×
hace cerca de 2 días
[Estados]

Patrones dan a jornaleros misma agua sucia para beber que le dan a las vacas

Un hombre decidió sacar a la luz las condiciones en las que los hacen trabajar por un pago mínimo.

Imprimir
Patrones dan a jornaleros misma agua sucia para beber que le dan a las vacas
Foto: Especial
Escuchar Nota


Tamaulipas.- Trabajadores del campo en Altamira, Tamaulipas, denuncian que sus patrones les hacen tomar agua sucia cuando cosechan sus productos.

Los jornaleros de Ejido Las Lolas ubicado al norte de Altamira, expusieron en redes sociales las fotos del tipo de agua que tienen que beber en el transcurso del día para evitar la fatiga y rehidratarse.

Esta situación causó molestia entre los lectores quienes calificaron el hecho como un trato inhumano para las personas que buscan ganarse la vida en el campo y durante años se han dedicado a estas labores.



Uno de los afectados, cansado de este problema que se había mantenido por mucho tiempo en secreto, decidió sacar a la luz las condiciones en las que los hacen trabajar por un pago mínimo.

Los jornaleros refieren que tiempo atrás, los campos contrataban tanques de agua potable, que eran utilizados para consumo del personal, sin embargo, luego de la crisis presentada en los últimos años, llenan los recipientes con agua de las presas para darles de tomar.

Este mismo líquido es el que se utiliza para consumo de las reses en la ganadería y por eso los trabajadores del campo decidieron denunciar en espera de que las autoridades sanitarias intervengan.

En las fotos publicadas se observa un contenedor en color negro desde donde toman el agua que reparten a los empleados, así como una botella transparente que muestra el líquido en su interior con un color arenoso.

Hace unos días, se dio a conocer que la sequía y la crisis presentada por el coronavirus en los campos de Altamira provocó el desplome en los precios de sus productos, por tal motivo los productores no pueden pagar más de 1 o 1.50 pesos por kilo en la pisca de chile u otros alimentos.

Los agricultores aseguran que a ellos les pagan tres o cuatro pesos por kilo de producto, en consecuencia, no pueden pagar más a quienes les ayudan a recabar toda la siembra. Mientras tanto, los que se benefician son los que se dedican al coyotaje y venden lo mismo, pero más caro.

Información por Telediario


Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}