo era incrédulo de todo lo que me platicó Julio, pero él sabía muy bien lo que me decía, pues prácticamente había recorrido todo el mundo haciendo acopio de experiencias y necesidades que le permitían tener todos los hilos en la mano para sostener lo que con tanto ahínco defendió siempre.

Así pasaron los años, la licenciatura de la Universidad Mesoamericana se convirtió en una realidad, Julio acumuló miles, tal vez millones de kilómetros recorridos, porque se desempeñó como jurado en los más importantes festivales circenses del mundo.

Ante las reformas legales que prohibieron el empleo de animales en los circos y la transformación de los gustos y las preferencias de consumo de las nuevas generaciones, Julio se convirtió en un puntal importantísimo para que la industria circense no desapareciera en México.

El conocimiento profuso de Julio en torno a la vida de los circos provenía de sus orígenes familiares en este ambiente, en 1988 fue administrador del Circo de los Hermanos Esqueda, en 1988 administró el Circo de los Hermanos Suárez; además de que en el 2004 escribió “La Fabulosa Historia del Circo en México” y en el 2010 “El Siglo de Oro del Circo en México”.

Julio cursó un doctorado en Historia del Arte en la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, previamente, en esa misma institución había cursado una maestría, de la cual se tituló con la tesis: “El elegante circo ecuestre del siglo XIX en México”.

En los últimos meses previos a su muerte, Julio apoyó decididamente los esfuerzos para que en el Congreso de la Unión de México se reconociera a la tradición circense y al circo como patrimonio cultural intangible.

Por cierto, recientemente Julio expuso que la antigüedad del circo en México es de al menos tres mil años.

En fin, Julio era un apasionado del circo… lo llevaba en las venas.

Agradezco a Julio todo lo que hizo por la historia circense del mundo, muy particularmente de nuestro país.

Estoy agradecido con Julio por todo lo que hizo por tantos jóvenes que vieron cambiar sus vidas para bien gracias al circo.

Le agradezco su tiempo, el haber confiado en mí como comunicador para ser entrevistado cuantas veces se lo permitía su apretada agenda.

Le agradezco a Julio todo lo que hizo, porque debido a ello somos menos ignorantes y prejuiciosos de un mundo tan apasionante como lo es el circo.

Gracias amigo Julio. Ve en paz.
10 Mayo 2019 04:00:00
“Zapata cabalga en mis letras”,  loable suceso literario
Zapata cabalga en mis letras es una antología conmemorativa al primer centenario del cruel asesinato del ilustre general Emiliano Zapata Salazar, esfuerzo que culminó convirtiéndose en un trabajo de corte internacional y en un célebre suceso literario.

El esfuerzo fue emprendido por la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística (fundada en 1833), la Academia Nacional de Literatura, la Academia de Letras Juan Rueda Ortíz y la Fundación Zapata, todo esto con el invaluable apoyo del Gobierno del Estado de Morelos.

En enero pasado los organizadores publicaron la convocatoria para la conformación de la antología Zapata cabalga en mis letras, una invitación para que los amantes de la literatura reflexionáramos en torno a la vida, obra e influencia del Caudillo del Sur, desde el atril de la poesía, la crónica, el cuento y el ensayo.

La participación fue tan vasta que los convocantes se vieron desbordados por la gran cantidad de trabajos que llegaron desde todas las latitudes de nuestro país y desde otras naciones, principalmente: España, Argentina y Estados Unidos.

Cuatro meses después de arduo trabajo creativo la antología por fin vio la luz trayendo cincuenta y cuatro textos dignos de ser analizados con detenimiento.

Las páginas del libro encierran el último aporte literario del ilustre abogado, político, servidor público, académico, escritor y humanista, Don Luis Maldonado Venegas, quien al momento de fallecer fungía como Presidente de la Junta Directiva de la Academia Nacional de Historia y Geografía.

Por cierto, con esa lucidez que tanto se le admiraba a Don Luis, externó en el prólogo:

“Para el poeta valenciano Jaime Siles, las antologías son acontecimientos literarios. Lo son, en el sentido de que apuestan a recoger las piezas dispersas de un rompecabezas para crear una imagen, un cuadro, una obra única. Zapata cabalga en mis letras parte de esta labor ingeniosa de acomodar, uno a uno, fragmentos literarios de una vida singular, heroica y, sin duda, trascendental para la historia de México”.

Y remató así refiriéndose a la labor de los escritores participantes:

“Como académicos, nuestra responsabilidad radica en continuar dándoles voz al Caudillo del Sur, tal como lo hacen los autores de Zapata cabalga en mis letras, quienes se reúnen, en las páginas de esta antología para dar vida a un nuevo y gran acontecimiento literario”.

Para mí es un gran honor haber sido incluido en esta histórica antología con mi poema: Hermano Emiliano, tata Zapata.

Con autorización del comité organizador te comparto mi poema Emiliano, tata Zapata:

Entre hambre y lodo

encarnó este héroe,

Anenecuilco lo guareció,

con corazón vasto

e inteligencia suprema,

todo Morelos lo encumbró.

Emiliano el niño,

el explotado,

el iletrado,

el sabio,

el que exprimió su miedo

para que naciera la rebelión.

Como águila asiste la gris realidad,

en síntesis exacta

diagnosticaste y trazaste la ruta a seguir:

restitución de lo nuestro,

¡tierra y libertad!

Abriste vereda,

luchaste, te secundaron,

te amaron, cumpliste tu palabra;

no traicionaste,

por eso la tiranía te temió.

Inoculaste dignidad,

repartiste tierras,

aplicaste justicia,

¡frenaste el rezago cruel!

Cual titán imbatible de frente

la traición se ejerció contra ti

y en Chinameca caíste acribillado.

Extinguieron la carne,

mataron al valiente,

a cambio nació el prócer,

el ideal con nombre,

la utopía vigente del siglo XXI.

Hoy estás aquí:

¡aquí donde los ancianos juran verte pasar!,

¡aquí donde los niños declaman tus proezas!,

¡aquí donde los descalzos resisten!,

¡aquí!, ¡aquí!, ¡aquí donde brota el agua

y germina lo mejor de esta bendita tierra!

¡Aquí estás hermano Emiliano!

¡Aquí estás Tata Zapata!

¡Zapata vive, seguro que sí!

Quiero felicitar y agradecer muy especialmente a Roxana Zubieta Ramos, presidenta de la Academia Nacional de Literatura y a la escritora Edith Barrios Rodríguez, por su labor dentro del comité organizador, también a María del Socorro Cortés Mayorga y Rodolfo Appleton por su trabajo de compilación y formación, así como a José Roque Quintero por su desempeño como coordinador general.

Bien por quienes desinteresadamente hacen posible que sucesos históricos como el centésimo aniversario luctuoso del prócer Emiliano Zapata no pasen desapercibidos.

Enhorabuena.

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com
05 Mayo 2019 04:00:00
Los cuentos tienen gran valor cuestionador
A pesar de que el cuento es considerado muy frecuentemente y de manera errónea como un género literario meramente lúdico o aleccionador, gratamente se presentan ocasiones para ver que esta narrativa también puede ser extremadamente reflexiva y cuestionadora.

Este fin de semana tuve la grata ocasión de reflexionar sobre lo anterior con motivo de la presentación del más reciente libro de mi amiga Antonia Estarlich (Alberic, Valencia, España): Es cuento… ¿pero si fuera realidad?

La más reciente publicación de la escritora española, con corazón mexicano, es una antología de cinco cuentos, a saber: ¿Qué desean revelar María Magdalena y sus amigas?, ¿En aquellos tiempos de Eva y Lilith…?, La rebelión de los hijos del clero, ¿Por qué tantos dioses en paro? y el entramado que da nombre al libro: Es cuento, ¿pero si fuera realidad?

En cada uno de sus escritos Antonia pone el dedo en la llaga sobre algunas de las creencias que aún imperan en el siglo 21, en torno a las relaciones humanas, el amor de pareja, la homosexualidad y sobre otras tantas cuestiones que a primera vista parecerían no estar contempladas.

A través de historias breves Antonia logra su cometido principal: cuestionarnos, provocarnos y dejarnos un sabor de boca que el humor negro provoca.
Antonia me concedió el honor de que le escribiera una breve reflexión para que fuera incluida en su libro, lo cual me orilló a detenerme a pensar un poco en lo que aquí escribo.

Con la autorización de Antonia te comparto lo que escribí para su libro:

Antonia Estarlich lleva al campo de la ficción una serie de inquietudes que vienen del pasado lejano, pero están presentes en la sociedad del siglo 21.

Encarnados en personajes míticos, legendarios y otros más terrenales, Antonia tuerce las historias que hasta ahora hemos escuchado y aceptado sin chistar, privándonos esto de un amplio abanico de posibilidades que toda mente libre podría bosquejar en un simple ejercicio lúdico de cierta altura.

En sí, el título de la obra muestra sin recato alguno la cuestión transversal del libro que tienes en tus manos: Es cuento, ¿pero si fuera realidad?

Estarlich Sánchez no intenta engañarnos con su postura central: ¡claro que es cuento lo que te estoy compartiendo!, pero ¿y si fuera realidad al menos alguno de los enredos de las historias que trazó?, ¿de cuántos escenarios nos hemos privado por el simple hecho de descartar ciertas posibilidades, ¿cuántos sentimientos de culpa, discusiones e inclusive guerras podríamos haber evitado de haber tomado derroteros diferentes las historias que han moldeado el imaginario colectivo acumulado?

La respuesta a las preguntas no las sabremos con exactitud porque la historia, al menos la socialmente aceptada, se ha escrito de una forma diferente a la planteada en este libro, por eso se le agradece de sobremanera a Antonia el esfuerzo para sacarnos de nuestra comodidad intelectual a partir de entretenimiento pensado para mentes que quieren ir más allá.

En efecto, son cuentos, ¿pero si fueran realidad?
Hasta aquí la cita.

Como puedes ver, es valioso que el cuento sea orientado como medio de reflexión y análisis, por ello se agradece a quienes a través de su pluma logran dicho cometido. ¿O no?
29 Abril 2019 04:00:00
Los cuentos tienen gran valor cuestionador
A pesar de que el cuento es considerado muy frecuentemente y de manera errónea como un género literario meramente lúdico o aleccionador, gratamente se presentan ocasiones para ver que esta narrativa también puede ser extremadamente reflexiva y cuestionadora.

Este fin de semana tuve la grata ocasión de reflexionar sobre lo anterior con motivo de la presentación del más reciente libro de mi amiga Antonia Estarlich (Alberic, Valencia, España): Es cuento… ¿pero si fuera realidad?

La más reciente publicación de la escritora española con corazón mexicano es una antología de cinco cuentos, a saber: ¿Qué desean revelar María Magdalena y sus amigas?, ¿En aquellos tiempos de Eva y Lilith…?, La rebelión de los hijos del clero, ¿Por qué tantos dioses en paro? y el entramado que da nombre al libro: Es cuento, ¿pero si fuera realidad?

En cada uno de sus escritos Antonia pone el dedo en la llaga sobre algunas de las creencias que aún imperan en el siglo XXI, en torno a las relaciones humanas, el amor de pareja, la homosexualidad y sobre otras tantas cuestiones que a primera vista parecerían no estar contempladas.

A través de historias breves Antonia logra su cometido principal: cuestionarnos, provocarnos y dejarnos un sabor de boca que el humor negro provoca.

Antonia me concedió el honor de que le escribiera una breve reflexión para que fuera incluida en su libro, lo cual me orilló a detenerme a pensar un poco en lo que aquí escribo.

Con la autorización de Antonia te comparto lo que escribí para su libro:

Antonia Estarlich lleva al campo de la ficción una serie de inquietudes que vienen del pasado lejano, pero están presentes en la sociedad del siglo XXI.

Encarnados en personajes míticos, legendarios y otros más terrenales, Antonia tuerce las historias que hasta ahora hemos escuchado y aceptado sin chistar, privándonos esto de un amplio abanico de posibilidades que toda mente libre podría bosquejar en un simple ejercicio lúdico de cierta altura.

En sí, el título de la obra muestra sin recato alguno la cuestión transversal del libro que tienes en tus manos: Es cuento, ¿pero si fuera realidad?

Estarlich Sánchez no intenta engañarnos con su postura central: ¡claro que es cuento lo que te estoy compartiendo!, pero ¿y si fuera realidad al menos alguno de los enredos de las historias que trazo?, ¿de cuántos escenarios nos hemos privado por el simple hecho de descartar ciertas posibilidades’, ¿cuántos sentimientos de culpa, discusiones e inclusive guerras podríamos haber evitado de haber tomado derroteros diferentes las historias que han moldeado el imaginario colectivo acumulado?

La respuesta a las preguntas no las sabremos con exactitud porque la historia, al menos la socialmente aceptada, se ha escrito de una forma diferente a la planteada en este libro, por eso se le agradece de sobremanera a Antonia el esfuerzo para sacarnos de nuestra comodidad intelectual a partir de entretenimiento pensado para mentes que quieren ir más allá.

En efecto, son cuentos, ¿pero si fueran realidad?

Hasta aquí la cita.

Como puedes ver, es valioso que el cuento sea orientado como medio de reflexión y análisis, por ello se agradece a quienes a través de su pluma logran dicho cometido. ¿O no?

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com
20 Abril 2019 03:12:00
Las ciudades se deterioran socialmente
Es tan natural la forma como nos compenetramos con la ciudad en la cual vivimos, que no nos percatamos de su proceso de humanización o deshumanización, de tal manera que solo con el paso del tiempo nos damos cuenta del deterioro de las condiciones que hacen posible la vida en ella.

De cierta manera es invisible dicho proceso, por ello tiene que pasar cierto tiempo y tienen que presentarse algunos sucesos para que sepamos cómo va el andar de nuestra ciudad.

Tomo como ejemplo Puebla, la ciudad en la cual vivo.

Puebla es una de las ciudades más grandes e importantes de México –como resultado de la combinación de varios rubros se le ubica en el cuarto lugar nacional–, hasta hace algún tiempo era una de las ciudades más pacíficas y seguras para habitar.

El alto número de instituciones de educación superior hicieron de Puebla una ciudad cotizada para aquellas personas de nuestro país y del extranjero que deseaban cursar estudios universitarios.

Sin embargo, sin saber con exactitud el momento preciso, se convirtió en una de las ciudades más violentas de México, tanto así que hace unos días la capital poblana fue incluida en el listado de ciudades con alerta de género, específicamente por el alto número de feminicidios.

Ni qué decir de las exorbitantes cifras de asaltos a transporte público, los robos violentos y las ejecuciones a plena luz del día.

Los poblanos estábamos tan campantes gozando de los atractivos turísticos que nos rodean, que no supimos el punto de inflexión de la violencia en nuestra bella metrópoli.

De repente nos explotó en las manos lo que ya se advertía en algunas columnas de análisis político de ciertos periódicos locales.

¿Cómo fue posible que no viéramos que nuestra ciudad estaba cayendo en un precipicio del cual no sabemos cuándo saldrá?

Son múltiples los factores, algunos de ellos es que hay un interés de quienes ostentan el poder en turno para ocultar la realidad, para “maquillar” cifras a modo, para comprar consciencias y plumas, para mantenernos con una venda en los ojos.

Y por otra parte, el proceso de descomposición nos es invisible, porque no hemos logrado establecer mecanismos y sinergias verdaderamente ciudadanas para conocer el pulso real de nuestra

ciudad.

El pueblo se encuentra desarticulado, incomunicado, en consecuencia dividido.

Por eso son muy pocos los que se dieron cuenta que la ciudad se nos estaba yendo de las manos.

Estoy convencido de que poniendo el dedo en la llaga es posible hacer visible esto que seguramente está pasando en muchas otras ciudades del mundo.


Ahí está el valor de este tipo de ejercicios.

Pensé todo esto mientras escribía mi poema Sin resistencia, el cual te lo comparto a continuación:

Con cada paso y cada mirada

nos vamos quedando en las fachadas,

en los baches en los faroles y las jardineras,

en la risa de los niños, en las pláticas de las comadres,

en los vendedores ambulantes, en el pitido impaciente,

en la desavenencia vecinal, en las cúpulas doradas,

en los ríos y el granizo,en el frío viento del norte

y la presencia colosal de las montañas.

Poco a poco nos adherimos a la ciudad

y nuestra bella se ancla a nosotros.

Nos vamos haciendo uno,

avanzamos o retrocedemos

y así se humaniza o deshumaniza

nuestra localidad:

sin darnos cuenta

y sin oponer resistencia.

Es preciso que abramos nuestra mente a nuevas formas de interrelacionarnos a fin de hallar caminos para el rescate de nuestras ciudades.

¿O no? Vale la pena darse cuenta, vale la pena intentarlo.
19 Abril 2019 04:00:00
Las ciudades se deterioran socialmente sin darnos cuenta
Es tan natural la forma como nos compenetramos con la ciudad en la cual vivimos, que no nos percatamos de su proceso de humanización o deshumanización, de tal manera que sólo con el paso del tiempo nos damos cuenta del deterioro de las condiciones que hacen posible la vida en ella.

De cierta manera es invisible dicho proceso, por ello tiene que pasar cierto tiempo y tienen que presentarse algunos sucesos para que sepamos cómo va el andar de nuestra ciudad.

Tomo como ejemplo Puebla, la ciudad en la cual vivo.

Puebla es una de las ciudades más grandes e importantes de México –como resultado de la combinación de varios rubros se le ubica en el cuarto lugar nacional-, hasta hace algún tiempo era una de las ciudades más pacíficas y seguras para habitar.

El alto número de instituciones de educación superior, hicieron de Puebla una ciudad cotizada para aquellas personas de nuestro país y del extranjero que deseaban cursar estudios universitarios.

Sin embargo, sin saber con exactitud el momento preciso, se convirtió en una de las ciudades más violentas de México, tanto así que hace unos días la capital poblana fue incluida en el listado de ciudades con alerta de género, específicamente por el alto número de feminicidios.

Ni qué decir de las exorbitantes cifras de asaltos a transporte público, los robos violentos y las ejecuciones a plena luz del día.

Los poblanos estábamos tan campantes gozando de los atractivos turísticos que nos rodean, que no supimos el punto de inflexión de la violencia en nuestra bella metrópoli.

De repente nos explotó en las manos lo que ya se advertía en algunas columnas de análisis político de ciertos periódicos locales.

¿Cómo fue posible que no viéramos que nuestra ciudad estaba cayendo en un precipicio del cual no sabemos cuándo saldrá?

Son múltiples los factores, algunos de ellos es que hay un interés de quienes ostentan el poder en turno para ocultar la realidad, para “maquillar” cifras a modo, para comprar consciencias y plumas, para mantenernos con una venda en los ojos.

Y por otra parte, el proceso de descomposición nos es invisible, porque no hemos logrado establecer mecanismos y sinergias verdaderamente ciudadanas para conocer el pulso real de nuestra ciudad.

El pueblo se encuentra desarticulado, incomunicado, en consecuencia dividido.

Por eso son muy pocos los que se dieron cuenta que la ciudad se nos estaba yendo de las manos.

Estoy convencido que poniendo el dedo en la llaga es posible hacer visible esto que seguramente está pasando en muchas otras ciudades del mundo.

Ahí está el valor de este tipo de ejercicios.

Pensé todo esto mientras escribía mi poema Sin resistencia, el cual te lo comparto a continuación:

Con cada paso y cada mirada

nos vamos quedando en las fachadas,

en los baches

en los faroles y las jardineras,

en la risa de los niños,

en las pláticas de las comadres,

en los vendedores ambulantes,

en el pitido impaciente,

en la desavenencia vecinal,

en las cúpulas doradas,

en los ríos y el granizo,

en el frío viento del norte

y la presencia colosal de las montañas.

Poco a poco nos adherimos a la ciudad

y nuestra bella se ancla a nosotros.

Nos vamos haciendo uno,

avanzamos o retrocedemos

y así se humaniza o deshumaniza

nuestra localidad:

sin darnos cuenta

y sin oponer resistencia.

Es preciso que abramos nuestra mente a nuevas formas de interrelacionarnos a fin de hallar caminos para el rescate de nuestras ciudades.

¿O no?

Vale la pena darse cuenta, vale la pena intentarlo.

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com
09 Abril 2019 04:00:00
“Reflexiones educativas para las nuevas generaciones”
Por ser un trabajo que sintetiza y da pie para cavilar en torno a múltiples caras de la realidad educativa en el mundo, el libro Reflexiones educativas para las nuevas generaciones, de Salvador Calva Morales, es un texto ligero, pero puntual y profundo, que vale la pena leer.

Este fin de semana, en el marco de su septuagésimo quinto aniversario de vida, mi amigo, el doctor Salvador Calva Morales, presentó su libro Reflexiones educativas para las nuevas generaciones, el cual significa en gran medida la documentación escrita de varias de sus entrevistas realizadas en su programa de radio televisión por Internet: Compartiendo tu Opinión (2015 – 2016. Sabersinfin.com).

Su libro es un compendio de cincuenta artículos educativos de alrededor de seiscientas palabras cada uno.

Me congratulo de haber coordinado la labor de organización y edición del libro, porque esto permitió que hoy cualquiera pueda acceder a su lectura, y con ello enriquecer el diálogo en torno a asuntos educativos de actualidad.

Como un anticipo y con la autorización del autor, te comparto el prólogo que escribí para esta obra publicada bajo el sello editorial de la Universidad Mesoamericana.

Es inteligente que los seres humanos hagan un alto para realizar un recuento de su vida y su obra, porque con ello organizan e impiden que se pierdan con el paso del tiempo.

Más allá del registro está la valía incalculable si surge el firme convencimiento de poner al servicio de las futuras generaciones lo que hemos investigado y descubierto.

La documentación de nuestro pensamiento, combinada con la actitud de servicio, provoca que la labor intelectual deje de ser sólo un resultado de nuestra materia gris y fecunde los terrenos del corazón.

Este libro de Salvador Calva Morales es germen cerebral que se incubó en largas horas de conferencias, charlas y clases del autor frente a muy diversas audiencias, pero que desfogó en tinta y papel ante el ineludible deber de hacer realidad el lema: “Por amor a la humanidad”.

Reflexiones educativas para las nuevas generaciones acerca una serie de tópicos valiosos que deben estar presentes en las charlas y análisis de quienes están inmiscuidos en la educación de cualquier modalidad, con un acierto enorme: lo hace a través de lecturas breves, ligeras y directas.

Por ello, la presente obra puede leerse iniciando desde cualquiera de los artículos que la componen, sin afectar con esto su esencia ni la comprensión del mensaje.

Cada artículo de este libro tiene vida propia, que en su conjunto conforma un corpus con consistencia y profundidad.

No se necesita ser experto docente ni investigador educativo para valorar lo que el autor dice, porque es tal el acierto de Salvador Calva, que cualquiera puede entender la exposición e involucrarse en el fondo del asunto.

Por si fuera poco, cada uno de los artículos cobra gran valía para investigadores educativos, porque conllevan líneas de exploración que deben inspirar y provocar su labor.

Reflexiones educativas para las nuevas generaciones, es, sin duda alguna, una obra de gran valía que puede y debe analizarse a la luz de la educación, del periodismo y de la cultura de paz.

Hasta aquí el breve prólogo que escribí para el libro que hoy te presento.

Vale la pena que te des la oportunidad de leer este libro y, por supuesto, de hallar elementos que enriquezcan tu convivencia diaria a partir de una actitud consciente.

¡Enhorabuena Salvador por tu más reciente libro y por tu septuagésimo aniversario de vida!

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com
09 Abril 2019 03:36:00
‘Leer’ en el otro para ‘leer en uno mismo constituye maestría
La otredad nos brinda la oportunidad de que en la medida que conocemos más al otro, a los otros; más nos conocemos a nosotros mismos y, por supuesto, viceversa.

Adentrarse en el conocimiento más allá de la superficialidad de quienes nos rodean, es una especie de lectura profunda que nos abre nuevos horizontes en la comprensión y entendimiento humano.

Es decir, reconozco que el otro, quien o quienes me rodean, no soy yo, es otra entidad distinta a la mía, sin embargo, al reconocer esa existencia asumo mi propia identidad.

Se trata de un fenómeno psicológico, sociológico y filosófico de ida y vuelta.

De ir y venir cuantas veces se desee y pueda.

Como conocer y autoconocerse en la otredad conforma un proceso interminable, adentrarse en sus profundidades es una riqueza en sí, porque nos permite paladear desde otra mirada la diversidad en todos sus ámbitos.

Eres el otro porque eres diferente a mí, sin embargo, eres tan yo porque compartimos una historia en común, porque hemos coincidido en el tiempo y en el espacio, lo cual nos hace en cierta forma uno mismo.

Así, el otro es aquella parte que nos hace falta y que anhelamos encontrar para poder experimentar la integridad, la complementariedad, el uno, el YO.

Recientemente pensé todo esto y mucho más mientras escribía mi poema Sé de Ti.

Aquí te comparto mi poema con la seguridad de que te dejará mucho más de lo que yo pueda explicarte a través de este artículo.

Conozco tu mirada,
porque sé de tus búsquedas,
de tus inquietudes e inseguridades.
Sé que tu ardilla cerebral es tan veloz
que solo se equipara a los latidos
de tu corazón enamorado.
Sé que tu desesperación temporal
es fruto de la asintonía
entre tus dones y quienes te rodean.
Sé que eres tan transparente en tus rutas
que no se necesita ser gurú
para interpretar tus sueños,
para saber tu necesidad de trascender,
de compartir tus experiencias sincrónicas,
de tus multiversos unificados.
Lo que te digo no es producto del azar
ni de arte adivinatoria,
es simple la fórmula,
es básico el planteamiento:
Sé de ti, porque sé de mí.
No hay nada que ocultar,
solo leo en ti para leer en mí.


Si retomamos la analogía de “leer” en el otro y en uno mismo como lo hacemos con los textos, podemos deducir que facilita “leer” en estos términos, sólo después de entrenarse conscientemente en ello.

¿Qué es “leer” en el otro y “leer” en uno mismo?

Es decodificar el comportamiento desde una visión humanista, no confundir con el análisis que hace cualquier especialista de la conducta.

“Leer” en el otro y “leer” en uno mismo es el resultado de la interacción consciente en la vida diaria, trasciende lo racional y nos conduce en los terrenos de lo intuitivo.

Por todo ello, sostengo que este proceso de vaivén permanente constituye maestría –no confundir con la connotación escolar formal de la palabra–, porque se va depurando con el tiempo y con la convivencia pacífica entre los individuos.

Me conozco más a mí, por ello te conozco más. Si te conozco más, me conoceré más a mí mismo.


¿O no?

Vale la pena darse cuenta, vale la pena intentarlo.
31 Marzo 2019 03:10:00
Indigestemos a la maquinaria neoliberalista capitalista
Es necesario ponerle un alto a la maquinaria neoliberalista capitalista, porque todo lo devora, todo lo destruye y no tiene punto de satisfacción; podemos avanzar en ese sentido siendo conscientes de su naturaleza, saliéndonos de su inercia y llevándola al punto de la indigestión a través de nuestro pensar y de nuestro actuar.

De ninguna manera soy economista ni medianamente conocedor de las diversas teorías que la sustentan, pero sí puedo ver con claridad los hilos que mueven a las sociedades actuales y que nos están llevando a la autodestrucción.

En ese hilo conductor te comparto las siguientes reflexiones.

Las sociedades actuales, por ejemplo la mexicana, son movidas por intereses internacionales sin bandera y sin religión, cuyo único motor es la acumulación de dinero y poder en sus múltiples ámbitos.

Bajo la lógica de estos titiriteros, todo tiene precio, todo se puede comprar, todo se puede corromper; los seres humanos son solo piezas de un engranaje y por ello, sin sentimiento de culpa alguno, son fácilmente prescindibles y eliminables, porque se trata de un número más, de una marioneta cualquiera.

El credo de los amos del mundo es sumamente básico, los gobiernos son únicamente la estructura de administración de los territorios, la soberanía y autodeterminación de los pueblos son sólo una piedra en el zapato que puede evadirse con nuevos conceptos inyectados a los intelectuales de cada país.

Como esta forma de pensamiento todo lo penetra, no hay rincón de las relaciones humanas que no esté influido por las llamadas leyes del mercado.

Todo este monstruo acelerado encuentra su freno cuando se topa con individuos, colectivos y pueblos que conviven bajo principios verdaderamente éticos y alternativos.

No puede penetrar esta maquinaria sin escrúpulos cuando lo que hacemos lo cimentamos en un principio breve, pero profundo: el ser humano es irrepetible y es una experiencia única, hay principios que no tienen precio, por ello no se venden ni se compran.

Pensé todo esto que te vengo compartiendo y lo sinteticé en un poema que titulé: Desde los intestinos.

Aquí te comparto mi poema:

En los intestinosde la maquinaria absurda que todo devoray procesa para escupirlo y pisarlo, surge el genio,nace la chispa,el arrojo que levanta la cerviz, que sacude el corazóngestor de la revuelta.

En el instante de abrir los ojos, de ver las cosas como son, se aclara el pensamiento, se pone orden, nace la diginidad; porque, cierto, para el monstruo capitalista todos somos reemplazables, pero esa consigna es baratija, porque somos seres irrepetibles, somos la pimienta y sal del planeta, somos el experimento que justifica: toda lucha, todo esfuerzo, todo reinicio.

Desde los intestinos de la bestia cruel te hablo, te susurro, te invito a despertar, te llamo a indigestarla, te convoco a jubilarla y a darle un patín en el trasero, ¡que se vaya! ¡que deje de molestar! Queda claro que no basta con “echarle ganas” a lo que hacemos, ni en incorporar a nuestra forma de ser el pensamiento mágico, es preciso hacer un esfuerzo profundo y constante que cuestione todas nuestras creencias, todo lo que asumimos como propio y original, pues la forma de vida imperante se ha metido hasta la médula de nuestra cosmovisión y por ello no la podemos ver.

También es valioso poner freno a nuestro irracional impulso de acaparamiento, porque nos lleva a una carrera agotadora que no tiene final.

Ni qué decir de identificar los mecanismos de manipulación social, sus estrategias, sus agentes y sus vías ideológicas de infiltración, convencimiento y arrastre.

Sé que en muchos sentidos es irreversible el deterioro de nuestra forma de vida, pero es necesario que intentemos indigestar la maquinaria devoradora en la que vivimos.

Vale la pena darse cuenta, vale la pena intentarlo.
29 Marzo 2019 04:00:00
Indigestemos a la maquinaria neoliberalista capitalista
Es necesario ponerle un alto a la maquinaria neoliberalista capitalista, porque todo lo devora, todo lo destruye y no tiene punto de satisfacción; podemos avanzar en ese sentido siendo conscientes de su naturaleza, saliéndonos de su inercia y llevándola al punto de la indigestión a través de nuestro pensar y de nuestro actuar.

De ninguna manera soy economista ni medianamente conocedor de las diversas teorías que la sustentan, pero sí puedo ver con claridad los hilos que mueven a las sociedades actuales y que nos están llevando a la autodestrucción.

En ese hilo conductor te comparto las siguientes reflexiones.

Las sociedades actuales, por ejemplo la mexicana, son movidas por intereses internacionales sin bandera y sin religión, cuyo único motor es la acumulación de dinero y poder en sus múltiples ámbitos.

Bajo la lógica de estos titiriteros, todo tiene precio, todo se puede comprar, todo se puede corromper; los seres humanos son sólo piezas de un engranaje y por ello, sin sentimiento de culpa alguno, son fácilmente prescindibles y eliminables, porque se trata de un número más, de una marioneta cualquiera.

El credo de los amos del mundo es sumamente básico, los gobiernos son únicamente la estructura de administración de los territorios, la soberanía y autodeterminación de los pueblos son sólo una piedra en el zapato que puede evadirse con nuevos conceptos inyectados a los intelectuales de cada país.

Como esta forma de pensamiento todo lo penetra no hay rincón de las relaciones humanas que esté influido por las llamadas leyes del mercado.

Todo este monstruo acelerado encuentra su freno cuando se topa con individuos, colectivos y pueblos que conviven bajo principios verdaderamente éticos y alternativos.

No puede penetrar esta maquinaria sin escrúpulos cuando lo que hacemos lo cimentamos en un principio breve, pero profundo: el ser humano es irrepetible y es una experiencia única, hay principios que no tienen precio, por ello no se venden, ni se compran.

Pensé todo esto que te vengo compartiendo y lo sinteticé en un poema que titulé: Desde los intestinos.

Aquí te comparto mi poema:

En los intestinos

de la maquinaria absurda

que todo devora

y procesa para escupirlo y pisarlo,

surge el genio,

nace la chispa,

el arrojo que levanta la cerviz,

que sacude el corazón

gestor de la revuelta.

En el instante de abrir los ojos,

de ver las cosas como son,

se aclara el pensamiento,

se pone orden,

nace la diginidad;

porque, cierto,

para el monstruo capitalista

todos somos reemplazables,

pero esa consigna es baratija,

porque somos seres irrepetibles,

somos la pimienta y sal del planeta,

somos el experimento que justifica:

toda lucha,

todo esfuerzo,

todo reinicio.

Desde los intestinos de la bestia cruel

te hablo,

te susurro,

te invito a despertar,

te llamo a indigestarla,

te convoco a jubilarla

y a darle un patín en el trasero,

¡que se vaya!

¡que deje de molestar!

Queda claro que no basta con “echarle ganas” a lo que hacemos, ni en incorporar a nuestra forma de ser el pensamiento mágico, es preciso hacer un esfuerzo profundo y constante que cuestione todas nuestras creencias, todo lo que asumimos como propio y original, pues la forma de vida imperante se ha metido hasta la médula de nuestra cosmovisión y por ello no la podemos ver.

También es valioso poner freno a nuestro irracional impulso de acaparamiento, porque nos lleva a una carrera agotadora que no tiene final.

Ni qué decir, de identificar los mecanismos de manipulación social, sus estrategias, sus agentes y sus vías ideológicas de infiltración, convencimiento y arrastre.

Sé que en muchos sentidos es irreversible el deterioro de nuestra forma de vida, pero es necesario que intentemos indigestar la maquinaria devoradora en la que vivimos.

Vale la pena darse cuenta, vale la pena intentarlo.

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com
18 Marzo 2019 04:00:00
Cercanía, clave para la educación través del ejemplo
Educar mediante el ejemplo es una de las mejores formas de incidir en las generaciones que conviven en torno a nosotros, además de que sus efectos perduran en el tiempo y se propagan no obstante la distancia. La cercanía es un punto muy importante.

Educar a través del ejemplo es haber incorporado a nuestro comportamiento -a nuestra vida diaria-, conductas, prácticas, valores, conocimientos y saberes que merecen ser imitados o propagados porque llevan implícitos en sí una fuerte carga ética, además de que propician la convivencia humana pacífica, la comprensión inter e intrapersonal y el desarrollo sustentable de las personas y de los pueblos.

Una característica inherente a la educación mediante el ejemplo es su visibilidad, es decir, salta a la vista de todos cuando una persona o un colectivo están propiciando la formación de otros a partir de su quehacer cotidiano.

Al leer estas líneas estoy seguro de que más de un caso vienen a tu mente como ejemplo de lo que vengo exponiendo.

Mientras escribo esto, pienso en aquellas personas que arriesgan su vida para dar alimento y cobijo a mujeres violentadas, en quienes cuidan de los animales abandonados, en aquellos que se han enfrentado a los poderosos para hacer valer los derechos de sus comunidades, en fin, todos podemos hacer una larga lista al respecto.

Sin embargo, seguramente muchos de los ejemplos que recordamos tienen nombre, apellido y rostro, es decir, no se pierden en la generalidad, pues lo que se ha descubierto es que la cercanía es uno de los puntos clave del por qué ciertas personas nos influyen.

A propósito de recordar cómo es que hemos sido influidos positivamente por otras personas, en los días previos a escribir este artículo, estuve pensando en torno a las influencias que recibí en mi infancia y que contribuyeron en cierta medida a mi trayectoria como escritor.

En múltiples entrevistas siempre he compartido el caso de mi madre, y cómo es que ella siendo una mujer con solamente estudios de segundo año de primaria y origen muy humilde, siempre inculcó a mi familia el amor por el saber.

La huella tan fuerte que dejó en mi infancia la figura de mi madre no me había permitido reflexionar sobre otras influencias que recibí siendo niño.

No me había percatado de la influencia y el ejemplo que recibí de mi tío Francisco Rojas de la Rosa, familiarmente sólo llamado como el “tío Pancho”.

Mi tío Pacho no sé cómo empezó a escribir poesía -espero algún día tener la oportunidad de preguntarle-, pero de repente, y perdido en mi memoria de niño, recuerdo a mi tío Pancho acudir con mi hermano Miguel para que le transcribiera sus poemas.

Con el paso del tiempo mi hermano se convirtió en el escribano de mi tío y seguramente también mi tío lo influyó para que años después él incursionara tan exitosamente en la literatura.

Le recuerdo a mi tío escribiendo poesía sobre cualquier cosa, en torno a cualquier suceso y seguramente a muchas de sus vivencias.

Le recuerdo acudiendo al noticiero radiofónico más escuchado de Tehuacán para leer sus poemas y dar su reporte de los resultados de béisbol.

Recuerdo que conforme pasó el tiempo mi opinión sobre su obra fue cambiando y también recuerdo aquella ocasión tan significativa, cuando ganamos, él en poesía y yo en la categoría epistolar, un concurso literario organizado por una radiodifusora del lugar, con motivo del Día del Amor y la Amistad.

Sin lugar a duda, mi tío Pancho influyó mucho en mí, pero yo no me había percatado de ello.

Ahora que traigo este pasaje de mi vida y pongo especial atención en esto, me queda claro en carne propia que no podemos saber con exactitud la medida y dimensión de las influencias que recibimos, pero sí es muy evidente que como sistemas abiertos que somos, estamos en constante modificación por los estímulos del medio ambiente y por supuesto de las personas cercanas.

Actualmente los científicos han aportado muchos elementos para sustentar la educación mediante el ejemplo de vida, tal es el caso del funcionamiento de las neuronas espejo, entre otros tantos descubrimientos que hoy dan mayor certeza a lo que ya sabíamos desde hace mucho tiempo.

Así que ahora contamos con más elementos para sustentar la educación mediante el ejemplo.

Es importante reflexionar sobre todas estas situaciones formativas que son muy evidentes, pero que pasan inadvertidas porque son muy simples, aunque hay que acentuarlo, son muy efectivas.

Revisemos con ojo crítico nuestro actuar, porque debemos tener presente que estamos influyendo a más de uno y que nuestro ejemplo puede estar contribuyendo para hacer de este mundo un lugar mejor o para perpetuar la fatídica inercia que nos está destruyendo como humanidad.

Vale la pena darse cuenta, vale la pena intentarlo.

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com
16 Marzo 2019 04:00:00
Regresar a lo básico, clave para la felicidad
Regresar a lo básico, a lo sencillo y a lo esencial que se pierde en el trajín diario es pieza clave para avanzar en nuestra búsqueda de la felicidad, pese a que nuestra concepción de ésta esté en constante cambio.

No obstante de que hay estándares en torno a la felicidad en los cuales se han puesto de acuerdo muchos pensadores, investigadores e instancias internacionales, siempre está latente que ésta es relativa a la experiencia de vida de cada persona y a la construcción social de cada cultura.

La felicidad es un estado de ánimo, es satisfacción, es cubrir las necesidades básicas de las personas y avanzar en la autorrealización.

También es cierto que la felicidad es un estado mental producto del enmarañado funcionamiento cerebral y bioquímico.

Ante la complejidad del tema y en vista de que nos compete a todos, es vital en lo individual estar en una situación permanente de reflexión y meditación de lo que hacemos en el día con día, para que las preocupaciones y los múltiples distractores no acaben dispersándonos.

Por otro lado, en lo social es necesario hacer visible lo que está frente a todos y trabajar arduamente para que la búsqueda de la felicidad no quede en buenos deseos.

Parece obvio lo que te vengo compartiendo, pero no es así, tan no es así que la Organización de las Naciones Unidas desde el 2013 conmemora cada 20 de marzo el Día Internacional de la Felicidad, como “reconocimiento del importante papel que desempeña la felicidad en la vida de las personas de todo el mundo”.

Regresando al ámbito de la búsqueda personal, es clave tomar consciencia que somos presa de manipulación y conducción por parte del sistema y de quienes mueven sus hilos a su antojo.

También es necesario darse cuenta que somos fácilmente absorbidos por las preocupaciones y las cosas superfluas, por todo aquello que nos aturden los sentidos y nos colocan en una autopista de alta velocidad de la mal llamada “cultura” del consumo.

Regresar a lo básico es hacer la mayor cantidad de respiraciones de manera consciente, es bajarle a nuestras prisas, es disfrutar de los espectáculos gratuitos de la naturaleza, es dialogar más y discutir menos, es reducir nuestro tiempo de conexión a los dispositivos móviles y más conexión con la vida.

Precisamente reflexionando en torno a todo esto escribí recientemente un poema que titulé “Sin dueño ni amo”. Aquí te lo comparto porque estoy seguro que abrirá otras brechas sobre las cuales puedes continuar la reflexión en torno a este tema:

Tirado al piso,

en medio del bosque

miré las estrellas,

comprendí mi pequeñez

y la voz de mi uña izquierda.

Asimilé la interconexión,

la sincronía de las historias,

la concurrencia de senderos

y el sudor honesto.

Perdoné lo que había que exonerar,

deshice nudos,

solté cadenas

y amé más a las lombrices.

Escuché en mi oído interno

esa voz tantas veces ahogada,

amordazada por el exceso

de pan y circo,

por la carencia de prudencia

y el colmo de jolgorio político.

Tomé consciencia del pasto,

del fresco rocío,

del aroma a jazmines y limones,

de reflexionar libremente,

de no tener dueño ni amo,

de mirar aquella noche de luceros,

de saber que todo comenzó

el día que dije adiós a lo que corrompe,

cuando suplí lo que estorba

por una cama de pasto,

ojos infantes y espíritu aventurero.

Parece utópico lo que te comparto, pero hoy en día hay diversos movimientos mundiales que están regresando a lo básico para impulsar la felicidad de las personas, por ejemplo: el barefooting o descalcismo, la comida lenta o slow food, el turismo verde, entre otros tantos que cada vez tienen más participantes de todas las nacionalidades.

¿Qué te parece?

Vale la pena darse cuenta, vale la pena intentarlo.

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente.
04 Marzo 2019 04:00:00
Día de la Mujer, el Día de Todos
El 8 de Marzo no es sólo el Día de ella o de ellas, es el Día de Todos, porque a todos nos compete que las mujeres progresen, se desarrollen, prosperen, para que como humanidad TODOS avancemos y consigamos nuestra realización.

Escribo estas líneas, consciente del respeto que me merece hacerlo en torno al 8 de Marzo, el Día Internacional de la Mujer, porque sé que ha habido mujeres dedicadas de por vida a profundizar en torno a este tema.

Por ello, solo lo hago desde un ángulo muy sencillo de conveniencia evidente para la humanidad, en la medida que las mujeres logren avanzar en la igualdad de oportunidades, en ese sentido lo hará la humanidad en su conjunto y muy particularmente la infancia, que también es un sector vital para el desarrollo de la humanidad.

A propósito de las repercusiones del progreso de las mujeres en relación con el bienestar de los niños, te comento que ha quedado demostrado por diversos estudios de instancias internacionales, que hay más repercusiones positivas hacia la familia cuando progresa la mujer, que cuando lo hace el hombre, de ahí que organizaciones como ONU Mujeres, la Entidad de la ONU para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de la Mujer, ha comprobado que el progreso de las mujeres incide en la disminución de indicadores como analfabetismo, desnutrición, violencia y enfermedad.

Es vital que los varones tomemos consciencia de todo esto, porque de no contribuir en el progreso de las mujeres, entonces en cierta forma nos estamos poniendo del lado que obstaculiza el desarrollo de la humanidad.

Claro está que esto implica que los varones reconozcamos que las principales barreras provienen de una sociedad levantada con principios machistas, que gran parte de nuestras políticas públicas aún no parten de una visión de igualdad y que los varones conscientes debemos hacer nuestra labor con aquellos que aún se aferran a frenar los cambios resultantes de una cultura de equidad, de igualdad, que promueva una sociedad incluyente y solidaria.

Alguna vez leí algo atribuido a la sabiduría antigua, la cual realiza la analogía de las dos alas del águila con el hombre y la mujer. Dice que las águilas no pueden volar si sus dos alas no están en buenas condiciones, y si no hay un vuelo parejo.

A propósito del 8 de Marzo y de lo que aquí vengo abordando, te comparto a continuación un breve poema de mi autoría con motivo del Día Internacional de la Mujer, se titula: Mujer, tú eres…

Mujer, no eres:

un cliché

ni un monumento

ni un ramo de flores

ni una consigna;

mucho menos una marca,

ni un partido político,

ni un accesorio.

Eres libertad,

eres utopía,

eres lucha,

eres vida.

Deseo que este próximo 8 de Marzo sea una jornada de concientización, de evaluación, de empoderamiento y de hacer visibles los derechos de las mujeres como un avance a fin de que las dos “alas” del águila estén en condiciones óptimas para que la humanidad “vuele” a plenitud, porque el 8 de Marzo por ser el Día Internacional de la Mujer es el Día de Todos.

Vale la pena darse cuenta, vale la pena intentarlo.

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente.
26 Febrero 2019 04:00:00
Amateur, concepto para revalorar
Lo amateur no siempre fue significado de falta de seriedad, compromiso ni responsabilidad, por el contrario, sirvió para llamar así a quienes amaban lo que hacían y por ende reunían en su persona todas las cualidades que pareciera hoy sólo se circunscriben a los llamados profesionales.

Es importante reflexionar sobre asuntos como el presente a pesar de que para muchos puede significar una pérdida de tiempo.

En una sociedad como la nuestra que se mueve a partir de criterios mercantilistas, en donde se priorizan las habilidades sobre los valores y las ganancias por encima de la convivencia pacífica, el término profesional ha avasallado al concepto amateur.

Ha sido tal ese dominio que todas las cualidades positivas han quedado reservadas para lo que se entiende por profesional y las negativas para lo que se considera amateur.

Por otra parte, tal pareciera que hablar de profesionalismo y amateurismo ha queda circunscrito casi exclusivamente al ámbito deportivo.

Aquí tenemos entonces dos vertientes muy importantes para la presente reflexión, por una parte que en una sociedad de mercado las cualidades negativas han quedado circunscritas para lo llamado amateur, y por otra parte, que pareciera que sólo hablamos en estos términos para dialogar en términos y terrenos de lo deportivo.

Acudo al diccionario en línea de etimologías grecolatinas etimologías.dechile.net, para revisar el origen de la palabra AMATEUR.

Dice así este diccionario:

“La voz amateur se usa de manera corriente hablando de deporte, por ejemplo de fútbol, para distinguir las dos categorías de su práctica: la ‘amateur’ y la profesional. La Enciclopedia Espasa la registra, remitiendo a aficionado para su definición. Se tomó tal cual del francés amateur, una voz presente desde el s.XV, tras sustituir la forma popular amaor, derivada del latín amator (el que ama). El sentido moderno de la palabra (‘Que cultiva o practica, sin ser profesional, un arte, oficio, ciencia, deporte, etc.’) data del s. XVIII y como término deportivo de mediados del XIX, siglo a finales del cual se forjó en francés la palabra amateurisme, usada las más de las veces de manera despectiva para calificar un trabajo descuidado, incompleto o malo”.

Como puedes ver amigo lector, en la descripción etimológica e histórica de este diccionario de la palabra amateurismo, confluyen lo que te mencioné en la primera parte de este artículo; lo negativo quedó para el amateurismo, lo positivo para el profesionalismo, y que ambos conceptos desde el siglo XIX casi casi quedó exclusivamente para el deporte.

Pero, ¿para qué sirve traer a colación todo esto que hemos venido hablando?

A mi parecer tiene mucho sentido y utilidad hablar de este tema porque los conceptos amateur y profesional sólo se excluyen si se circunscriben a terrenos económicos y todos los que derivan de

ellos, pero en el fondo se completan y nos permiten entender algunas cuestiones que han permanecido fragmentadas.

El origen de la palabra amateur hace visible una fuerza que da sentido y movimiento a todo: el amor.

Cuando algo se ama se lleva hasta sus últimas consecuencias, de tal manera que más allá del beneficio económico que se obtenga de determina actividad, si ésta se quiere, se realizará con ahínco, con cuidado, con todo aquello que provoque la consecución exitosa.

El amateur honesto y sincero hará todo lo que se propone de la mejor manera, no se justifica por el hecho de no cobrar.

En estos términos que te vengo comentando en los cuales podemos ver claramente la revalorización de lo considerado amateur, y por otra parte, un llamado a la reflexión para aquellas personas que considerándose profesionales han abandonado el amor como su motor principal para lo que realizan y comparten con el público.

Es muy importante revalorar lo concerniente al amateurismo, pues es en esos terrenos en los cuales se dan los primeros pasos del arte, del deporte y de cualquier actividad en general, incluyendo lo que tanto hoy se promueve: el emprendimiento.

Vale la pena asumirse como amateurs en el sentido del amor como fuente de todo lo que hagamos.

¿Estás de acuerdo?

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente.
24 Febrero 2019 03:59:00
Recuerda, nada nos pertenece, todo es prestado
Es tan supina nuestra ignorancia que actuamos como si todo lo que nos rodea fuera de nosotros, de nadie más; de tal manera que ni por equivocación pensamos seriamente la cuestión de que nada nos pertenece y que todo es, en el mejor de los casos, prestado.

No es de ahora, desde hace ya algunos siglos el ser humano ha enarbolado la bandera del desarrollo para arrasar con cuanto se cruce en su camino.

La naturaleza en su conjunto y la humanidad misma viven en el día con día los embates de la voracidad sin límite de quienes quieren enriquecerse a toda costa.

En todas las latitudes se viven despojos para extraer minerales, arrasar con bosques o para acabar con las últimas especies de animales en peligro de extinción.

En el 2016 en el Atlas Global de Justicia Ambiental del ICTA-UAB, se documentaron más de mil 700 conflictos ambientales alrededor del planeta, entre los cuales destacan lamentablemente: la contaminación del delta del Níger por petróleo, los vertidos mineros tóxicos en la región de Samarco, Minas Gerais, en Brasil; los llamados “pueblos del cáncer” en China, la destrucción de sitios sagrados en Sudáfrica por las minas de carbón, entre otros tantos casos alarmantes.

Lamentablemente en México andamos en las mismas. Después de décadas de gobiernos neoliberales y de corrupción voraz, la naturaleza está seriamente amenazada por el saqueo y explotación a la vista de todos.

La contaminación atmosférica, la generación periódica de millones de toneladas de basura, el agotamiento de los mantos acuíferos, la deforestación, la contaminación de los suelos, ríos y lagos, así como la extinción de especies nos están llevando en México a una ruta suicida.

Suicida, porque parece que estamos convencidos de que una vez transite nuestra generación, entonces se acabará el mundo y por consecuencia, pareciera absurdo pensar en las siguientes generaciones.

Recapitulo en todo esto mientras escribo mi poema Todo es Prestado, composición en la cual remarco esta situación que pasa frente a nosotros, pero que nos agarra dormidos y por ello nada pasa.

Aquí te comparto unas líneas de dicho poema que puedes leer íntegro en bit.ly/2GqJWoA:

Todo es prestado:

los amaneceres y las uvas, las algas y los meteoritos, los ojos amielados y los fractales gélidos; tu corazón y la uña del meñique izquierdo, el botón del elevador y las células madre, el mar, las águilas reales y tu tesoro más preciado.

Todo es prestado, hasta el estuche de dos pies, esa envoltura que confundes con tu yo, disfraz que no resiste el paso del tiempo.

Después de escribir este poema me quedé con la claridad de que somos inconscientes debido a nuestra forma de percibirnos a nosotros mismos y a los demás.

Somos ajenos a nuestra realidad interna y a la interconexión que existe entre el ser humano y todo.

Si un elemento de la naturaleza es dañado, por ende, el ser humano se agrede a sí mismo, porque todo está finamente tejido y todos dependemos de todos.

En esta interdependencia no hay lugar lejano al cual no nos llegue de rebote cualquier daño o agresión a la madre naturaleza.

Desde hace algún tiempo se han emprendido campañas en todos lados para que cambiemos nuestros hábitos de consumo, pero no es suficiente.

Es indispensable sumarnos a favor del planeta, a favor de la vida y de la posibilidad de que las futuras generaciones puedan disfrutar de la Tierra.

Difundamos que nada nos pertenece, que todo nos fue prestado y hagámoslo sin temores.

Vale la pena darse cuenta, vale la pena intentarlo.
21 Febrero 2019 03:00:00
Recuerda: Nada nos pertenece, todo es prestado.
Es tan supina nuestra ignorancia que actuamos como si todo lo que nos rodea fuera de nosotros, de nadie más; de tal manera que ni por equivocación pensamos seriamente la cuestión de que nada nos pertenece y que todo es, en el mejor de los casos, prestado.

No es de ahora, desde hace ya algunos siglos, el ser humano ha enarbolado la bandera del desarrollo para arrasar con cuanto se cruce en su camino.

La naturaleza en su conjunto y la humanidad misma, viven en el día con día los embates de la voracidad sin límite de quienes quieren enriquecerse a toda costa.

En todas las latitudes se viven despojos para extraer minerales, arrasar con bosques o para acabar con las últimas especies de animales en peligro de extinción.

En el 2016 en el Atlas Global de Justicia Ambiental del ICTA-UAB, se documentaron más de 1700 conflictos ambientales alrededor del planeta, entre los cuales destacan lamentablemente: la contaminación del delta del Níger por petróleo, los vertidos mineros tóxicos en la región de Samarco, Minas Gerais, en Brasil; los llamados “pueblos del cáncer” en China, la destrucción de sitios sagrados en Sudáfrica por las minas de carbón, entre otros tantos casos alarmantes.

Lamentablemente en México andamos en las mismas. Después de décadas de gobiernos neoliberales y de corrupción voraz, la naturaleza está seriamente amenazada por el saqueo y explotación a la vista de todos.

La contaminación atmosférica, la generación periódica de millones de toneladas de basura, el agotamiento de los mantos acuíferos, la deforestación, la contaminación de los suelos, ríos y lagos, así como la extinción de especies nos están llevando en México a una ruta suicida.

Suicida, porque parece que estamos convencidos de que una vez transite nuestra generación, entonces se acabará el mundo y por consecuencia, pareciera absurdo pensar en las siguientes generaciones.

Recapitulo en todo esto mientras escribo mi poema Todo es prestado, composición en la cual remarco esta situación que pasa frente a nosotros, pero que nos agarra dormidos y por ello nada pasa.

Aquí te comparto unas líneas de dicho poema que puedes leer íntegro en bit.ly/2GqJWoA:

Todo es prestado:

los amaneceres y las uvas,

las algas y los meteoritos,

los ojos amielados y los fractales gélidos;

tu corazón y la uña del meñique izquierdo,

el botón del elevador y las células madre,

el mar, las águilas reales y tu tesoro más preciado.

Todo es prestado,

hasta el estuche de dos pies,

esa envoltura que confundes con tu yo,

disfraz que no resiste el paso del tiempo.

Después de escribir este poema me quedé con la claridad de que somos inconscientes debido a nuestra forma de percibirnos a nosotros mismos y a los demás.

Somos ajenos a nuestra realidad interna y a la interconexión que existe entre el ser humano y todo.

Si un elemento de la naturaleza es dañado, por ende, el ser humano se agrede a sí mismo, porque todo está finamente tejido y todos dependemos de todos.

En esta interdependencia no hay lugar lejano al cual no nos llegue de rebote cualquier daño o agresión a la madre naturaleza.

Desde hace algún tiempo se han emprendido campañas en todos lados para que cambiemos nuestros hábitos de consumo, pero no es suficiente.

Es indispensable sumarnos a favor del planeta, a favor de la vida y de la posibilidad de que las futuras generaciones puedan disfrutar de la Tierra.

Difundamos que nada nos pertenece, que todo nos fue prestado y hagámoslo sin temores.

Vale la pena darse cuenta, vale la pena intentarlo.

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente.
10 Febrero 2019 03:37:00
A 100 años de la muerte de Emiliano Zapata: Cabalga en mis letras
Para conmemorar que en este año se cumplen 100 años del cobarde asesinato de Emiliano Zapata, “El Caudillo del Sur”, organismos literarios de gran renombre como la Academia Nacional de Literatura han lanzado una convocatoria para la conformación y publicación de la antología Zapata Cabalga en mis Letras.

Por la relevancia histórica, por la importancia que ha conferido a esta fecha el Gobierno federal, por la oportunidad que representa para reflexionar en torno a una de las figuras más importantes de la historia en México y por la calidad literaria que se pretende, esta convocatoria no debe pasar desapercibida para los amantes de la historia y las letras de nuestro país.

Emiliano Zapata (1879–1919) es una de las figuras más representativas de la Revolución Mexicana que encarna mejor las demandas campesinas de nuestro país. ¡La tierra es de quien la trabaja!, el lema zapatista, es quizá una de las síntesis revolucionarias que ha logrado trascender hasta nuestros días.

En efecto, Zapata vive por la vigencia de sus demandas de justicia, por la necesidad de hacer visibles a los campesinos, un sector de la sociedad que sigue resistiendo los embates de los abusivos, de los poderosos y hoy día del paso rapaz neoliberal.

Es entendible que parezca fuera de tiempo reflexionar y escribir en torno a héroes patrios como Emiliano Zapata; es comprensible por el uso clientelar que han hecho de su figura; sin embargo, hacer un ejercicio honesto sirve para refrescar la mente de las nuevas generaciones y de la propia.

Este último propósito es el que busca la antología de 50 autores.

A continuación te comparto algunos de los puntos de la convocatoria de Zapata Cabalga en mis Letras que debes tomar en cuenta por si estás interesado en participar.

Este proyecto es organizado por la Academia Nacional de Literatura, perteneciente a la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística –fundada en 1833, la primera en América y la cuarta en el mundo–, la Academia Nacional de la Poesía, en coordinación con la Academia de Letras Juan Rueda Ortíz; el municipio de Villa de Ayala y la Secretaría de Turismo y Cultura del estado de Morelos.

La convocatoria está dirigida a escritores y poetas mexicanos y extranjeros, la cual contemplará cuento corto, ensayo, crónica y poesía. Todos los trabajos serán en torno a la vida y obra del general Emiliano Zapata Salazar.

La convocatoria se abrió del 15 de enero al 28 de febrero a las 00:00 horas del presente año.

Los cuentos, crónicas y ensayos (narrativa) no deberán ser mayores a 600 palabras, tratándose de la poesía no deberá rebasar 45 versos. Los trabajos deben enviarse al correo electrónico: .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo). La inscripción es de 300 pesos. Los 50 trabajos elegidos por el Comité de Selección conformarán la Antología.

El viernes 26 de abril del año en curso en la exhacienda de Chinameca, municipio de Villa de Ayala, Morelos, se efectuará el evento de presentación y entrega de reconocimientos a los participantes.

En caso de cualquier duda y para más información puedes contactar a los organizadores en los teléfonos y correos: 7771251345, 7774238104 o 017773811030. Los correos de contacto son: .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) y

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo).

Como ejercicio literario y de reflexión, vale la pena darse la oportunidad de participar en este importante evento.

¿Participas?

" Comentar Imprimir
columnistas